jueves, 18 abril 2024

GCO compra a Colonial un nuevo edificio de 20.275 m2 para albergar a sus empleados de Madrid

• El inmueble, que está previsto que concentre a todos los trabajadores del Grupo de la capital, cuenta con la certificación energética LEED Platinum, que garantiza el cumplimiento con los estándares de sostenibilidad más exigentes.

• El edificio se encuentra colindante al campus de oficinas y vivienda Madnum de Colonial y juntos configuran un nuevo proyecto de éxito de transformación urbana y de generación de valor inmobiliario para la ciudad de Madrid.

GCO ha cerrado con Colonial la compraventa y entrega de un edificio de nueva construcción en Madrid, que albergará las oficinas del Grupo en la capital española. Colonial ha construido para GCO un edificio en el que aplica toda su experiencia en el desarrollo de oficinas prime. Incorpora los máximos estándares en materia medioambiental, de innovación y servicios de la máxima calidad para la mejora de la experiencia laboral, en línea con los compromisos de sostenibilidad de GCO. Ubicado en la calle Méndez Álvaro 31, el edificio ha recibido la prestigiosa certificación LEED Platinum, el nivel más alto de reconocimiento otorgado por el U.S. Green Building Council (USGBC) a los edificios que cumplen con los estándares más exigentes de sostenibilidad y eficiencia energética.

Las nuevas oficinas de GCO están compuestas por dos cuerpos arquitectónicos que suman un total de 18 plantas de altura, 20.275m2 construidos sobre rasante, y tienen una capacidad máxima de en torno a 1.100 personas. El primer cuerpo está formado por una planta baja y las tres primeras plantas, donde se ubicarán los servicios que se prestarán tanto a los empleados como a los usuarios del edificio. Esta zona contará con una oficina de atención para clientes y equipos comerciales; así como con una cafetería, un restaurante, una zona de bienestar y un gimnasio para uso exclusivo de los empleados de GCO.

El segundo cuerpo, formado por las siguientes 15 plantas, está íntegramente destinado a ubicar las oficinas del Grupo, que dispondrán de diferentes espacios que los empleados podrán utilizar según sus necesidades. En este sentido, en una de esas plantas se ubicarán tres salas con tamaños diferentes para celebrar reuniones, incluyendo un espacio diseñado para la formación y la innovación, y una sala de conferencias para un máximo de 196 personas.

Finalmente, el edificio contará con 4 plantas a nivel de sótano donde se situarán más de 200 plazas de aparcamiento de vehículos y, en el exterior, plazas para bicicletas y patinetes bajo cubierto.

Certificación energética LEED Platinum

Las nuevas oficinas de GCO en Madrid, desarrolladas por Colonial con el estudio de arquitectura Estudio Lamela, destacan por su compromiso con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, que las han hecho valedoras de la certificación internacional LEED Platinum, que evalúa el diseño, la construcción y el funcionamiento operativo de los edificios sostenibles. Colonial ha incorporado todo su know-how en el desarrollo de oficinas premium y cuenta con las últimas innovaciones tecnológicas en eficiencia energética y domótica, placas fotovoltaicas destinadas al autoconsumo con una potencia de 32Kwp y un sistema de producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS) mediante captadores solares que permite abastecer todo el edificio de agua caliente.

Asimismo, desde GCO también se quiere fomentar la movilidad sostenible entre sus empleados y clientes con la inclusión de 20 plazas de aparcamiento para la recarga de vehículos eléctricos, así como plazas para aquellos que vayan en bicicleta o patinete eléctrico.

Méndez Álvaro, una zona en plena expansión

El nuevo edificio de GCO concentrará los equipos de negocio tradicional (Occident) y de negocio de crédito (Atradius Crédito y Caución) en la capital, actualmente distribuidos en distintas ubicaciones de Madrid. Como consecuencia, tras la puesta a punto del inmueble y el traslado progresivo del personal, GCO liberará tres edificios en el centro de Madrid, un hecho que permitirá a GCO incrementar la rentabilidad de sus inversiones inmobiliarias.
En palabras de Hugo Serra, consejero delegado de GCO, “unificar a todos los trabajadores del Grupo en Madrid en un solo edificio nos permitirá implantar un nuevo entorno de trabajo flexible y eficiente”. En este sentido, también ha querido destacar el papel del edificio en materia de sostenibilidad, al afirmar que “en GCO estamos plenamente comprometidos con la sostenibilidad, lo que también se traslada a nuestros activos inmobiliarios”.

El nuevo edificio de GCO se sitúa en la zona de Méndez Álvaro, un área de gran crecimiento y dinamismo en Madrid, que combina la parte residencial con la de oficinas. Además, se encuentra cercana a la estación de Atocha y está totalmente enlazada a la red de transporte público de Madrid, al contar con varias líneas de tren, autobús y accesos rápidos desde la M-30. Durante los últimos años, la zona se ha convertido en un nuevo centro neurálgico de gran crecimiento económico de la capital, en el que ya se han establecido importantes multinacionales a las que ahora se suma GCO.
Otro gran proyecto de Colonial en Méndez Álvaro

Actualmente, Colonial lidera el desarrollo de edificios de oficinas sostenibles en Europa con más de un 95% de su porfolio de oficinas certificado medioambientalmente.
La movilidad sostenible también se ve reforzada por la ubicación del edificio, situado en la nueva zona CBD sur de Madrid. Las nuevas oficinas de GCO se encuentran anexas al proyecto de Colonial Madnum, el primer campus de oficina y vivienda de Madrid. Juntos componen una nueva aportación de la cotizada española a la generación de tejido urbano. Un modelo que prima el desarrollo de oficinas en centro urbano conectadas a la red de transporte público para contribuir a la movilidad sostenible de ciudadanos y empleados, además de dinamizar y enriquecer la vida y servicios de la zona.

“Con la entrega y venta del nuevo edifico de GCO en Madrid completamos un macroproyecto, que también integra el Campus Madnum, de gran éxito para Colonial”, explica el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas. “Ambas construcciones configuran el mayor proyecto con usos mixtos de generación de valor inmobiliario y para la ciudad de Madrid de los últimos años”, añade Viñolas.

Colonial adquirió los terrenos de Méndez Álvaro en el año 2018. El suelo adquirido, el mayor urbanizable dentro de la M-30 se convirtió en un doble proyecto. Por un lado, Colonial cerró un acuerdo con GCO para la construcción llaves en mano del complejo de oficinas que ahora se ha vendido, y por otro planteó y desarrolló Madnum, un proyecto pionero en el mercado español que bajo el concepto de Campus Urbano que reúne oficinas y residencial en alquiler.

Madnum, compuesto por 56.000 m2 de oficinas, 30.000 m2 de oferta residencial y 5.000 m2 de locales para el comercio y la restauración, además de integrar 6.400 m2 de zonas verdes, abiertos a la ciudad de Madrid, se integra en el entorno y proyecta un urbanismo enfocado a la ciudadanía que fomenta espacios renovados para vivir y trabajar. Las 374 viviendas que componen la parte residencial del complejo se han vendido recientemente a Palatino Residencial.

- Advertisement -

CBRE ha asesorado a Catalana Occidente.

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS