domingo, 4 diciembre 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Los objetivos de cero emisiones netas mediante la descarbonización de los edificios

Existe una oportunidad para lograr los objetivos de descarbonización de la ciudad con una mayor coherencia de las normas, las políticas y la comunicación de las emisiones de los edificios

Los ayuntamientos están estableciendo ambiciosos objetivos de sostenibilidad, a menudo muy superiores a los objetivos nacionales; sin embargo, los planes para abordar las emisiones de carbono de los edificios a menudo no reciben suficiente atención. Para llevar a cabo un plan de descarbonización integral y eficaz de los edificios, es fundamental la colaboración con propietarios, inversores, promotores y ocupantes.

En un estudio de 32 centros urbanos mundiales, La descarbonización de las ciudades y los activos inmobiliarios, el análisis de JLL reveló que la contribución del sector inmobiliario a las emisiones equivale a una media del 60%, o incluso más, en los mayores centros de negocios del mundo: hasta un 78% en Londres, un 73% en Tokio, un 71% en Washington DC, un 70% en París y un 66% en Nueva York.

Sin embargo, el estudio concluye que existe una brecha significativa entre las políticas promulgadas en los ayuntamientos, el impacto del sector inmobiliario y la ciencia del clima que indica la necesidad de alcanzar el pico de emisiones para limitar el calentamiento global. El análisis identificó que las ciudades con más éxito para avanzar en la descarbonización serán aquellas que equilibren la normativa, los incentivos, la innovación y los aceleradores.

Las asociaciones entre el sector privado y las administraciones locales son fundamentales para impulsar un progreso tangible en la descarbonización de la economía, especialmente en el norte del planeta, donde se requiere un gran acondicionamiento de los edificios existentes”, comentó Guy Grainger, responsable mundial de Sustainability Services y ESG en JLL. “Si esto no sucede, cabe esperar que las administraciones locales promulguen gran cantidad de legislación y sanciones sobre las normas de construcción: habrá ganadores y perdedores en la carrera de las ciudades hacia la neutralidad de carbono”.

Varias ciudades fueron señaladas por sus enfoques innovadores para reducir las emisiones de los edificios, como la ciudad de Nueva York, con una serie de leyes locales que se encuentran entre las más estrictas del mundo; Singapur y Vancouver, que han establecido enfoques integrales para hacer más ecológicos sus edificios; París y Ámsterdam, a la vanguardia en la consideración del carbono incorporado; Londres y Los Ángeles, que están marcando el ritmo de la biodiversidad; y Tokio con su programa Tokyo Cap-and Trade, que incentiva a los propietarios de edificios a reducir las emisiones.

En España, Madrid y Barcelona son consideradas ciudades progresistas en cuestión climática ya que están tomando medidas para la descarbonización de los edificios y la neutralidad del carbono. Los objetivos de energía limpia de ambas ciudades son tener un 100% de energía renovable para 2050 (objetivo nacional del 74% de energía renovable para 2030). Ambas cuentan con incentivos y aceleradoras para ayudar a reducir las barreras existentes para adoptar medidas. Así, en Madrid, el Plan de Incentivos recompensa las fachadas y cubiertas verdes y elementos sostenibles y energéticamente eficientes. Cuanto mayor sea la superficie “verde”, mayor será el factor verde que se aplicará, lo que optimizará el espacio disponible en la parcela. En Barcelona, el Mecanismo Energético Sostenible de Barcelona (MES Barcelona) está destinado a fomentar la inversión en paneles solares y la renovación de energía en la ciudad. Por su parte, el plan Barcelona + Sostenible busca impulsar proyectos que aborden el reto de la emergencia climática y propongan soluciones para alcanzar los objetivos marcados en el Plan de Acción de Emergencia Climática.

El informe destaca el 22@ de Barcelona, que comprende más de la mitad (55%) del parque de oficinas de grado A de la Ciudad Condal, liderando el ranking europeo por número de nuevos proyectos con certificaciones sostenibles LEED y BREEAM. De ellos, 7 de cada 10 se ubicarán en el 22@.

De la capital destaca Madrid Nuevo Norte, uno de los proyectos de regeneración más grandes y ambiciosos de Europa, que toma la Agenda 2030 de la ONU como una guía para llevar adelante todas sus acciones de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Mayor responsabilidad del sector privado en la acción climática

Sin embargo, el informe advierte que, en conjunto y a escala mundial, la política va a la zaga de la ciencia hoy en día y esto hace que el sector privado tenga una mayor responsabilidad en la acción climática. No se aconseja esperar a la normativa para actuar, y los que actúen ahora tendrán activos más resistentes e incluso una ventaja competitiva.

Una de las mayores lagunas en la consecución de los objetivos de cero emisiones netas es conseguir que las redes energéticas sean más ecológicas, un reto sobre el que las empresas no tienen control directo y que a menudo requiere una mayor colaboración a escala nacional o de varias ciudades. Para hacer frente a este reto tan amplio y urgente, las ciudades tendrán que colaborar con las administraciones locales, estatales y nacionales vecinas para desarrollar infraestructuras de energía renovable y almacenamiento a gran escala.

El análisis también identificó el papel fundamental que desempeñan los programas de intercambio de conocimientos y de aceleración para facilitar el reacondicionamiento de los edificios existentes, especialmente para los pequeños propietarios y ocupantes. En las ciudades desarrolladas, el 80% del parque de edificios que existirá en 2050 ya está construido. Para cumplir los objetivos de 2050, las tasas de acondicionamiento tendrán que superar el 3% anual —actualmente se sitúan en el 1-2%—, por lo que el intercambio de conocimientos sobre prácticas sostenibles entre administraciones y entidades grandes y pequeñas es fundamental para mantener el ritmo.

Este informe puso de manifiesto la gran variedad de normativas y estructuras de información que están poniendo en marcha las administraciones, así como las diferentes métricas y definiciones que se están adoptando. Hará falta colaboración transfronteriza, especialmente para ayudar a mitigar los impactos más severos del cambio climático en el planeta, y en particular en las ciudades más vulnerables del sur.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Cómo adaptar la vivienda a las necesidades de una persona con problemas de movilidad

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el...

Descubre los adornos que no pueden faltar este año por Navidad en casa

Guirnaldas de diferentes tamaños y la decoración minimalista serán los protagonistas...

Informe sobre tendencias en vivienda en Europa 2022 elaborado por Remax Europa

REMAX Europa presenta el primer reporte sobre tendencias en vivienda en...