jueves, 18 abril 2024

Los expertos anticipan un incremento en los precios de los alquileres de las viviendas del 6% a nivel nacional

El sector inmobiliario español se enfrenta a un 2024 marcado por el optimismo y desafíos importantes, según revela la XVIII edición del Barómetro Inmobiliario, un estudio colaborativo entre UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios) y SIRA (Sociedad Internacional de Asesoramiento y Recuperación). Los expertos anticipan un incremento en los precios de los alquileres del 6% a nivel nacional, a pesar de una previsible reducción del 3,1% en el volumen de operaciones de alquiler, exacerbada por una oferta insuficiente. Este aumento en los alquileres refleja una presión continua sobre el mercado habitacional, especialmente en comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia, que se espera experimenten los mayores incrementos.

El análisis del cuarto trimestre de 2023 y las proyecciones para el año en curso revelan un panorama de estabilidad con matices de crecimiento potencial en el mercado de compraventa. Aunque el volumen de transacciones se mantendrá en niveles similares a los de 2023, se espera que una posible disminución de los tipos de interés y las ayudas dirigidas a la población joven dinamicen el sector a medida que avance el año. Baleares, Cataluña y Cantabria liderarán el crecimiento en compraventas, mientras que Extremadura, Asturias y la Región de Murcia afrontarán los mayores retos con pronósticos de decrecimiento.

Los profesionales inmobiliarios consultados para el estudio mantienen un optimismo cauteloso, valorando la situación actual del mercado con un 6,9 sobre 10, una mejora significativa en comparación con la edición anterior del barómetro. Este optimismo se ve reflejado en las expectativas de estabilidad o crecimiento tanto en el volumen de vendedores como de compradores para los próximos meses, indicando una percepción positiva sobre la recuperación del mercado inmobiliario.

- Advertisement -

Sin embargo, el informe también señala preocupaciones clave, como el impacto de las medidas intervencionistas del gobierno, como los avales ICO para jóvenes compradores y las regulaciones sobre el precio del alquiler. Los expertos advierten que estas políticas, aunque bienintencionadas, podrían tener efectos contraproducentes, como reducir la oferta de viviendas en alquiler y deteriorar el parque inmobiliario privado.

El Barómetro Inmobiliario destaca la importancia de aprovechar los fondos europeos Next Generation para fomentar la inversión y la mejora del sector inmobiliario. Se enfatiza la necesidad de políticas fiscales que incentiven la inversión privada y contribuyan a la modernización y expansión del parque residencial español, superando así los desafíos regulatorios y fiscales que ha enfrentado el sector en los últimos años.

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS