jueves, 9 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Madrid limitará la competencia de Vivienda a una única Administración a partir de 2013

Madrid. La reunión celebrada entre la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tenía muchas horas de trabajo detrás y un objetivo común: prestar a los ciudadanos mejores servicios públicos sin duplicidades. Así lo ha contado la alcaldesa después de firmar con Aguirre un protocolo para la reordenación de competencias y servicios duplicados. En una segunda fase, a partir de 2013, el plan supondrá la supresión de duplicidades en ámbito de centros de día para mayores, bibliotecas, ayuda a domicilio, asistencia sanitaria, asistencia sanitaria de urgencia, escuelas infantiles, instalaciones deportivas, vivienda y empleo.

“Los ciudadanos nos demandan servicios de calidad, una asignación clara de responsabilidades, y que tengamos prioridades de gasto razonables. No que dupliquemos o tripliquemos el mismo servicio desde las distintas administraciones públicas, multiplicando su coste sin mejora alguna”, ha dicho Botella.

La creciente demanda de los ciudadanos ha llevado a los ayuntamientos, en las últimas décadas, a ampliar sus servicios en ámbitos concretos: familia, protección de menores, juventud, cultura, vivienda, formación continua, servicios sociales, protección de la salud y protección de consumidores y usuarios.

En ciertos casos, como los relativos a medio ambiente, seguridad o cultura, la actuación simultánea de varias administraciones es beneficiosa. En otros deviene en una duplicidad que supone que distintas administraciones prestan el mismo servicio a idénticos destinatarios en el mismo territorio. Eso supone un gasto añadido y puede suponer un descuido o una demora en la atención de las necesidades básicas. De ahí la conveniencia de solventarlo que ha llevado a Comunidad y Ayuntamiento a la firma del protocolo.

“Con el Protocolo vamos a mejorar la gestión de los servicios públicos mediante su atribución a una sola Administración. No habrá solapamientos; no habrá divergencia de requisitos para el acceso a un mismo servicio, y suprimiremos los supuestos de doble cobertura. Y todo ello sin reducir la calidad o la extensión de los servicios que ofrecemos a los ciudadanos”, apuntó la alcadesa.

Desde julio de 2011, las administraciones regional y local trabajan para conocer cuáles son los ámbitos en que existen duplicidades y cómo deben corregirse. En el mes de mayo último se aprobó en la Asamblea un dictamen de la Comisión de Duplicidades de la Asamblea de Madrid, a los que se añadieron trabajos de carácter técnico desarrollados en oficinas de las dos administraciones. El protocolo redactado, a resultas de estos trabajos, señala como objetivo eliminar duplicidades, mejorar la eficiencia, reducir el coste de los servicios mejorando la calidad de estos, simplificar trámites administrativos y conseguir una coordinación y cooperación mayor entre las administraciones.

En una primera fase, que se desarrollará hasta enero de 2013, la Comunidad transferirá al Ayuntamiento 17 centros de mayores, un centro cultural, dos instalaciones deportivas y tres albergues juveniles. Por su parte, el Ayuntamiento transferirá a la Comunidad 3 centros residenciales para personas mayores, 7 centros de atención a drogodependencias, 2 centros de atención a la discapacidad, 7 bibliometros y el servicio de atención telefónica de urgencia 112. Los traspasos incluyen recursos materiales y humanos vinculados a cada función. No incluyen dotaciones presupuestarias.

“Según datos provisionales que manejamos, la cuantificación económica de los servicios transferidos en esta primera fase es de 31,5 millones en el caso de los que el Ayuntamiento entrega a la Comunidad, y de 11 millones en el caso de los que la Comunidad transfiere”, ha dicho Botella.

La firma de este acuerdo supone un paso decisivo para abordar la eliminación de duplicidades entre la Comunidad de Madrid y la Ciudad de Madrid. El motor que nos mueve es ofrecer servicios de calidad a los ciudadanos con el menor coste posible. El principio que nos anima es el de “una Administración, una competencia”, con una asignación clara de responsabilidades. Y el compromiso que nos obliga es cumplir con la austeridad que exigen los tiempos de crisis aplicando con sensatez las prioridades de gasto.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS