jueves, 30 mayo 2024
InicioConstrucción y ServiciosMedio AmbienteRenovar los arrendamientos verdes...

Renovar los arrendamientos verdes es fundamental para impulsar la descarbonización

La colaboración entre propietarios e inquilinos es esencial para alcanzar los objetivos de sostenibilidad

En un momento que los ocupantes de inmuebles se enfrentan a una presión cada vez mayor para reducir su huella de carbono y los inversores incrementan la sostenibilidad de sus carteras, los contratos de alquiler verdes pueden resultar beneficiosos tanto para inversores como inquilinos, al tiempo que ayudarían a descarbonizar el sector inmobiliario. El nuevo informe de JLL (NYSE: JLL), ‘Green Leasing 2.0.Creación de un vínculo entre propietarios e inquilinos para crear valor ESG común’ desgrana las cuestiones que inquilinos y propietarios de edificios deben integrar en todas las fases de su relación para incorporar la sostenibilidad.

El mercado estadounidense podría conseguir un ahorro anual de 3.300 millones de dólares si cada edificio de oficinas arrendado implementase contratos de alquiler verdes, según los cálculos del Institute for Market Transformation (IMT). Por otra parte, de acuerdo con datos de JLL, contratos de arrendamiento que afectan a una superficie de 111 millones de m2 en el segmento oficinas y 232 millones de m2 de espacio industrial vencerán antes de 2030 en Estados Unidos, por lo que será cada vez más relevante hacer hincapié en la colaboración y la comunicación.

- Advertisement -

El estudio de JLL ‘Descarbonizando el entorno construido’ también revela que el 42% de los inversores y el 34% de los ocupantes ya aplican cláusulas relacionadas con aspectos de sostenibilidad en sus contratos de arrendamiento actuales y que la implementación se duplicará: el 37% de los inversores y el 40% de los inquilinos tienen previsto incluir cláusulas verdes de aquí a 2025.

Integrar una visión más amplia de la descarbonización a lo largo de todo el ciclo de vida del arrendamiento de un edificio contribuirá a que tanto ocupantes como propietarios avancen en el cumplimiento de sus objetivos de sostenibilidad.

«En medio de la actual crisis energética y ante la mayor presión para cumplir los objetivos de sostenibilidad, resulta fundamental la colaboración entre el propietario y el ocupante a nivel de activos para incorporar soluciones de eficiencia energética. Los contratos de arrendamiento existentes, tanto ecológicos como no ecológicos, no lo permiten y se necesita un nuevo modelo con una mayor transparencia e intercambio de datos», señaló Guy Grainger, responsable mundial de Servicios de Sostenibilidad y ESG en JLL. «Los alquileres verdes 2.0 mejorarán la eficiencia operativa y los menores costes convertirán en realidad el valor mutuo que aportarán para todas las partes interesadas unos edificios más ecológicos», añadió.

Cuando tan sólo quedan siete años para reducir a la mitad las emisiones en el entorno construido y cumplir el escenario del Acuerdo de París, los líderes del sector inmobiliario deben hacer esfuerzos en los siguientes puntos:

  1. Educación: los contratos de arrendamiento son acuerdos jurídicos complejos y algunas personas se mostrarán reacias a aceptar determinadas condiciones sin una comprensión y una recompensa claras. Compartir información y mantener la comunicación durante el periodo de arrendamiento puede ayudar a salvar la brecha entre propietarios y ocupantes de edificios para garantizar la comprensión de los términos del contrato y reducir las posibles emisiones y los costes y las multas asociados.
  • Compromiso: se requiere un compromiso continuo y una colaboración armonizada entre propietarios y ocupantes durante toda la duración del contrato de arrendamiento. Las cláusulas que formalizan puntos de contacto regulares, como los anuales, suelen ser las más útiles y eficaces, pero el compromiso debe seguir siendo flexible.
  • Equidad compartida: los arrendamientos verdes deben ser modalidades equitativas de contrato, que incluyan cláusulas de cooperación y reparto de costes entre propietarios y ocupantes. La transparencia y el intercambio de datos acerca de la producción de energía, agua y residuos también favorecen esta práctica y son una buena forma de generar confianza. Medir y compartir datos es un primer paso fundamental para integrarlos en los arrendamientos ecológicos, que son más habituales en países como Canadá, Francia y los Países Bajos, mientras que en Estados Unidos y el Reino Unido sigue habiendo ciertas reticencias. Gracias a estos datos, propietarios y ocupantes pueden fijar objetivos cuantificables y mantener los contratos de arrendamiento verdes centrados en resultados que sean positivos para el clima. Priorizando la equidad, ambas partes se benefician mutuamente desde el punto de vista económico y sostenible, lo que permite mejores soluciones de descarbonización, condiciones de arrendamiento más favorables y asociaciones más sólidas.
- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

El euríbor se modera y da un respiro a los hipotecados

Lento, pero seguro, el euríbor mantiene su tendencia a la baja....

5 consejos para crear un hogar mucho más sostenible

La reducción de residuos, el ahorro energético, la optimización de la...

El precio del alquiler de habitaciones sube un 13% en 2024

• Es una de las vías de los jóvenes para independizarse...

El SIL 2024 presentará 176 novedades en exclusiva mundial

· El sector que mueve el mundo se cita, un año...

27 proyectos finalistas a los Premios Arquitectura 2024

• Las propuestas, elegidas por el Jurado entre las 185 seleccionadas...

Planes de negocio de Neolith para la segunda mitad de año

• Los planes de la compañía para los próximos meses abarcan...

OAXIS GLP Park Madrid Villaverde inicia su primer edificio

Tras obtener la licencia de construcción, OAXIS GLP Park Madrid Villaverde...