Tuesday, 5 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

El nuevo Plan estatal de Vivienda puede crear 5.500 empleos en Valencia en tres años

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, ha destacado que "la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas pueden movilizar casi 200 millones de euros y generar alrededor de 5.500 puestos de trabajo en tres años en nuestra Comunitat".

Bonig ha presentado el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas 2014-2016, que articula una inversión de 318 millones de euros en la Comunidad Valenciana para fomentar el alquiler, la rehabilitación y la regeneración urbana. De esta cantidad, el Ministerio aportará 290,5 millones de euros y la Generalitat deberá contribuir con 27.536.472 euros.

Para Bonig, este nuevo Plan de Vivienda es mucho más operativo, más fácil de gestionar y se centra en la incentivación fiscal. Además, ha destacado "la aportación de la Comunitat se destinará a rehabilitar el parque público de viviendas de la Generalitat, es decir un patrimonio de todos al servicio de los más necesitados".

Así, se destinarán 19,1 millones de euros a la rehabilitación de las viviendas sociales del Grupo José Antonio en Alicante y está previsto también la regeneración del barrio de San Antón de Elche, además de intervenir en el resto del parque público de vivienda.

Según ha añadido la consellera, estas medidas se complementan con las anunciadas por el Consell para promover el sector de la construcción a través de la rehabilitación, "desde la Generalitat se ha incrementado deducciones en el tramo autonómico del IRPF del 10% al 25% por obras de mejora en la vivienda habitual o en el edificio. Esto supondrá, un ahorro para los contribuyentes de entre 1.100.000 y 2.012.000 de euros en 2015, y puede haber entre 2.000 y 3.500 beneficiarios con un ahorro medio por familia de 575 €".

"Las medias fiscales adoptadas por la Generalitat – ha continuado Bonig- serán un incentivo a este tipo de actividad, cuyos beneficios, mejoran la calidad de vida, crean empleo e impulsan la actividad de las empresas valencianas del sector".

A estas medidas se añaden ayudas para la eficiencia y el ahorro que representan un descuento directo de 250 euros por sustituir las calderas por otras de alta eficiencia energética, y un descuento directo de 90/m2 para la renovación de las ventanas por otras con mejor aislamiento térmico. Asimismo, ha continuado Bonig, leyes como la LOTUP dan prioridad a la ciudad construida, y a las actuaciones de rehabilitación, regeneración y renovación de los tejidos urbanos existentes.

Asimismo, Bonig ha añadido que la rehabilitación contribuye a la generación de actividad y constituye un motor de empleo en el actual marco económico y "estas medidas servirán también para aflorar la economía sumergida".

Uno de los objetivos del Plan de Vivienda es facilitar el acceso a la vivienda a los sectores de población con menos recursos al apoyar el alquiler como vía idónea. Esta medida tiene un importe de 54,3 millones de euros, de los que un 32% se destina al fomento de parque público de vivienda en alquiler y que permitirá mejorar el parque público y dar un impulso al programa de la Generalitat de alquiler social para rentas inferiores o de especial vulnerabilidad.

El 13% restante se destinan a ayuda al alquiler de vivienda. Esta prevista una subvención de hasta el 40% del importe del alquiler, que debe ser igual o inferior a 600 euros, y un límite de 2.400 euros anuales por vivienda. Se prevé que podrán acogerse a estas ayudas más de 12.000 familias.

El Plan también fomenta la rehabilitación de edificios y la regeneración y renovación urbanas para mejorar la calidad de la vivienda y contribuye a mejorar la eficiencia energética. Incluye una inversión total de 65 millones de euros.

Para estas subvenciones, los inmuebles deberán tener una antigüedad anterior a 1981 y ser el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios. Las ayudas serán de hasta 4.000 euros por vivienda para conservación; hasta 2.000 euros por vivienda para mejora de la eficiencia energética; hasta 5.000 euros si se reduce en un 50% la demanda energética del edificio, y hasta 4.000 euros por vivienda para mejora de accesibilidad.

Igualmente se incluyen ayudas para la actuación integral sobre edificios, espacios públicos, y sobre determinados ámbitos urbanos, con problemática grave tanto urbanística, como constructiva. La subvención puede alcanzar hasta el 35 % del coste, hasta 11.000 euros por vivienda rehabilitada, hasta 30.000 euros por vivienda construida en sustitución de otra demolida, y hasta 2.000 euros por vivienda para la obra de urbanización.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad