domingo, 14 abril 2024
InicioConstrucción y ServiciosUrbanismoLos aparcamientos de rotación...

Los aparcamientos de rotación de Barcelona podrán acoger actividades logísticas o de servicios

El Plenario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde a este instrumento de planeamiento cuyo objetivo es permitir que los aparcamientos se complementen también con espacios logísticos y de prestación de servicios que contribuyan a liberar espacio público

La regulación del nuevo plan especial urbanístico permite que los aparcamientos de titularidad pública o privada puedan incluir estaciones de reparto, centros de distribución urbana de mercancías y consignas, además de ordenar otros servicios

Hasta ahora, algunos aparcamientos públicos ya habían realizado pruebas piloto de este tipo de actividades complementarias, pero el Gobierno municipal quiere consolidar la experiencia e implantarla definitivamente en toda la ciudad

- Advertisement -

El Plenario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona ha realizado la aprobación definitiva del “Plan especial urbanístico de nuevas actividades en los aparcamientos de la ciudad de Barcelona” con los votos a favor del Gobierno Municipal y de los grupos municipales de Junts per Catalunya -Elegis por Barcelona, ​​Barcelona en Comú, ERC y del PP; y la abstención de VOX. El nuevo plan permitirá que los aparcamientos de rotación de la ciudad puedan complementarse con espacios de logística que permitan mejorar y optimizar la gestión de la distribución urbana de mercancías de Barcelona.

El objetivo del plan es posibilitar que en aquellos estacionamientos de rotación donde hasta ahora sólo se hacía un uso de aparcamiento también se puedan incluir otras actividades complementarias al estacionamiento, principalmente relacionadas con la distribución urbana de mercancías, para liberar el espacio público de estas actividades y destinarlo a propuestas de mayor valor social. El plan pretende avanzar hacia aparcamientos que se conviertan en espacios de prestación de servicios, más allá de su utilización actual como contenedores de vehículos.

En este sentido, el nuevo texto aprobado hoy permitirá que en los aparcamientos (de titularidad pública o privada) con suficientes plazas de rotación se puedan consolidar actividades complementarias que, a todos los efectos, incluyen: la carga y la descarga, el reparto de mercancías y las actividades relacionadas con la recogida de pequeña paquetería y la compra de pequeños productos. Aparte, la normativa también ordena el espacio destinado a los cajeros automáticos y las máquinas de vending ; y la colocación de determinadas instalaciones de los servicios públicos de la ciudad (armarietes de servicios).

El plan ha contado con su correspondiente período de exposición pública durante el cual se han recibido un total de seis alegaciones. Cinco de estas alegaciones se han estimado parcialmente y una de ellas ha sido desestimada. Respecto al plan inicial, principalmente se han llevado a cabo ajustes técnicos en el redactado, con el objetivo de flexibilizar los requisitos que se piden para incluir este tipo de actividades. También se ha concretado y aclarado la interpretación de distintos aspectos de la norma.

Almacenamiento y distribución urbana de mercancías

La principal actividad que permite regular el nuevo plan es la instalación y/o consolidación de iniciativas destinadas a mejorar la distribución urbana de las mercancías a través de estaciones de reparto, centros de distribución urbana de mercancías (CDUM’s), consignas intel inteligentes y consignas refrigeradas. Actualmente algunos aparcamientos públicos de la ciudad ya están acogiendo experiencias de este tipo como prueba piloto, pero el nuevo plan regula y autoriza esta actividad en el conjunto de Barcelona para fomentar su extensión.

Estación de reparto o unidad CDUM: es un elemento de soporte a la distribución que tiene como destino final el consumidor ( modelo B2C: Business to Consumer ) y que consiste en un pequeño espacio cerrado para el almacenamiento de corta duración de pequeñas mercancías que se entregan de forma sostenible durante el día. Este espacio funciona como una micro‐plataforma de distribución de mercancías, como mini‐muelle de carga y descarga, al que llegan los camiones y furgonetas y descargan los paquetes normalmente durante la noche, ya partir de este punto, mediante otros vehículos más pequeños y más sostenibles, se efectúa el reparto de las mercancías al consumidor final.
Consignes inteligentes ( lockers ): son instalaciones modulares de taquillas de pequeñas dimensiones, que permiten la recogida y entrega de mercancías que no necesitan condiciones especiales de conservación, con el límite de dimensión acondicionado por el tamaño de las taquillas.

Consignas refrigeradas ( cool lockers ): son Instalaciones modulares de taquillas de pequeñas dimensiones, automatizados, normalmente al servicio de establecimientos situados en el mismo emplazamiento o muy próximos, con regulación de temperatura para la recogida y entrega principalmente de alimentos refrigerados y congelados, con el límite de dimensión condicionado por el tamaño de las mismas taquillas.

La regulación y, consecuentemente, la extensión de este tipo de iniciativas posibilita una menor ocupación de la vía pública, dado que en un solo paro en una consigna se entregan diferentes paquetes que habrían supuesto diferentes paros en el espacio público; al mismo tiempo, también se alcanza una mayor eficiencia reduciendo kilómetros recorridos y, por tanto, disminuyendo la contaminación y el ruido. Aparte, se eliminan los retornos en vacío, ya que los paquetes se depositan en un espacio que el cliente irá a buscar y, en caso de que esto no se produzca, se devolverán en otra entrega, aprovechando el viaje. Este tipo de actividad también posibilita el reparto en horas valle o de noche porque al producirse dentro de un aparcamiento no existen problemas de ruido, reduciendo también la congestión vial.

Otros servicios en los aparcamientos de la ciudad

A nivel de servicios a los usuarios, el plan regula la inclusión de cajeros automáticos de dispensación de efectivo o máquinas expendedoras (máquinas de vending ) en el interior de los aparcamientos, que puedan ofrecer al usuario bebidas, sólidos alimenticios u otros consumibles como los de telefonía o reparación y puesta a punto de vehículos.

Y finalmente, el plan también prevé que dentro de los aparcamientos se puedan incluir elementos relacionados con las instalaciones de servicios que habitualmente se sitúan en la vía pública, como por ejemplo los “armarios” de instalaciones, los “ armarios” de servicios u otros elementos análogos. Esta posibilidad abre la puerta a retirar estos elementos de la vía pública que pasa a quedar libre de ese tipo de obstáculos.

Criterios para la implantación de las actividades

El plan será de aplicación a todos los aparcamientos de rotación y de uso público, tanto de titularidad pública como privada. Incluye aquellos ubicados en el subsuelo del espacio público (calle, espacios libres, mercados), y en el subsuelo de edificios privados, independientemente del uso de la planta baja, siempre que puedan garantizar un mínimo de 40 plazas de rotación una vez instaladas las nuevas actividades y servicios.

Se prevé que las nuevas actividades reguladas se puedan implantar o sustituyendo plazas de estacionamiento o bien situándose en otros lugares adecuados. Las nuevas actividades que se implanten podrán ocupar hasta 10 plazas de estacionamiento en cada aparcamiento o espacio equivalente. Hay que tener en cuenta que hasta ahora todos los proyectos piloto de distribución urbana de mercancías que se han realizado se han tenido que ubicar en espacios complementarios y no en plazas específicas de estacionamiento.

Según el texto, la realización de las funciones propias necesarias para las nuevas actividades (circulación, parada, apertura de puertas, carga y descarga, almacenamiento, recogida…) deberá realizarse sin interferir con el funcionamiento normal del aparcamiento y todas las actividades tendrán que ser accesibles.

El plan contempla la posibilidad de establecer una regulación horaria de determinadas actividades. Por cuestiones de seguridad de evacuación en caso de incendio, se limita la implantación de las nuevas actividades en los sótanos situados hasta 6 metros de profundidad directamente accesibles desde el espacio exterior. En el caso de las CDUM’s, además, se limita su implantación en la primera planta en sótano.

Estrategia municipal de la distribución urbana de mercancías 2030

Este plan especial urbanístico se enmarca en lo que prevé el Plan de Movilidad Urbana (PMU) 2024 y en la Estrategia municipal de la distribución urbana de mercancías 2030 (EDUM 2030) que se está trabajando desde el Gobierno municipal para mejorar una de las actividades que mayor incidencia tiene sobre el día a día de la ciudad. Se trata de la última parte de la cadena de suministro en la que se reparten las mercancías en el ámbito urbano. Esta parte de la cadena tiene especial importancia en la actividad económica y social de la ciudad, afectando especialmente a la movilidad, el medio ambiente y el espacio público urbano.

El Ayuntamiento de Barcelona trabaja de forma transversal y desde diferentes ámbitos de gobierno para conseguir que esta actividad se realice de la manera más competitiva, ordenada, eficaz, eficiente, sostenible y segura, produciendo al mismo tiempo las menores externalidades posibles y realizando la actividad compatible con la vida cotidiana.

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS