lunes, 22 julio 2024

Los precios del alquiler en Europa y España todavía no se detienen

La falta estructural de oferta provoca un aumento interanual del 14,3% en el precio del alquiler en Europa, mientras que la inflación media en la UE vuelve a batir un récord del 9,3%

Barcelona es la ciudad española en la que el precio del alquiler de los apartamentos más ha frenado en el último trimestre, pero también donde el precio medio todavía es el más alto, llegando a los 1.500€ por un apartamento de un dormitorio

La persistencia de la crisis de la vivienda, unida a la incertidumbre económica, exige que los gobiernos encuentren una solución equilibrada a largo plazo

- Advertisement -

El Índice Internacional de Alquileres de HousingAnywhere correspondiente al cuarto trimestre de 2022 muestra una tendencia al alza ininterrumpida de los precios del alquiler en todos los tipos de propiedad (apartamentos, habitaciones privadas y estudios). El precio del alquiler registra un aumento medio del 14,3% interanual (13,1% para las habitaciones privadas, 18,3% para los estudios y 11,4% para los apartamentos), hecho que indica que el desequilibrio entre oferta y demanda ha vuelto a empeorar este último año, al mismo tiempo que la inflación en la Unión Europea (UE) ha alcanzado otro récord del 9,3%.

«El stock de vivienda en alquiler no le está siguiendo el ritmo a un mundo cada vez más marcado por la movilidad internacional», afirma Djordy Seelmann, director general de HousingAnywhere. «Los precios de los alquileres suben a un ritmo superior al de la inflación. Estudiantes y jóvenes profesionales están dejando a un lado sus sueños y aspiraciones, ya que no hay viviendas disponibles en las ciudades en las que desean estudiar. Aunque la situación pueda sonar pesimista, no tiene por qué serlo. Una vez que los gobiernos y municipios reconozcan su papel en relación a la accesibilidad y a la responsabilidad que tienen con la vivienda, estaremos un paso más cerca de permitir que estudiantes y todo tipo de ciudadanos vivan cómo y dónde quieran».

En cuanto a los incrementos trimestrales (con una media del 3%), las habitaciones privadas, con un aumento del 6%, superan con creces a los estudios (1%) y a los apartamentos (2%). Esto podría sugerir que el precio del alquiler de los apartamentos y estudios (de los pocos que están disponibles) se está acercando a su máximo y que este tipo de propiedades pueden estar fuera del alcance de los ciudadanos en términos de asequibilidad. Además de la falta general de disponibilidad de vivienda en alquiler, los ciudadanos pueden verse obligados a buscar habitaciones privadas como alternativa, hecho que podría explicar por qué los precios del alquiler de las habitaciones han aumentado relativamente más.

Una mirada retrospectiva a 2022

En el primer y segundo trimestre de 2022 se registraron aumentos intertrimestrales sin precedentes, elevando la media interanual a un porcentaje superior. Esta tendencia se inició en el tercer trimestre de 2021, al levantarse gradualmente las restricciones a la movilidad tras la pandemia. Además, la temporada alta, que históricamente no llega hasta el tercer trimestre del año, ya se observó con fuerza en el segundo trimestre de 2022, hecho que sugiere que la falta de disponibilidad empujó a la gente a reservar su vivienda antes de lo habitual.

En el tercer y cuarto trimestre, el aumento intertrimestral se ralentizó relativamente. Esta tendencia sugiere que, de continuar, el ritmo de aumento podría empezar a disminuir a un nivel más moderado en 2023.

Teniendo en cuenta la actual inflación del 9,3%, no es de extrañar que muchos gobiernos europeos estén adoptando medidas restrictivas para mantener bajos los precios de los alquileres. España, con su medida anti-crisis aprobada a finales de año para prohibir la subida de los alquileres en las renovaciones de los contratos, es uno de ellos. Sin embargo, de cara al futuro, las restricciones relacionadas con los precios para tratar los síntomas (el aumento de los precios de los alquileres) pueden no ser la medida más sensata a largo plazo. Al fin y al cabo, puede incluso tener un impacto negativo sobre la causa subyacente, es decir, la falta estructural de oferta.

El aumento interanual del precio de los alquileres supera con creces la tasa de inflación en 2022, indicando que el coste de la vida sigue siendo uno de los principales factores de estrés para los europeos. También sugiere que si no se actúa sobre la crisis de la vivienda, la incertidumbre económica nos acompañará en un futuro próximo.

Cambios más destacados

Mientras Ámsterdam registra los precios absolutos más altos del cuarto trimestre de 2022 en todos los tipos de propiedad, con una media de 900€ para las habitaciones individuales, 1.950€ para los estudios y la asombrosa cifra de 2.300€ para los apartamentos, este es el resultado de un aumento constante de los alquileres durante años y años. Sin embargo, al analizar la evolución de los precios de los alquileres a lo largo del último año, Ámsterdam ni siquiera figura entre las tres primeras ciudades europeas, lo que indica que los precios han subido tanto que están empezando a estabilizarse. Lisboa lidera las subidas anuales para habitaciones individuales con un 33,3%, seguida de Berlín (28,4%) y Frankfurt (24%). En cuanto a los alquileres de estudios, Roma ocupa el primer puesto, con un aumento interanual de nada menos que el 45,8%, seguida de Hamburgo (44,4%) y Reikiavik (40,4%). Múnich registró el mayor aumento interanual de los alquileres de apartamentos, con un 37,4%, mientras que los de Reikiavik aumentaron un 31,6% y los de Budapest, un 29,6%. Aunque se trata de cifras desalentadoras, son el resultado de la reactivación del mercado del alquiler, que vuelve a su situación previa a la pandemia retomando las tendencias donde se habían quedado. Por encima de todo, los datos evidencian una vez más la urgente necesidad de encontrar un mejor equilibrio entre oferta y demanda.

España, en la media europea

La situación de España en relación al alquiler se encuentra en la media europea, siendo un claro ejemplo de que la subida continuada de los precios empieza a frenar, pero las ciudades todavía registran precios mucho mayores al mismo trimestre de 2021. Barcelona es todavía más representativa de esta situación, ya que los precios de los apartamentos y las habitaciones privadas han registrado un aumento trimestral del 0%, pero un aumento anual del 11% y el 15% respectivamente. En cuanto a los estudios, estos siguen al alza con un aumento trimestral del 11%, reforzando el aumento anual del 20% en Barcelona.

Por su parte, Madrid registra aumentos anuales del 10% para los apartamentos y las habitaciones privadas y del 21% para los estudios. El caso de Valencia es más singular, con un aumento anual del 22% para los apartamentos, del 6% para las habitaciones privadas y del 1% para los estudios.

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Barcelona mejora los Ejes Verdes con un plan compartido con entidades locales

El Distrito del Eixample en Barcelona ha desarrollado un Plan de...

Aumentan los préstamos hipotecarios para adquirir vivienda en Cataluña

● Las compraventas de viviendas en Cataluña registran una variación interanual...

La modificación del plan urbanístico del 22@ permitiría generar 8.400 nuevas viviendas

El distrito tecnológico alberga el 28% de la superficie de oficinas...

Andimat pide más fondos para la rehabilitación de edificios

Andimat, la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes, recuerda que...

El primer barrio ecosolar de Madrid estará en el Poblado Dirigido de Orcasitas

El Ayuntamiento de Madrid ha lanzado un innovador proyecto de autoconsumo...

Cómo proteger tus electrodomésticos durante las vacaciones de verano

• Grundig, la marca líder en electrodomésticos y electrónica de consumo,...

ICO concede 43 millones de euros a la UTE Madrid Vivienda Asequible

● Las viviendas, que se construirán sobre suelo municipal, se distribuirán...