sábado, 22 junio 2024

Exposición de los edificios públicos más destacados de la arquitectura moderna

Las fotografías e información de cada obra permiten saber cómo son los colegios, facultades, ambulatorios, hospitales, edificios administrativos, o iglesias del Movimiento Moderno ◦La Arquería de Nuevos Ministerios acoge desde este viernes hasta el 5 de septiembre esta muestra, fruto del trabajo de registro y documentación de la Fundación DOCOMOMO Ibérico.

Madrid. La sala de exposiciones del Ministerio de Vivienda, La Arquería de Nuevos Ministerios, acoge desde este viernes, 2 de julio, hasta el 5 de septiembre, la exposición Lugares públicos y nuevos programas, 1925-1965. Registro DOCOMOMO Ibérico, un acercamiento a los colegios, universidades, edificios administrativos, hospitales, parroquias e incluso conventos más destacados de la arquitectura moderna.

La muestra contiene una selección de 84 edificios dedicados a la docencia, la salud, la administración pública o la religión que se levantaron entre 1925 y 1965 en España, y también en Portugal, adoptando el lenguaje del Movimiento Moderno, en el que hallaron un aliado perfecto para responder a las nuevas exigencias que debían cubrir.

- Advertisement -

Cada obra se presenta mediante un amplio reportaje fotográfico, una ficha técnica y una memoria explicativa. El material pertenece a la Fundación DOCOMOMO Ibérico, que en su labor por catalogar el patrimonio del siglo XX de España y Portugal, ha elaborado un inventario de cerca de 600 equipamientos para la enseñanza, la administración, la salud o la religión realizados entre 1925 y 1965.

Un recorrido por los 84 equipamientos seleccionados para la exposición,  muestra cómo, “al igual que pasó con las viviendas, los edificios destinados a infraestructuras cívicas sufrieron en España una profunda transformación a partir de la década de los años 20”, explica su comisaria, Susana Landrove, arquitecta y directora de la Fundación DOCOMOMO Ibérico.

“Mientras que el aumento de la población estudiantil y la introducción de nuevos métodos pedagógicos requerían la construcción de entornos más adecuados para la docencia; el desarrollo de las técnicas médicas y de los sistemas de sanidad pública modificó los programas de estos equipamientos, haciéndolos cada vez más complejos”, explica Landrove, y prosigue: “Los arquitectos encargados de levantar estos edificios cívicos encontraron en los principios funcionalistas y racionalistas del Movimiento Moderno la solución a estas nuevas necesidades, que exigían una ventilación y soleamientos adecuados, y una organización racional mediante la repetición de módulos con la mayor economía material y formal”.

De igual modo, añade, los espacios religiosos no escaparon de este lenguaje moderno y no dudaron en recurrir a nuevas técnicas constructivas y a materiales novedosos entonces: el vidrio, el hormigón y el acero.

También se dieron valiosos ejemplos de edificios institucionales, aunque son escasos, “quizá porque el poder no encuentra en las formas modernas los valores de monumentalidad y representatividad que exige”, concluye.

El 60% de los edificios son colegios y espacios para la enseñanza

De las 84 obras que se muestran, 52, esto es, más del 60%, pertenecen al ámbito de la enseñanza. El mayor porcentaje no se debe a una selección caprichosa sino que refleja el elevado volumen de edificios y complejos destinados a la docencia que se construyeron en aquellos años. Entre ellos, se halla el colegio Maravillas, en Madrid; la Ciudad Universitaria de Madrid; la Facultad de Geológicas y Biológicas de Oviedo; o la Facultad de Derecho -actualmente de Filosofía-, de Valencia.

Del resto, 18 edificios son religiosos, como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Fuencisla, en Madrid; la iglesia y convento de Santa María de Belén, en Málaga; o la basílica de Nª Sª de Aránzazu, en Oñate (Guipúzcoa).

Los edificios correspondientes al ámbito de la salud son ocho, entre ellos, los sanatorios antituberculosos de Barcelona y Leza, el centro de rehabilitación Ramón y Cajal de Los Cristianos (Santa Cruz de Tenerife); o el ambulatorio Hermanos Laulhé de San Fernando (Cádiz).
En cuanto a los edificios institucionales, son sólo seis aunque de gran valor. Se ha recogido entre ellos el Cabildo Insular de Gran Canaria y el Gobierno Civil de Tarragona.

La Arquería de Nuevos Ministerios, en el número 67 del Paseo de la Castellana, permanece abierta de martes a sábado en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas; y los domingos, de 10.00 a 14.00 horas.

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Precio de la captación de contactos en el mercado inmobiliario

• Valencia es la región donde más cara cuesta generar una...

El acceso al crédito hipotecario impulsa el mercado inmobiliario

El dato de transacciones inmobiliarias correspondiente al cuarto mes de 2024...

Vender un piso: de dos meses en Madrid a cuatro en Barcelona

• Zamora, Soria, Teruel, Cuenca, Orense y Asturias son las provincias...

El lenguaje que utiliza Hacienda es difícil de comprender

● El 58% de los encuestados exige que Hacienda sea más...

El problema del mercado inmobiliario es la falta de oferta

Los datos de INE revelan que en abril la firma de...

Tourism Innovation Summit 2024 en Sevilla: innovación y traveltech

TIS – Tourism Innovation Summit abre acreditaciones para su quinta edición,...

Marbella, espacio privilegiado para los inversores estadounidenses

● La inmobiliaria estadounidense The Agency desembarca en la Costa del...

Madrid descarta nuevos impuestos en la nueva Ley de Capitalidad

El Ayuntamiento de Madrid ha confirmado que no tiene planes para...