Tuesday, 5 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

El aumento de la mora hipotecaria en Madrid ocasionará pérdidas de 3.400 millones a la banca

Madrid. Según estimaciones de AFES (Asociación de Afectados por Embargos y Subastas) la banca perderá en torno a 3.400 millones de euros brutos sólo en la Comunidad de Madrid, cifra que se vería reducida considerablemente si la banca acercara posturas con los hipotecados, que le adeudan actualmente en torno a 7.300 millones de euros.

Estas cifras están basadas en las 43.734 ejecuciones hipotecarias iniciadas desde 2008 en la Comunidad de Madrid y que acumulan una deuda que alcanza los 7.305 millones de euros. De esta cifra, las entidades financieras sólo tienen posibilidad de recuperar unos 4.900 millones de euros con la venta de los inmuebles embargados, que se corresponde con su precio de mercado, y para ello, deberá incurrir adicionalmente en unos costes de adjudicación en torno a los 1.000 millones de euros. A pesar de haber caído el precio de la vivienda, la burbuja inmobiliaria tardará aún 3 años en absorberse por lo que los bancos no obtendrán una liquidez inmediata con la venta de estos inmuebles, que podrían seguir bajando de precio en los próximos años.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las subastas se declaran desiertas, los ciudadanos quedarán endeudados con la entidad financiera por un importe en torno a los 4.500 millones de euros de muy difícil recuperación para la banca, puesto que los afectados siguen sin tener posibilidad de pagar debido a la recesión económica.

La cantidad mínima por la que los bancos deberían vender las viviendas para recuperar su inversión sería de los 7.305 millones de deuda, pero como hemos visto, no conseguirán más de 4.900. La diferencia negativa, sumada a los 1.000 millones de costes de adjudicación, arroja unas pérdidas de 3.400 millones de euros.

Sin embargo, según estimaciones de AFES, si las entidades financieras flexibilizaran sus posturas con los deudores, las pérdidas de la banca se reducirían a 750 millones de euros en la Comunidad de Madrid. El informe que AFES prepara para septiembre da todas las claves de cómo se ha llegado a esta cifra, más ventajosa para las entidades financieras.

AFES estima que las pérdidas brutas de 3.400 millones de euros se corresponde con el importe con el que se ha inflado la burbuja durante la etapa de expansión inmobiliaria en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, a pesar de que la situación de los afectados es crítica en muchos casos, la banca podría ser la primera interesada en una negociación con los afectados para no ver crecer sus pérdidas.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad