jueves, 25 abril 2024

El mercado laboral en su momento decisivo

Desde abril del año pasado, cuando la variación interanual alcanzó su máximo en el 5,1% de crecimiento, la velocidad de incorporación de afiliados ha ido descendiendo progresivamente hasta el 2,4% de enero

A lo largo de 2022 se firmaron 18.284 contratos indefinidos para personas con discapacidad, dos veces más que en 2021

Enero cerró con un aumento de 57.726 afiliados con respecto al mes anterior y un total de 20.298.620 empleados, según cifras desestacionalizadas del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social. Supone un crecimiento interanual del 2,4 %, lo que se traduce en un incremento de 417.416 afiliados con respecto al primer mes de 2022.

- Advertisement -

El desempleo se incrementó en enero en 70.744 personas hasta alcanzar los 2.908.397, según los datos del Ministerio del Trabajo. El desempleo ha aumentado en 2,5 % con respecto al mes anterior y supone un descenso del 6,9 % si se compara con enero de 2022.

Enero suele venir acompañado de malos datos para el empleo y los de este primer mes de 2023 se encuentran en la horquilla de lo razonable en la serie histórica. Pero también confirman que la desaceleración en la creación de empleo es evidente y que, con la afiliación en niveles máximos, se hace mucho más difícil seguir avanzando.

Vientos de cambio

2022 supuso uno de los mejores años de creación de empleo vistos en los últimos tiempos. Diciembre cerró con casi 20,3 millones de personas ocupadas, según las cifras de afiliación media de la Seguridad Social. Después de una fuerte expansión tras la salida de la pandemia, el mercado de trabajo parece que muestra cada vez menor capacidad de crecimiento del empleo.

Desde abril de 2022, cuando la variación interanual alcanzó su máximo en el 5,1 % de crecimiento, la velocidad de incorporación de afiliados ha ido descendiendo progresivamente hasta que en enero de este año la variación interanual ha sido de 2,4 %. Podemos, en consecuencia, deducir que el ciclo de fuerte crecimiento de empleo que se ha visto desde que la vacunación permitió dejar atrás la pandemia está tocando a su fin y que el panorama será distinto en adelante.

La pregunta, lógicamente, es qué nos encontraremos. En principio, las previsiones para España de las distintas instituciones nacionales e internacionales auguran que el crecimiento económico se mantendrá durante este año, aunque mucho más moderado, y que el empleo seguirá avanzando, pero también a un ritmo menor.

Unas tasas de variación interanual en la afiliación que se mantuvieran durante todo el año entre el 2 % y el 3 %, que es donde se sitúan ahora, supondrían acabar el ejercicio 2023 con medio millón más de personas trabajando. Aún es pronto para saber qué camino tomará el mercado laboral, si llegará a encogerse, si se mantendrá estable o logrará ese crecimiento suave y sostenido que rompa la barrera de los 21 millones de personas afiliadas.

Se duplica el volumen de contrataciones para personas con discapacidad

Una buena noticia, sin embargo, para el mercado laboral es que se ha incrementado la contratación de las personas con discapacidad. A lo largo de 2022, se firmaron 18.284 contratos indefinidos, lo que supone dos veces más que en 2021 (8.740 contratos), antes de la aprobación de la reforma laboral.

Si nos ceñimos al pasado mes de enero encontramos 1.387 contratos indefinidos de personas con discapacidad, lo que supone un 76 % más que los 790 de enero de 2022.

Aunque los contratos indefinidos para personas con discapacidad representan una parte ínfima del total de adscripciones, es una buena noticia para un colectivo cuya empleabilidad es muy baja. La reforma laboral, que ha favorecido la contratación indefinida, parece estar teniendo también un efecto positivo sobre estos trabajadores
Los contratos indefinidos para personas con discapacidad son aquellos que se realizan a trabajadores que tienen una discapacidad reconocida superior al 33 %. Estos contratos, muy protegidos por parte de la Administración, conceden deducciones a las empresas que incorporan a estos trabajadores.

Estas ayudas suponen subvenciones directas, bonificaciones de las cuotas empresariales de la Seguridad Social y ayudas directas para la adaptación de puestos de trabajo que pueden llegar a ser de hasta 6.300 euros al año en los casos de contrataciones de personas con discapacidades severas (superiores al 65 %).

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Urgen reformas en la Ley del Suelo ante el desequilibrio del mercado inmobiliario español

El reciente informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) de febrero...

Las siete claves para entender el segmento de negocio del Real Estate

• Para lograr un resultado óptimo, los profesionales del Property Management...

Soluciones para mejorar la accesibilidad en viviendas de dos plantas

El parque de viviendas en España ronda los 26 millones de...

Vivienda y Pensión. Guía para monetizar la vivienda y mejorar tu pensión

Crece 6 puntos porcentuales el porcentaje de propietarios de vivienda mayores...