lunes, 5 diciembre 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

InicioMercado InmobiliarioStock InmobiliarioExpectación por la primera...

Expectación por la primera gran venta de Sareb

Madrid. Con Sareb haciendo gala de un excesivo secretismo, a pesar de gestionar activos que son públicos en un 45%, no cabe otra que acudir a otras fuentes para intentar saber por dónde van los tiros de la ‘operación Bull’ –todo es extraoficial– sobre la que supuestamente mañana jueves está previsto que se cierre la subasta de unas 1.000 viviendas, situadas en su mayoría en el litoral mediterráneo.

La más fiable fuente, la CNMV. Hasta allí se tiene que personar el banco malo presido por Belén Romana para ofrecer todos los detalles de esta venta masiva de inmuebles, no como ocurrió en mayo cuando, durante la junta de accionistas, por sorpresa, se informaba de la venta por 35 millones de la participación del banco malo en un crédito sindicado de Metrovacesa, sin saber ni quién fue el comprador ni si hubo un descuento adicional respecto al establecido al ser traspasado. Ahora, la sociedad  está obligada a dar cumplida información del primer Fondo de Activos Bancarios (FAB).

Un producto exclusivo a través del que Sareb transmitirá y compartirá sus activos para, en un futuro, participar de los beneficios que se puedan obtener, y del que el supervisor deberá conocer su escritura de constitución, con denominación completa, su patrimonio –distinguiendo la que proceda de la transmisión de la que se integre por otras aportaciones–, la estructura del pasivo, detalles de los activos incorporados y la sociedad de fondos de titulización de activos elegida para la gestión. Todo deberá ser aportado ante la CNMV junto a un escrito de solicitud para quedar registrado.

Tras los descuentos asumidos hace cinco meses con la transferencia de activos tóxicos desde las entidades financieras nacionalizadas y asistidas al banco malo, nadie duda de que el precio al que la sociedad presidida por Belén Romana cierre las dos operaciones (Bull y Bermudas) marcará la pauta a seguir en transacciones venideras.

Será también el momento en que el capital riesgo de esos fondos oportunistas entre definitivamente a formar parte del sector inmobiliario español. Ya se habían dejado ver en los últimos años con la compra de créditos hipotecarios fallidos o sociedades de gestión, pero poco.

Ahora lo harán a mayor escala ya para convertirse sin tapujos en acreedores directos de las compañías al comprar crédito promotor o como propietarios de los inmuebles. En unos meses, junto a las entidades financieras sanas en lugar figurarán algunos de esos bancos de inversión o fondos de riesgo de los que todo el mundo habla. Desde los Goldman Sachs o Morgan Stanley a los Apollo, Colony, Cerberus, Lone Star o Centerbridge.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Cómo adaptar la vivienda a las necesidades de una persona con problemas de movilidad

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el...

Descubre los adornos que no pueden faltar este año por Navidad en casa

Guirnaldas de diferentes tamaños y la decoración minimalista serán los protagonistas...

Informe sobre tendencias en vivienda en Europa 2022 elaborado por Remax Europa

REMAX Europa presenta el primer reporte sobre tendencias en vivienda en...