miércoles, 1 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

¿Eres inquilino? Tips para enfrentar los accidentes en casa y evitar problemas con el propietario

Aproximadamente un 17,3% de los españoles vive de alquiler y sólo la mitad cuenta con un seguro de hogar para inquilinos.

La desinformación es la principal causa para no dar el paso de contratar este tipo de productos: el 26% de los arrendatarios piensa que el seguro del propietario le cubre, cuando no siempre es así.

Causar daños accidentales en la vivienda alquilada o reponer los objetos personales robados o dañados son algunos de los problemas más habituales en el hogar y que cubriría un seguro para inquilinos como el de Luko.

Según los últimos datos de la Encuesta Continua de Hogares del INE, en 2020 el porcentaje de hogares con personas viviendo de alquiler en España era del 17,3%, especialmente concentradas además comunidades autónomas con grandes ciudades como la Comunidad de Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias. En este contexto, Luko, la primera compañía de seguros 100% digital en España, realizó un estudio para averiguar el grado de conocimiento y la opinión que tienen los inquilinos sobre los seguros de hogar en viviendas de alquiler.

Pese a que la mitad de los inquilinos encuestados afirmaron contar con un seguro de hogar para su vivienda de alquiler, un 50% no cuenta con uno, aunque el 70% de ellos lo considera importante. Estos datos reflejan el desconocimiento que existe entre los inquilinos sobre este tipo de productos, ya que hasta un 18% de los encuestados ni siquiera sabía que existían, además del 26% que piensa que el seguro del hogar de su propietario también le cubre a él. Sin embargo, esto no siempre es así, y es que existen ciertos desperfectos o accidentes que son responsabilidad del arrendatario de la vivienda y que, por tanto, no soluciona el seguro de hogar contratado por el propietario.

¿Cuáles son los accidentes más típicos? ¿Estarían cubiertos por el seguro para inquilinos?

Hay ciertas torpezas, despistes y accidentes que pueden ocurrir en el hogar en cualquier momento y que ocasionan desperfectos en la propia infraestructura de la casa, en el mobiliario, o incluso en las casas de los vecinos por accidentes dentro de la vivienda.

Algunos de los supuestos más comunes y que podrían dar lugar a importantes desembolsos económicos en caso de no contar con un seguro para inquilinos son los siguientes:

– Robos, hurtos y vandalismo: otra de las coberturas básicas que todo seguro de inquilinos debería incluir es la del contenido, es decir, la de las pertenencias del arrendatario (mobiliario, enseres, joyas, etc.) Esto es importante porque, en caso de que un ladrón entre en casa y robe alguna de nuestras pertenencias, sería el seguro de inquilinos quien se haría responsable.

– Daños provocados por un incendio o explosión: dejar una sartén encendida también puede dar lugar a importantes destrozos en el hogar, explosión que dañe el mobiliario de la cocina. Si esto llegase a ocurrir y el arrendatario contase con un seguro para inquilinos, la compañía se encargaría de cubrir los gastos de reparación.

– Daños eléctricos: en caso de que una fuerte subida de tensión estropee algún electrodoméstico que haya sido adquirido por el inquilino, como una televisión, será también el seguro de inquilinos quien se encargue de cubrir el desperfecto.

– Daños ocasionados por agua: algo tan sencillo como dejar un grifo abierto podría dar lugar, por ejemplo, a goteras en la casa del vecino de abajo. Puesto que se trata de un descuido del inquilino, si no contase con un seguro, le tocaría pagar de su bolsillo ese desperfecto. Eso sí, si las goteras fuesen causadas por una avería en las cañerías de la vivienda, corresponde cubrirlo al seguro de hogar del propietario por tratarse de un daño en la propia infraestructura de la vivienda.

– Tranquilidad también fuera de casa: otra de las coberturas útiles que entran dentro del seguro para inquilinos de Luko tienen que ver con ciertos accidentes que pueden ocurrir también fuera del hogar: si nos atracan por la calle o si causamos algún daño a un tercero en la vía pública (atropellar a alguien en bicicleta, por ejemplo) el seguro de inquilinos cubrirá los daños.

El sector asegurador es uno que tradicionalmente se ha asociado en nuestro país a algo anticuado y que incluso genera desconfianza. Los datos lo demuestran: según la misma encuesta elaborada por Luko, al 22% de los españoles les molesta la poca claridad que las aseguradoras tienen con el cliente; y además, el 24% perciben que los siniestros son mal cubiertos. Precisamente por esto y evitar el tener que hacer frente a una atención al cliente lenta y compleja y un extenso papeleo – además de, por supuesto, ahorrarse problemas incómodos con los propietarios y desembolsos económicos inesperados – el seguro para inquilinos de Luko cubre la figura del arrendatario de una manera muy completa e interesante que, además de ofrecer coberturas básicas y de responsabilidad civil, también ofrece la facilidad a quien lo contrata de poder gestionarlo todo de manera directa, sencilla y flexible a través de la app móvil.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS