domingo, 5 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Turisme de Barcelona presenta en Madrid una campaña para promocionar la ciudad como destino de referencia en excelencia gastronómica

“La revolución gastronómica continúa en Barcelona”.

Una cena en el Santo Mauro de Madrid, ofrecida por Rafa Peña y Albert Raurich, concentra a agentes y operadores Premium.

La nueva campaña de Turismo de Barcelona se basa en una generación de cocineros que han convertido sus proyectos en restaurantes de referencia a nivel nacional e internacional.

Rafa Peña y Albert Raurich, juntos por primera vez, ofrecen un menú para ilustrar el momento de esplendor que vive la capital catalana a través de su cocina y sus valores: tradición, innovación, sostenibilidad y cosmopolitismo.

La gastronomía, principal tractor de visitantes, permite captar un turismo cultural de alto poder adquisitivo.

Turismo de Barcelona ha presentado en Madrid, “La revolución gastronómica continúa en Barcelona”, una nueva campaña de promoción nacional e internacional que pretende relanzar Barcelona como destino de referencia en excelencia gastronómica destacando valores alrededor de la alta gastronomía como la innovación, el talento y la creatividad. La presentación ha tenido lugar en el transcurso de una cena ofrecida por los cocineros catalanes Rafa Peña y Albert Raurich en el hotel Santo Mauro, delante de los principales operadores y agentes de turismo Premium.

Tal como ha afirmado Marian Muro, directora del consorcio de promoción turística de Barcelona, “se trata de una campaña que pretende comunicar el gran momento que vive la ciudad como destino gastronómico de calidad gracias a una nueva generación de cocineros que han seguido el espíritu de un movimiento protagonizado por nombres como Ferran Adrià, Carme Ruscalleda o los hermanos Roca y que han hecho de sus proyectos restaurantes de referencia a nivel nacional e internacional”.

Muro ha argumentado su presentación en Madrid “porque se trata del principal mercado emisor que visita Barcelona atraído por nuestra cocina y queremos que siga siendo así ya que es en los mercados de proximidad donde más se aprecia el valor entorno la gastronomía”. Un dato muy revelador que ilustra esta afirmación es que en los dos últimos años, el 82% de los visitantes españoles han viajado a Barcelona para disfrutar de su gastronomía.

Por nacionalidades, los europeos son los más interesados en la gastronomía: en términos de restauración, Francia y Bélgica, seguidos del mercado nacional, figuran a la cabeza, mientras que en productos gourmet, Italia, Portugal y el resto del Estado español ocupan las primeras posiciones.

Menú: tradición y cosmopolitismo

En la cena ofrecida este jueves para ilustrar la excelencia gastronómica de Barcelona, se ha servido un menú degustación de seis platos elaborados por dos chefs de disciplinas e índole muy distintas que hasta el día de hoy nunca habían trabajado juntos y a quiénes les une una personalidad muy marcada.

Rafa Peña, el chef del Gresca de Barcelona, recientemente instalado en el Santo Mauro de Madrid, trabaja des de una concepción de la cocina catalana tradicional para reinterpretarla y ensalzar el producto y su conexión con el territorio mientras que Albert Raurich, discípulo del Bulli que abrió Dos Palillos en pleno barrio del Raval de Barcelona, con una oferta innovadora de cocina asiática de fusión, al alcance de todos los públicos, muestra la cocina de la Barcelona cosmopolita.

Ambos ofrecen hoy un menú único y en perfecto equilibrio entre la tradición y la innovación, y entre lo local y el cosmopolitismo. Seis platos muy pensados para comunicar el momento actual de la cocina catalana, evolucionada y reinterpretada junto a la cocina asiática y de fusión marca Barcelona. Dos perfiles creativos aliados como cómplices de la rica y excelente oferta gastronómica de Barcelona.

La campaña se fija en una nueva retahíla de chefs que no superan la cuarentena, profesionales comprometidos y emprendedores, con proyectos muy personales y singulares que se sirven del ADN de la cocina de Barcelona para lanzar sus aportaciones al mundo de la restauración. Influenciados no tanto por una cocina o una técnica determinadas, sino por un espíritu marcado por la pasión por lo que hacen, las ganas de compartir y el riesgo.

Este espíritu de la cocina catalana de vanguardia es el que ha llevado al Consorcio de promoción de la ciudad condal a realizar una campaña que se lanza este mes pero que está pensada para que tenga un largo recorrido.

La campaña, que empezará a rodar la próxima semana en España y Europa se fija en aquellos restaurantes consolidados y de gran prestigio, poniendo el acento en haber convertido la ciudad en un campo de pruebas para muchos jóvenes cocineros abiertos a recibir las influencias de todas partes apostando por el producto de proximidad. Sus proyectos han contribuido de forma decisiva a democratizar la alta cocina, acercándola a un gran público.

La post pandemia

Después de dos años muy duros en el sector a causa de la pandemia de coronavirus, la campaña se plantea cuando la recuperación parece una realidad. Con la vuelta, primero del público local y después de los visitantes nacionales y extranjeros, comienzan a reabrir algunos restaurantes, como Enigma, de Albert Adrià, y Teatro, con los hermanos Iglesias al frente, Alapar, con Jaume Marambio y Victoria Maccarone, el mexicano Come, de Paco Méndez, y Tamae Bar, el Open kitchen que suma bar y Delivery de Albert Raurich y Eugeni de Diego.

Las cocinas de los hoteles de la ciudad también están en plena efervescencia: Rafa Zafra abre Amar en el Palace; Gastón Acurio vuelve al restaurante Terrat, la terraza del Mandarín Oriental Barcelona; Alain Guiard abre Contraban, en el Wittmore Hotel; Rafa de Bedoya sigue sumando meses en el restaurante Aleia de Casa Fuster, y Víctor Torres se pone al frente del Quirat, en el nuevo InterContinental Barcelona. Y hasta 25 nuevos restaurantes de excelencia destacada se aventuran a abrir sus puertas en el último semestre de 2021 y primero de 2022.

Cultura, identidad y tradición

La gastronomía constituye el principal tractor de visitantes como actividad de excelencia y calidad, seña de identidad y tradición, y permite dirigirse a un visitante de alto poder adquisitivo. Además, reúne todas las características que aportan valor según las tendencias actuales del viajar: respeto por la cultura y las tradiciones, vida saludable, autenticidad, sostenibilidad, experiencias, conocimiento… Y con una oferta muy diversificada, presenta una oportunidad para promover la descentralización y desestacionalización.

La Campaña

La campaña “La revolución gastronómica continúa en Barcelona” incide sobre 4 ejes sobre los que Barcelona sobresale en oferta gastronómica destacando los valores de la alta cocina en torno a la sostenibilidad y la innovación:

1) Genialidad e innovación

2) Respeto por la tradición mirando al futuro

3) Sostenibilidad

4) Producto (local y de temporada).

Se utiliza la gastronomía para transmitir un determinado estilo de vida auténtico volviendo a las raíces, donde la revolución es apostar por la calidad y la proximidad del producto, junto al respeto por las tradiciones y la búsqueda de una vida sencilla y una experiencia auténtica y confortable.

La campaña va dirigida a un viajero gastronómico, de 35 años para arriba, con poder adquisitivo, con un nivel socioeconómico medio-alto y alto, con motivaciones culturales (cocina como parte de la cultura) y gourmet o foodie (el comida como experiencia).
Se lanzará la próxima semana con una fuerte presencia el Estado Español (Madrid y otras ciudades españolas). En Europa estará presente en Gran Bretaña, Italia, Alemania, Francia y Países Bajos. En los mercados de largo radio se realizarán diferentes inserciones en medios de Estados Unidos con algunas acciones de promoción (New York, Boston).

El vídeo transmite el espíritu inconformista y visionario de Barcelona a través de tres generaciones de chefs: desde la revolución gastronómica que inició Ferran Adrià hasta los nuevos talentos de la ciudad, vinculándolos a grandes iconos barceloneses como Gaudí, Miró y otros atractivos como el mar y el estilo de vida propio de Barcelona.

La Gastronomía, principal actividad

La gastronomía constituye uno de los elementos prioritarios del turismo urbano junto a las compras y actividades culturales. Es la primera actividad que experimentan los visitantes cuando viajan. Más del 90% (un 92,4% en 2021) acuden a los restaurantes a degustar la gastronomía local propia de nuestro lugar. Cada visitante destina cerca del 50% del gasto en gastronomía.

El visitante gastronómico gasta un 24% más que el que lo hace por vacaciones, especialmente el visitante que viene de Estados Unidos, que hace un dispendio un 30% por encima de aquel no gastronómico. Asimismo, el 45,2% de los turistas estadounidenses tienen entre las actividades preferidas disfrutar de buenos restaurantes.

Los europeos son los que muestran más interés en la gastronomía: en términos de restauración, Francia y Bélgica, seguidos del mercado nacional, figuran a la cabeza, mientras que en productos gourmet, Italia, Portugal y el resto del Estado español ocupan las primeras posiciones.

Los visitantes encuentran en Barcelona una gran diversidad de propuestas y experiencias gastronómicas a partir de la oferta de 5.597 restaurantes y 3.290 bares de la ciudad. Valoran la oferta de restauración de Barcelona con una nota de 8,4 sobre 10 por término medio. Los que dan mejor nota son los estadounidenses (8,72) y los polacos (8,71), seguidos de los neerlandeses (8,60).

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diez tendencias en interiorismo y decoración que marcarán el 2023

Guiada por su creatividad y pasión por la naturaleza, la interiorista...

La superficie visada para construcción se estanca en 2022

Se mantienen los niveles anteriores a la pandemia, pero los 33.330.736...