jueves, 29 septiembre 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

7 demandas de los compradores inmobiliarios post pandemia, más allá de las terrazas

El mercado residencial es uno de los mercados en auge en España, la demanda de obra nueva no para de crecer, mientras que el stock sigue estando muy limitado. A raíz de la pandemia de la COVID-19, las necesidades de los clientes han ido variando, provocando que los promotores inmobiliarios hayan tenido que adaptar los proyectos y prestaciones de los proyectos a esa nueva realidad. Más allá de las terrazas y contar con más metros cuadrados, algunas de las aspiraciones más recurrentes para clientes que deciden cambiar de vivienda, Exxacon Smart Living, la promotora inmobiliaria de referencia en el ámbito residencial en la Costa del Sol, ha elaborado un documento en el que analiza las nuevas demandas más habituales entre los compradores, que en el escenario actual priorizan nuevos conceptos y diseños, cocinas abiertas o edificios más sostenibles.

Nuevos diseños

Mas allá de las terrazas, hay otros conceptos y diseños que demandan los clientes que quieren adquirir una vivienda y que las promotoras tienen que tomar en consideración para adaptarse a esas nuevas necesidades. A día de hoy, los clientes son partidarios de las cocinas integradas en sus salones y en sus zonas de estar, para permitir amplias estancias en las que compartir la vida cotidiana. Cada vez son más los que se animan con esta opción y muchos menos los que piden cerrar las cocinas, una idea que suelen abandonar antes de comprar una vivienda de nueva construcción.

En busca de la sostenibilidad

La preocupación por la sostenibilidad en el sector inmobiliario es un hecho. Las promotoras cada vez tienen más en cuenta materiales sostenibles, tanto en el diseño de los exteriores de las promociones. como zonas comunes e interior de las viviendas. En esta línea, los clientes post pandémicos están muy interesados en obtener mayores certificaciones energéticas y sellos de sostenibilidad como Passivhaus, un estándar de certificación energética voluntaria para edificios de obra nueva y rehabilitación, en cualquier clima, que busca un confort acústico, térmico y una calidad del aire muy superior a una vivienda convencional, además de representar indudablemente ahorro en la factura de la luz.

Instalaciones de autoconsumo

Las placas solares ya son obligatorias y cualquier edificación debe contar con ellas, como medio de reducir el consumo energético, pero también hay otro tipo de instalaciones como pueden ser la Aerotermia y la Geotermia, presentes en muchas de las nuevas promociones residenciales que se están desarrollando actualmente. Se trata de energías limpias y renovables que tienen su origen en la diferencia de temperaturas que existe entre el interior de la tierra y su superficie. Son fuentes de energía segura, renovable e inagotable que además suponen un ahorro de entre el 60% y el 80% frente a sistemas tradicionales.

Espacios luminosos con grandes ventanales

Además de la posibilidad de contar con terrazas o balcones, que se convirtieron en el paradigma de lo que buscaban los compradores de vivienda tras la pandemia, mucha gente que en ese momento descubrió que vivía en hogares con poca luz, señaló como una de las exigencias a la hora de elegir una vivienda que cuente con grandes ventanales. Aunque no se trate de un elemento nuevo, los compradores de obra nueva cada vez demandan que sean más y más grandes, para poder tener la máxima luz en su vivienda, ante posibles episodios de confinamiento futuro.

Una habitación extra para teletrabajar

El teletrabajo ha llegado para quedarse y ha creado una macrotendencia que el sector inmobiliario está teniendo en cuenta a la hora de definir nuevos proyectos residenciales. En este sentido, muchos clientes demandan viviendas con una habitación adicional a lo que demandaban en el pasado, en previsión de tener que trabajar en casa muchos días al año. Además, hoy en día también se están ofreciendo espacios versátiles dentro de la vivienda, como puede ser un distribuidor, para convertirlos en pequeñas oficinas de trabajo.

Zonas comunes en los edificios

Los clientes cada vez demandan más zonas comunes. Además de las tradicionales piscinas, muy demandadas sobre todo en el interior del país, los nuevos compradores quieren tener instalaciones como un gimnasio o los denominados living-area, donde puedan pasar parte de su tiempo libre, sin necesidad de desplazarse de su domicilio. Igualmente, existe una tendencia a contar con espacios para teletrabajar dentro de los edificios residenciales, que permiten a los inquilinos trabajar en ambiente distinto al de su vida cotidiana pero sin tener que desplazarse.

Domótica y tecnología

Son opciones que ya ofrecen muchas promotoras, incorporando las tecnologías más punteras a sus proyectos con el objetivo de facilitar la vida de los clientes, en términos de comodidad, eficiencia y seguridad. Aunque en España todavía existe un porcentaje bajo de viviendas inteligentes, con elementos domóticos, son mayoría los compradores que reclaman estas tecnologías a la hora de adquirir una vivienda nueva. Se está produciendo una incorporación paulatina de estos elementos inteligentes conforme crece el interés por parte del comprador final y se reducen los costes de su implantación.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS