miércoles, 1 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Posibilidad de un AVE regional Castellón-Valencia-Alicante a partir de 2016

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, ha señalado "que Fomento cumple los plazos previstos con dos consecuencias adicionales: la llegada del AVE a Castellón dentro de 2015 y la posibilidad de implantar un AVE regional Castellón-Valencia-Alicante a partir de 2016".

En el Fórum Europa/Valencia, la Consellera ha ofrecido una conferencia con el titulo "Un apunte sobre la política, Europa y la Comunitat Valenciana", donde ha indicado que "la Comunitat debe aprovechar su ventaja geográfica en todo el frente mediterráneo, de cara a convertirnos en puerta sur de entrada y salida de mercancías de Europa, pero para la que se necesitan unas conexiones ferroviarias adecuadas con el resto del continente".

De ahí la reivindicación, tanto de la Generalitat como de la sociedad civil y política, del Corredor Ferroviario Mediterráneo, y del éxito que supone su inclusión como eje prioritario y diferenciado en la Red Transeuropea de Transporte, en la propuesta de la Comisión de 2011 y en los Reglamentos del Parlamento y del Consejo.

Bonig ha reivindicado la importancia del proyecto del Tercer Carril "que ha salido de la sociedad valenciana" y ha sido la herramienta viable tanto económicamente como desde el punto de vista de su ejecución para ser competitivos. La consellera ha querido resaltar la disposición con que acogió el Ministerio la propuesta.

Durante su conferencia, la consellera de Infraestructuras ha señalado que "la Comunitat ha contribuido tradicionalmente al equilibrio de la balanza de pagos española, exportando productos agrícolas e industriales e importando turistas, dos actividades que reportaban fuertes entradas de divisas para el Estado".

Así que "cuando desde el Gobierno de la Generalitat, cuando el President Fabra solicita por esa contribución histórica de la Comunitat un nuevo sistema de financiación más acorde con las necesidades de este territorio, con las necesidades de las personas, está pidiendo una causa justa para atender aquellas infraestructuras y servicios fundamentales".

En este sentido, Bonig ha reconocido que es una legislatura muy dura y complicada y que "en la Conselleria ha habido importantes recortes como consecuencia de la prioridad del Consell en atender el gasto en sanidad, en educación o en servicios sociales, pero no hemos estado con los brazos cruzados".

La consellera ha hecho referencia al 87,7% del presupuesto comprometido para el pago de infraestructuras que se han hecho en este territorio que le dan una ventaja competitiva y han generado empleo y riqueza.

En cuanto al medio ambiente, Bonig ha incidido en la necesidad de una nueva visión que compatibilice la protección, muy necesaria, con una actividad económica sostenible y medioambiental.

Asimismo ha querido resaltar la visión empresarial del sector privado que ha invertido en los últimos años más de 500 millones de euros en mejoras en medioambiente dando un valor añadido a nuestros productos al proteger el medio ambiente y generar riqueza y empleo. "Es un compromiso y una responsabilidad con el medio ambiente y la calidad de vida".

Como ejemplo de gestión, Bonig ha citado la Estrategia Valenciana contra el Cambio Climático 2013-2020 y el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunidad que simplifica las relaciones entre ciudadanos y administración y se hace participar a la sociedad de las decisiones en materia forestal mediante la constitución de la Mesa Forestal. "Se trata – ha insistido- de dotar al sector forestal de actividad porque solo con protección no se protegen nuestros montes hay que generar empleo y riqueza".

Igualmente se ha aprobado el Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana, "un plan de gran importancia para la Comunitat y que sigue las directivas de la Unión Europea". Para la consellera, "la política de residuos no tiene color político, y debe generar empleo y calidad de vida”.

Bonig ha explicado que ya se ha constituido la comisión de consorcios y que hay un primer borrador técnico para tratar la valorización energética, que no consiste en quemar basura sino en obtener energía de los residuos, y ha indicado que su objetivo es llegar a los índices de valorización de los países ricos del norte de Europa que actualmente superan el 50%.

Proyecto de Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje

Además, el Consell ha aprobado el proyecto de Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje que persigue abrir una nueva etapa en el urbanismo valenciano y que ha tenido un amplio proceso de participación ciudadana e institucional.

El principal objetivo del proyecto es la sistematización, simplificación y clarificación del marco legislativo, reduciendo en torno a un 75% el número total de artículos, de más de 1.200 a 269 en esta materia. Para ello, sustituye y deroga cinco leyes y dos normas reglamentarias y se adapta al marco básico estatal del suelo y a las recientes leyes estatales de rehabilitación, regeneración y renovación urbana y de evaluación ambiental.

Según la consellera este proyecto de ley, "ha procurado conservar y mejorar todos los instrumentos de planificación y gestión territorial y urbanística que han funcionado, al tiempo que innova en la simplificación normativa y la tramitación de los instrumentos de ordenación así como con la introducción de los criterios de sostenibilidad ambiental y territorial que exigen los marcos europeo y estatal".

En su intervención, la consellera ha hecho referencia a la modernización de la línea Sagunto y Zaragoza y ha anunciado que "junto con Fomento y la comunidad de Aragón, vamos a firmar en junio sendos protocolos para la adecuación de esta línea, lo que debe contribuir a su utilización para el transporte de mercancías entre el Mediterráneo y el Cantábrico, entre la Comunitat Valenciana, Aragón, el País Vasco y Cantabria".

En esta cuestión, Bonig ha reclamado la movilización de recursos del sector privado un vez que la Administración ya ha dado el primer paso, "para que la sinergia de ambos esfuerzos multiplique las ventajas. Cada parte del conjunto ha de asumir su responsabilidad: la Administración ha de poner las vías y las empresas han de llenar los trenes de mercancías".

Pero, en opinión de Bonig, "tenemos ya construida una infraestructura vital para otro modo de transporte -el viario- y que está infrautilizada: la Autopista AP-7, que discurre desde Vinaroz hasta Alicante por la costa".

"Esta autopista -ha explicado- se construyó bajo el régimen de concesión pero la infraestructura está más que amortizada. Se ha logrado un acuerdo entre las fuerzas políticas de la Comunitat en manifestar al Estado que la concesión venza en 2019 y que no debe prorrogarse. Afortunadamente, en los últimos tiempos el Ministerio de Fomento ha empezado a explicitar esta posición en público".

Para Bonig, "la AP-7 deberá gestionarse de forma homogénea al resto de la red de alta capacidad en toda España. Y ello ha de servir para redistribuir los tráficos en la franja litoral de acuerdo a las necesidades de movilidad de los ciudadanos y de las empresas y a la capacidad técnica de las infraestructuras para absorberlos".

Mientras tanto la consellera propone que es necesario adoptar medidas para mejorar la seguridad vial de la N-340 y la N-332 a lo largo de la costa valenciana, porque los índices de siniestralidad son elevados y "también puede ser el momento de empezar a pensar en estudios y proyectos con el objeto de incrementar la conectividad de la AP-7, para poder ponerlos en marcha en el momento en que venza la concesión y se integre en la red estatal".
 

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS