martes, 4 octubre 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

La OCU pide a Zapatero un «plan urgente» para proteger a las familias endeudadas

MADRID, 16 Oct.    La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se dirigió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que el Ejecutivo adopte un «plan urgente» de protección de los consumidores endeudados.

   La organización argumenta en un comunicado que el deterioro de la situación económica, unido al fuerte endeudamiento al que se han visto sometidas las familias, está provocando un incremento importante de la morosidad, en particular de la hipotecaria.

   La OCU denuncia además que muchas de estas familias se embarcaron en la compra de una vivienda alentadas por las propias entidades financieras, que en gran parte de los casos han otorgado créditos de forma «poco responsable» a familias que no reunían los requisitos adecuados de solvencia, o concedían créditos por encima del 100% del valor de tasación de los activos que garantizan la deuda.

   Entre las medidas que, a su juicio, debería incluir el plan urgente propuesto al Gobierno, la OCU incluye aquellas que permitan a las familias la reestructuración de sus deudas hipotecarias para evitar la situación de insolvencia. Ello supondría la eliminación de los costes de la novación de los préstamos, nuevos planes de amortización o el aplazamiento y escalonamiento de las deudas.

   La OCU aboga también por adoptar medidas de protección del patrimonio familiar en caso de insolvencia definitiva. En este sentido, reclama un procedimiento concursal abreviado y gratuito destinado a las familias, que asegure mediante la tutela judicial la conservación en lo posible del patrimonio familiar o la ordenada liquidación del mismo.

   La organización también solicita medidas fiscales que faciliten la transmisión de la vivienda a quienes se vean afectados por una insolvencia sobrevenida.

   A juicio de la OCU «es injusto que el Gobierno destine miles de millones de euros de las arcas públicas a salvar a posibles entidades financieras en apuros, que son las verdaderas culpables de la crisis, y se olvide de ayudar a los consumidores que se encuentran en dificultades por esa crisis económica».

   «Las entidades financieras, por otra parte, deberían actuar en consecuencia y facilitar las condiciones de pago a las familias que van a atravesar problemas de solvencia», concluye.

 

 

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS