domingo, 5 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

InicioEconomía y NegociosImpuestosLos desahuciados no pagarán...

Los desahuciados no pagarán el impuesto de plusvalía en Álava

Vitoria. Las Juntas Generales de Álava han aprobado una moción de Bildu para que se modifique la norma foral de este territorio con el fin de que las personas afectadas por desahucios y ejecuciones hipotecarias forzosas no tengan que abonar el impuesto de plusvalía. La moción ha contado con el respaldo unánime de los grupos durante la votación de la iniciativa en el pleno de las Juntas Generales.

Gorka Ortiz de Guinea, portavoz del Grupo Juntero Bildu, había presentado la moción sobre la necesidad de modificar la Norma Foral 41/198 de 19 de julio, para posibilitar la exención de la liquidación del impuesto de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana en situaciones de ejecución de vivienda habitual.

Lo justificaba por el hecho de que, si en un primer momento, la crisis se destapó en el sistema financiero, ésta se fue trasladando a los ciudadanos, especialmente a los trabajadores y a las clases más desfavorecidas. Mientras tanto, los grandes capitales y las grandes fortunas se veían favorecidas en esta situación. Hoy en día, se ha profundizado más y más en este contexto. El paro sigue su escalada y en este territorio histórico ya son 22.500 las personas que se encuentran sin trabajo. Una situación de desempleo que está haciendo que muchas personas no puedan hacer frente a muchos de sus pagos, en especial el pago del préstamo hipotecario.

Cada día nos levantamos con nuevos casos de desahucios por no poder hacer frente al pago de la hipoteca. En muchos casos, la entrega de la vivienda resulta insuficiente para liberar del pago a la persona deudora. Si esto fuera poco, a estas personas sin recursos y desahuciadas se les exige desde el ámbito municipal el pago del Impuesto sobre el Incremento de Valor de tos Terrenos de Naturaleza Urbana, coloquialmente conocido como plusvalía.

La actual legislación establece la liquidación de este impuesto municipal al tratarse de una enajenación aunque sea forzosa. Personas con muchas dificultades son obligadas a un pago que teóricamente grava un incremento de valor. Habitualmente oímos cómo diferentes dirigentes institucionales afirman su disposición a ayudar a los más desfavorecidos. Y es aquí donde estas Juntas Generales pueden pasar de las palabras a los hechos y realizar una modificación normativa que si bien no arregla los problemas de estas personas, si evitaría un pago que a nuestro entender no debería existir.

Siguiendo criterios de diversos colectivos, asociaciones Síndico y el propio Ararteko existe posibilidad de modificar la norma foral para incluir como exentos aquellas enajenaciones de vivienda habitual fruto de desahucios y así se evitaría el pago en el impuesto municipal.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diez tendencias en interiorismo y decoración que marcarán el 2023

Guiada por su creatividad y pasión por la naturaleza, la interiorista...

La superficie visada para construcción se estanca en 2022

Se mantienen los niveles anteriores a la pandemia, pero los 33.330.736...