sábado, 4 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Los objetivos iniciales de Sareb caen en saco roto

Tres años después de que Sareb -la sociedad inicialmente presidida por Belén Romana, ahora convertida en consejera del Banco Santander, uno de los accionistas del banco malo- echara a andar, sus objetivos iniciales se han convertido en papel mojado.

Entonces, se dijo que en diciembre de 2017, al cierre de su quinto año de actividad, el balance se habría reducido un 44%, se habría devuelto la mitad de los casi 51.000 de deuda ordinaria, avalada por el Estado, con la que la Sareb adquirió los activos a las entidades cedentes. Y que, además, se habrían vendido 45.000 viviendas y, de remate, sus accionistas recibirían rentabilidades de hasta el 14% por la inversión realizada.

Pues bien, a menos de dos años vista, estos objetivos se antojan casi imposibles de cumplir. Sobre todo, el principal. El de amortizar 25.000 millones de euros, la mitad de lo que pagó para adquirir 197.500 activos.

Los 8.500 millones devueltos hasta ahora quedan muy lejos del objetivo marcado para el primer lustro de actividad de la sociedad. Para repagar la mitad de esa deuda ordinaria, entre 2016 y 2017 deberían amortizarse unos 16.000 millones de euros.

El primer paso para devolver la mitad de la deuda a finales de 2017 pasaba por reducir el balance en un 44%. Hasta el pasado mes junio, la reducción de esos activos alcanzaba solo al 14%. Y solo por el buen comportamiento de los activos financieros, menguados en más de 7.000 millones, ya que, por el contrario, el valor de los activos inmobiliarios prácticamente apenas ha variado de los iniciales 11.357 millones de euros.

Que el valor de los activos inmobiliarios no se haya prácticamente movido se debe a dos factores, que las ventas alcanzadas quedan muy lejos de aquella previsión de vender 45.000 viviendas en entre 2013 y 2017, y que la ejecución de préstamos hipotecarios de promotores termina metiendo más inmuebles en el balance, justo lo contrario que debe hacer la Sareb, nacida para tener cada vez menos activos. No más.

Los 107.000 activos inmobiliarios que Sareb tenía al inicio de la actividad, en febrero de 2013, seguirán estando por encima de los 90.000 a finales de 2015, a pesar de las numerosas campañas puestas en marcha durante este mes de diciembre, tanto por el banco malo como por los servicers contratados para la venta de estos activos.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diez tendencias en interiorismo y decoración que marcarán el 2023

Guiada por su creatividad y pasión por la naturaleza, la interiorista...

La superficie visada para construcción se estanca en 2022

Se mantienen los niveles anteriores a la pandemia, pero los 33.330.736...