miércoles, 1 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Rodrigo Rato: Situación de la economía mundial y reformas de futuro

 

Afirma que las medidas fiscales y para dar más liquidez no saldrán «gratis»

   OVIEDO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) –  

   El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato afirmó hoy que el sector financiero se enfrenta a un cambio regulatorio y a la reestructuración de sus propios balances en un contexto de «desconfianza», por lo que afirmó que las fusiones se plantean como una salida, si bien advirtió de que ha habido ciertas operaciones de este tipo que no han salido bien.

   Rato se pronunció en esos términos en el transcurso de la conferencia que impartió hoy en Oviedo, bajo el título ‘Situación de la economía mundial y reformas de futuro’, en el marco de las jornadas ‘Espacio empresas’ organizadas por la Obra Social de Caja España’.

   «Esta crisis es muy amplia y ha entrado en un círculo vicioso», señaló Rato, quien afirmó que las políticas de inyección de liquidez son «imprescindibles», aunque no van a resultar gratis. En cualquier caso, dijo que con las mismas no se va a arreglar el problema financiero, dado que también hay que poner en marcha políticas presupuestarias para sostener la demanda.

   Concretamente, aludió a las medidas relativas a paquetes de estímulo fiscal, algo que también «habrá que pagar», según dijo. De hecho, afirmó que todo el esfuerzo fiscal realizado por España en los últimos años, donde la sociedad hizo un esfuerzo muy importante para reducir la deuda pública, se va a perder en los tres siguientes ejercicios.

   En este sentido, indicó que el aumento del gasto público no resuelve por sí mismo la situación económica, pero que es necesario para compensar caídas de demanda privada. Se trata así, añadió, de medidas que han de ser, al igual que las fiscales, temporales, a medio plazo. Así, explicó que cada país tiene que priorizar la dirección en la que va encaminado ese gasto público, en función de sus necesidades y los problemas más acuciantes que le causa la crisis.

   En su intervención, Rato también aludió al debate relativo a la «socialización de las pérdidas» en el actual contexto económico, algo que, en su opinión, «ya se está haciendo». Sin embargo, dijo que no se socializaron beneficios y alertó del «riesgo moral» que vuela sobre ese debate, dado que el discurso capitalista siempre ha contemplado el riesgo de pérdidas.

   Para el ex director gerente del FMI, la actual crisis económica supone un cambio «brusco» de modelo. «El mundo al que vamos es distinto del que venimos», señaló. Además, dijo que uno de los peligros de la situación actual es que determinados gobiernos recurran a medidas proteccionistas.

   En este sentido, Rato, que defendió las ventajas de la globalización, señaló que el proteccionismo puede ser una tentación a la que se recurra desde algunos ámbitos por «presiones políticas».

   El que fue vicepresidente económico de España en el periodo 1996-2004 consideró «inconcebible» que en la actual situación se puedan plantear como soluciones el recurso a medidas proteccionistas, tal y como algunas voces parecen apuntar desde la Unión Europea e incluso desde Estados Unidos.

   Recordó que los países ricos se han beneficiado y siguen beneficiándose notablemente del comercio internacional. Así, explicó que cualquier medida que se tome ha de ser compatible con el fomento de la competencia, defendiendo así que se potencie la competitividad, en lo que defendió como la «batalla de la competitividad mundial». En el caso de España, Rato prevé que no haya un gran aumento de la demanda interna, por lo que dijo que han de mejorarse los instrumentos de internacionalización.

   En lo que definió como «estrategia de salida», Rato se mostró partidario de una visión a medio plazo, en la que se hace necesario avanzar en la liberalización de inversiones en los países emergentes, así como la apertura de un proceso de liberalización para inversiones.

   Resaltó la importancia de que la sociedad y los sectores discutan todas esas medidas, porque el proceso requiere un «debate social», dado que finalmente habrá ganadores y perdedores. «No hay que tener miedo a los cambios, pero hay que discutirlos porque no son sencillos», apuntó.

   Volviendo a esa ‘estrategia de salida’ para salir de la situación actual, Rato resaltó la importancia de que se tomen medidas que estén coordinadas internacionalmente y que tengan presente el liderazgo de los países emergentes. «China, India o Brasil han de jugar un papel cada vez más importante», sentenció. Esa coordinación también ha de abarcar, a su juicio, cuestiones como el precio del petróleo o las oscilaciones del coste de las materias primas.

   Finalmente, Rato señaló que, a día de hoy, la inflación ha dejado de ser un problema, algo que es una buena noticia, porque da margen a los bancos centrales para bajar los tipos de interés. No obstante, señaló que la caída del valor de los activos de los últimos meses, la desconfianza, y el intenso desapalancamiento, además del alto índice de la volatilidad (miedo al riesgo) sostiene al sector financiero inmerso en la crisis, con consecuencias para la economía real.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS