sábado, 10 diciembre 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Cada vez hay menos casas aseguradas

Madrid. A la hora de reducir gastos, en los hogares se está ajustando al máximo. Compras reducidas al mínimo, retrasos en la rotación de automóviles, electrodomésticos, ropa y cualquier cosa que pueda seguir siendo de utilidad aunque se haya quedado un tanto anticuada. Y entre estos ajustes se encuentra el seguro que protege las viviendas ante posibles daños.

En la Comunidad de Madrid han sido unas 34.000 las viviendas que dejaron de estar aseguradas en 2011. Unas 11.000 propietarios decidieron rescindir el seguro y otros 23.000 que compraron su nueva casa ni siquiera llegaron a firmar la póliza. Es decir, una de cada seis viviendas, sobre las casi tres millones que forman el parque residencial de la región, carece de esta cobertura. Son conclusiones alcanzadas por la consultora ICEA tras analizar datos del Ministerio de Fomento.

Durante los últimos años, este seguro se incluía en las hipotecas y se vendía como algo obligatorio, cuando en realidad no lo es. Por eso, ahora, los propietarios, sabedores de este detalle, están decidiendo rescindirlo, prescindir de su renovación automática o no contratarlo. 

El importe medio anual de una póliza de hogar asciende a 214 euros para asegurar un piso y sus enseres tasados en unos 206.000 euros. Las goteras suelen ser el siniestro que más afecta a los inmuebles de la región, donde cada año se producen de media 735.000 humedades en la vivienda propia o en la de un vecino por fugas, filtraciones o grifos mal cerrados, según un estudio realizado por Línea Directa. Y los meses  más sensibles: diciembre, enero y agosto. Algo que atribuyen al hecho de que en estas fechas se concentran los principales periodos vacacionales de los madrileños.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios insisten en que si una vivienda tiene seguro, este debe ocuparse de todo. Si somos los culpables del desperfecto, la empresa lo reparará en nuestra vivienda y en la del vecino afectado. Además, si el desperfecto nos lo ocasiona un vecino sin póliza, el seguro lo cubrirá y luego intentará facturárselo al causante. Los problemas pueden aparecer cuando ninguno de los dos propietarios tiene póliza. En este caso, si el que ocasiona el desperfecto se niega a repararlo, el afectado tendrá que reclamárselo. Si sigue negándose, tendrá que recurrir a la vía judicial.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

¿Cuánto dinero se queda Hacienda de los premios de Lotería de Navidad?

Los ganadores de premios menores de 40.000€ no tendrán que pagar...

Cómo adaptar la vivienda a las necesidades de una persona con problemas de movilidad

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el...

Descubre los adornos que no pueden faltar este año por Navidad en casa

Guirnaldas de diferentes tamaños y la decoración minimalista serán los protagonistas...

Informe sobre tendencias en vivienda en Europa 2022 elaborado por Remax Europa

REMAX Europa presenta el primer reporte sobre tendencias en vivienda en...

Intrum completa la adquisición de Solvia a Banco Sabadell

Con esta operación, Intrum completa la compra del 20% de las...

Jornada sobre la colaboración entre los agentes para la ‘Gestión Integral de Rehabilitación de Barrios’

La empresa constructora y agente rehabilitador QUABIT Construcción, junto con RESURGE,...

Pagar una hipoteca, 200 euros más barato al mes que un alquiler en España

El precio medio actual del metro cuadrado en España para la...