sábado, 4 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Proyecto de ingeniería para detectar puntos negros en las carreteras cántabras

Con el fin de dar un paso adelante en la detección de puntos negros en las carreteras de Cantabria -hasta ahora evaluado en base al número de accidentes producido y de víctimas ocasionadas-, desde la Consejería de Obras Públicas y Vivienda se va a impulsar la puesta en marcha de un proyecto que será desarrollado por la Fundación Pro Rebus Academiae (FPRA), de la Real Academia de Ingeniería, y por la Universidad de Cantabria.

Se busca con ello analizar, en términos de probabilidades, el proceso de los accidentes y las distintas variables que influyen, y todo ello basado en un sistema que analiza todo esto en función de probabilidades condicionadas. Una idea que valora las probabilidades de que ocurra un accidente en cada uno de los lugares, por ejemplo, a través de una cámara instalada en un coche que recogerá una serie de imágenes de las carreteras de Cantabria.

El objetivo final es el de incorporar todas las vías de la red de carreteras de Cantabria al programa de análisis, empezando por las más importantes o por aquellas en las que se hayan detectado puntos de especial peligrosidad e identificar y determinar las probabilidades de accidentes en los puntos más críticos de la red.

El desarrollo de este proyecto aportará una nueva metodología, análoga a la aplicada para el caso del estudio de la seguridad en los ferrocarriles, que permite cuantificar las probabilidades de incidentes severos en cada uno de los puntos de la red de carreteras en los que existe un peligro identificado.

Por tanto, como resultado, podrán ordenarse estas probabilidades y programar una corrección, en caso de que sea necesaria, para reducirlas, así como programar los planes de mantenimiento de forma que se optimicen los medios disponibles para no malgastar en acciones con consecuencias en zonas menos peligrosas cuando, quizás, aún no se han resuelto las de mayor riesgo.

El procedimiento propuesto se fundamenta en el análisis probabilista de la seguridad mediante un modelo markoviano-bayesiano, compuesto por una sucesión de subredes bayesianas, que corresponden a cada uno de los elementos que aparecen en la carretera, y que tienen en cuenta las calidades del firme, anchuras de carriles y arcenes, así como las frecuencias de situaciones meteorológicas adversas que ponen en peligro la seguridad de la circulación de vehículos y peatones.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diez tendencias en interiorismo y decoración que marcarán el 2023

Guiada por su creatividad y pasión por la naturaleza, la interiorista...

La superficie visada para construcción se estanca en 2022

Se mantienen los niveles anteriores a la pandemia, pero los 33.330.736...