jueves, 2 febrero 2023
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

La vía de los ‘projects bonds’ para reactivar las infraestructuras

Madrid. En principio, la iniciativa ‘Europe 2020 Project Bond Initiative’, más conocida como ‘projects bonds’, no iba a entrar en funcionamiento antes de 2014, pero la propuesta de la Comisión Europea ha abierto la posibilidad a que se abra su línea de financiación durante 2012 y 2013 ante la situación generalizada de falta liquidez.

Un mecanismo que se antoja adecuado para que las administraciones y las empresas públicas se interesen en él más de lo que lo están haciendo para afrontar proyectos en el ámbito de las infraestructuras, fundamentalmente de transporte, de energía y de telecomunicaciones. Se trata de, en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), reactivar los mercados de bonos y facilitar a los promotores de infraestructuras la captación de financiación a largo plazo.

Una vía para atraer inversiones, no solo a nivel europeo sino a escala global, desde otros ámbitos hasta la fecha inexplorados como fondos de pensiones, fondos soberanos y compañías de seguros, entre otros, todos ellos con necesidades de invertir sus recursos en activos a largo plazo, en la mayoría de los casos bajo el paraguas de un determinado ‘rating’ crediticio.

La puesta en marcha de esta fase piloto precisa de los correspondientes y necesarios cambios legislativos en la actual normativa comunitaria con el fin de reasignar ciertas partidas presupuestarias. Cambios propuestos recientemente por la Comisión Europea al Parlamento y al Consejo de cara a dotar a esta fase piloto de hasta 230 millones de euros para su desarrollo dentro del programa de inversión total prevista en Connecting Europe Facility (CEF) de hasta 50.000 millones.

Entre las ventajas de los ‘projects bonds’, el de aumentar la competencia en los proveedores de crédito con la entrada de nuevos partícipes que precisan en sus inversiones ciertos criterios de eligibilidad tales como la existencia de ratings crediticios, la revitalización de un mercado de bonos prácticamente inexistente a nivel de la Unión Europea y el impulso a proyectos en determinadas infraestructuras que por falta de financiación no saldrían adelante.

Compartir contenidos en Redes Sociales

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Las diez tendencias en interiorismo y decoración que marcarán el 2023

Guiada por su creatividad y pasión por la naturaleza, la interiorista...

La superficie visada para construcción se estanca en 2022

Se mantienen los niveles anteriores a la pandemia, pero los 33.330.736...