Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosInternacionalJoaquín Almunia: Es "razonable"...

Joaquín Almunia: Es “razonable” pensar que dentro de un año el horizonte económico empezará a despejarse

MADRID, 27 Oct.  El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy que el mundo vive momentos “de gran incertidumbre”, aunque consideró “razonable” pensar que en un año el horizonte económico empezará a despejarse a pesar de que a corto plazo los mercados siguen muy volátiles y dentro de un clima “de pesimismo y tensión”.

   Así lo puso de manifiesto en un encuentro digital con los lectores de ‘elpaís.com’ recogido por Europa Press, en el que recordó lo fácil que resulta equivocarse en un momento como el actual al hacer previsiones de más de una semana, puesto que el sistema financiero aún tiene que superar problemas “muy serios” y la economía no financiera está empezando a acusar el impacto de la falta de financiación y del mayor coste del crédito.

   Almunia aseguró que hace un año había “muchas voces” que llamaban la atención sobre la “insostenibilidad” de un patrón de crecimiento basado en un apalancamiento excesivo y en costes de financiación demasiado bajos, sobre la evolución de los desequilibrios en la economía global o sobre la imposibilidad de detectar quien estaba acumulando riesgos financieros.

   “Ahora todo el mundo reconoce que hay que mejorar la regulación financiera, la coordinación de reguladores y supervisores y la vigilancia de los riesgos para la estabilidad financiera”, indicó Almunia, tras asegurar que no es posible pensar que las soluciones nacionales son suficientes ante un mercado global, y recordar que la UE ha puesto en marcha un grupo de expertos de alto nivel, presidido por Jacques de la Rosière, para hacer una propuesta sobre mecanismos de regulación y supervisión “coherentes y coordinados”.

   Preguntado sobre la actuación que deben desarrollar otros países en el caso de una eventual caída de un banco como ING y siempre que Holanda no tenga los recursos suficientes para salvarlo, el comisario europeo recordó que los países europeos han declarado “solemnemente” que no dejarán caer a ningún banco de esas características, aunque reconoció que en casos como el de ING, de bancos que operan en diversos países, “sin duda” todas las autoridades financieras y monetarias deben colaborar.

   “Ahora lo que se está discutiendo es cómo mejorar los sistemas y mecanismos de colaboración, tanto para prevenir las crisis como para resolverlas”, explicó Almunia, quien resaltó también la necesidad de exigir responsabilidades a los gestores de los bancos ante la crisis.

   Sobre la conveniencia de que baje el Euríbor, Almunia aseguró que en estos momentos es positivo que baje este índice, puesto que significaría que se están aliviando las tensiones en el mercado interbancario y que los bancos empiezan a normalizar su actividad, aunque advirtió del peligro de regresar a una situación en la que los tipos de interés reales sean negativos, ya que, a su parecer, conduciría a un excesivo endeudamiento, a la baja percepción de riesgos y a la creación de nuevas burbujas.

LAS FAMILIAS Y EMPRESAS SE BENEFICIARÁN DE LAS MEDIDAS.

   En respuesta a una pregunta sobre la posibilidad de que la UE desarrolle iniciativas para ayudar directamente a las familias en vez de a los banqueros, el comisario europeo aseveró que si el sistema financiero vuelve a funcionar con normalidad, tanto las familias como las empresas se beneficiarán “inmediatamente” de las medidas puestas en marcha por la UE. “No tendría sentido ayudar a los bancos para que éstos se queden con las ayudas y no las transformen en crédito”, señaló.

   En cuanto a la propuesta del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, de crear fondos soberanos, Almunia aseguró que la existencia de estos fondos es un “factor importante” para canalizar capital en manos de estados con grandes superávit exteriores hacia aquellas empresas y países que necesitan ese capital, aunque reconoció no estar seguro de que la idea avanzada por Sarkozy tenga que ver con este tipo de fondos. “Más bien parece tratarse de canalizar dinero público francés para reforzar la posición de empresas francesas”, advirtió.

   Preguntado por las medidas necesarias para evitar la recesión en Europa, Almunia consideró que el “mix” de política macroeconómica (monetaria y fiscal) debe sostener la actividad, al tiempo que consideró necesario acertar en las reformas estructurales capaces de facilitar la transición en el mercado de trabajo, impulsar la inversión y avanzar hacia un modelo de crecimiento sostenible.

   Además, aseguró que si la Constitución europea hubiese entrado en vigor, Europa estaría ahora mejor equipada para hacer frente a las dificultades económicas y a los problemas políticos, al tiempo que reiteró la necesidad de plantear las respuestas adecuadas en estos dos ámbitos con una sola voz.

CONFÍA EN QUE ESPAÑA ACUDA A LA CUMBRE ECONÓMICA.

   Sobre la previsible ausencia de España en la cumbre económica que se celebrará el próximo 15 de noviembre, el comisario europeo confió en que España pueda finalmente participar en dicha reunión porque “puede y debe” aportar la experiencia en la gestión de su sistema financiero, así como una visión positiva del multilateralismo y del papel que deben jugar las instituciones financieras internacionales.

   Finalmente, preguntado por la posibilidad de que la victoria de Barack Obama en las elecciones de EE.UU. pueda repercutir en el futuro desarrollo de la crisis, Almunia aseguró que este candidato tiene las ideas claras sobre la necesidad de mejorar la regulación y la supervisión de las entidades, al tiempo que podría colaborar mejor con la mayoría demócrata del Congreso americano.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad