Inmodiario

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 supondrá una inversión global de 320,77 millones de euros en Andalucía hasta el próximo año 2021, lo que permitirá el desarrollo de un total de 95.265 actuaciones a través de los diferentes programas establecidos en el citado plan, según ha puesto de relieve en el Parlamente andaluz el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López.

En su comparecencia en la comisión de Fomento y Vivienda, López ha explicado que la aportación estatal asciende a 246,75 millones y las actuaciones que serán cofinanciadas por el Gobierno andaluz en este plan estatal se elevan a un montante de 74 millones.

El consejero ha subrayado que "la firma del convenio para la ejecución de esta planificación estatal 2018-2021 en Andalucía ha sido un paso crucial para la articulación de una política de vivienda eficaz y viene a reforzar las pautas de colaboración y los compromisos adquiridos por ambas administraciones en esta materia".

El titular de Fomento y Vivienda ha valorado también el porcentaje del presupuesto de este plan estatal asignado a Andalucía, que alcanza el 17,10%, una cifra cercana al peso poblacional de la Comunidad.

Además, ha destacado "la celeridad con la que se ha puesto en marcha este plan estatal, ya que escasamente 1 mes y medio después de la formación del nuevo gobierno socialista del Estado se ha firmado este convenio para la ejecución de citado plan estatal, una agilidad que -ha continuado- contrasta con la lentitud con la que el anterior Gobierno del Partido Popular tramitó y aprobó el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, una demora e ineficacia que lastró el desarrollo de muchas medidas y actuaciones en materia de vivienda".

El consejero ha señalado que "el plan estatal facilitará el acceso a una vivienda a unas 50.300 familias en Andalucía, de las que 5.448 serán jóvenes que van a poder hacer frente al pago de sus alquileres". "Igualmente, se va a mejorar las condiciones de vida de otras 44.965 familias gracias al desarrollo de actuaciones de rehabilitación, que llevan a su vez aparejada una inversión privada que asciende a 149,8 millones de euros, que unida a las ayudas públicas van a permitir la creación de un total de 15.223 empleos", ha afirmado.

El plan estatal impulsará el programa de ayuda al alquiler de vivienda para sectores de población con escasos medios económicos, con la aportación de 80,7 millones de euros, así como el programa de ayuda a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual, con 5,4 millones.

Asimismo, se fomentará el parque de vivienda en alquiler, ya sean nuevas o procedentes de la rehabilitación, con 58,9 millones, y también la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas, con 9,9 millones.

Además, se potenciará la conservación, mejora de la seguridad y accesibilidad en viviendas, con 82,8 millones; la regeneración y renovación urbana y rural, con 60,4 millones, y el apoyo a los jóvenes para acceder a una vivienda, ya sea en régimen de alquiler o mediante una ayuda directa a la adquisición de viviendas localizadas en municipios de menos de 5.000 habitantes, que contará con 22,7 millones.

Por último, el consejero se ha referido también al desarrollo del Plan Andaluz de Vivienda y Rehabilitación 2016-2020 que, hasta su conclusión, movilizará una cantidad cercana a los 730 millones de euros.

"La inversión pública en rehabilitación, que se sitúa en torno a los 544 millones de euros, podrá además arrastrar una inversión privada superior a los 810 millones, lo que supone una inversión global en rehabilitación para los próximos años de 1.360 millones de euros y por tanto una estimación de generación de empleo que supera los 40.000 puestos de trabajo", ha concluido.