Thursday, 7 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Blanco (PSOE) confía en que la caída de precios de la vivienda esté “tocando ya suelo”

MADRID.    El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, confía en que la caída de los precios de la vivienda esté “tocando ya suelo”, y cree que la construcción residencial “también se va a activar” en el futuro, aunque “no se vayan a hacer el mismo número de viviendas que se hacían hasta ahora”. “No está escrito que nuestro país no vuelva a crecer en el sector de la construcción”, dijo en una entrevista con Europa Press.

    Blanco admitió que para ello tiene que venderse el actual ‘stock’ de viviendas y se mostró convencido de que “hay una demanda importante que no se está ejecutando” porque la gente espera que los precios caigan más y porque “no había crédito” para acometer las compras.

    “Yo estoy convencido de que las dos cosas se van a superar, de que estaremos tocando ya suelo en cuanto a la caída de precios (…) y de que las entidades financieras van a volver a facilitar el crédito, lo cual también puede activar la demanda en este sector”, aseveró.

    Sobre el flujo de crédito a empresas y ciudadanos, Blanco subrayó que “el crédito sí está llegando”, después de que los socialistas hayan puesto “mucho empeño en movilizar recursos públicos para garantizar” que las entidades financieras lo faciliten.

    El dirigente socialista argumentó que así lo avalan los datos sobre el circulante del mes de diciembre respecto al mes de octubre. No obstante, admitió que algunas medidas entraron en vigor el 23 de diciembre y todavía no han entrado en “pleno rendimiento”. “Todavía no ha dado sus frutos, pero tenemos que seguirlas de cerca”.

    Así, afirmó que hay que “desarrollar” y “evaluar” todas las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo antes de “ver si es necesario complementarlas” con nuevos planes. “Somos conscientes de que las empresas tienen que tener liquidez y circulante, porque es el principal motor de nuestro desarrollo y por lo tanto de la creación de empleo”, aseguró.

PAZ SOCIAL

    Por otro lado, el dirigente socialista se declaró convencido de que no habrá enfrentamiento entre Gobierno y sindicatos, sino que éstos “van a cooperar intensamente para entre todos hacer frente a la situación”.

    En concreto, quiso puntualizar que las huelgas generales que se han convocado en otras legislaturas han sido “a partir de decisiones no consensuadas entre el Gobierno y los sindicatos” y que, en concreto, la de 2002 fue “por un decretazo que recortaba derechos de los trabajadores”.

    En este sentido, subrayó que “este Gobierno no va a hacer decretazos que recorten derechos”, sino que “va a preservar el dialogo social y el consenso porque es un instrumento fundamental que da sus resultados”.

    Blanco se mostró convencido de que las medidas del Gobierno “van a dar resultados en 2009” y no puso en duda la actual previsión del Gobierno de que la situación económica comenzará a mejorar a partir del segundo semestre del año, porque aunque “no es fácil pasar a crecer de un día para otro” tampoco lo era “pasar de ser una de las economías que más crecía en el seno de la UE y que más empleo generaba, a destruir empleo”.

    Así, argumentó que también hubo reacciones de escepticismo cuando el Gobierno decía que la situación de las familias mejoraría a finales de 2008, y que así ha sido gracias a la bajada de los precios del petróleo, el IPC y las hipotecas. “La previsión para el próximo año es que sigan bajando precios y bajando hipotecas, lo cual va a significar que las familias tengan más renta disponible”, aseguró.

    En cuanto a los sectores económicos que podrán retomar el crecimiento, afirmó que además de que la construcción puede reactivarse, es posible crecer en el sector servicios, en nuevas tecnologías, medio ambiente y desarrollo sostenible y “desde luego puede incrementarse la productividad”.  

    Asimismo, confió en que “las consecuencias de la globalización”, igual que han llevado a España “a un proceso muy rápido de desaceleración, de pérdida de empleo, de situación de crisis muy agudizada, nos puede llevar también a un periodo de crecimiento rápido y de superación de la crisis”.

UN AÑO “DURO Y DIFÍCIL”

    En todo caso, admitió que 2009 “será un año duro y difícil” pero insistió en que España “tiene fortaleza para salir adelante” y “tiene que estar entre los países que salgan más rápidamente de la crisis”. “El principal reto que tenemos por delante es afrontar la crisis”, remachó Blanco.

    Para ello, opinó que con la crisis ha quedado claro “que las recetas neoliberales y neoconservadoras no han dado resultados” y que lo necesario es aumentar el gasto, tal como “están haciendo todas las administraciones”, porque “cuando los motores del crecimiento se paran tiene que ser la inversión pública la que tire del crecimiento y del desarrollo”.

    Además, afirmó que frente a quienes “generan desconfianza”, los socialistas confían en el potencial de España y en la “reacción colectiva” mientras “hay otros que lo fían todo al mercado”.

 

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad