Inmodiario

El cambio climático es uno de los temas candentes del momento. Deshielos polares, menos lluvias en primavera e invierno, incremento de la temperatura media… Son muchos los factores medioambientales que se están viendo alterados en los últimos años. Todos podemos poner nuestro granito de arena para tratar de ponerle freno. ¿Cómo hacerlo? Empezando por apostar por el ahorro energético en nuestra propia casa, una medida que no sólo ayuda al medio ambiente, sino también a la propia economía familiar.

Las constructoras y las compañías de electrónica de consumo están cada vez más concienciadas con el ahorro de energía. Tanto los nuevos electrodomésticos que se lanzan al mercado como las casas de nueva construcción incorporan mejoras con las que emitir la menor cantidad de C02 posible a la atmósfera y evitar que la demanda mundial de energía llegue a límites insostenibles.

Con motivo del Día Mundial del Ahorro Energético, que se celebra el 5 de marzo, los expertos inmobiliarios de Tiko han preparado una serie de consejos para que los particulares se conciencien para hacer un mejor uso de la energía en sus hogares. Con estos tips, toda la familia podrá llevar a cabo acciones sencillas y eficientes que ayudarán con el cambio climático, la sostenibilidad de la Tierra y, además, les servirán de ahorro económico personal:

1. Apostar por bombillas LED, de bajo consumo. Las bombillas LED consumen un 22% menos que las bombillas de bajo consumo clásicas y un 80% menos que las incandescentes, según Xataka. Entre sus grandes ventajas destaca que se adaptan a cualquier tipo de lámpara y su duración media es de más de 10 años, por lo que, aunque su precio es superior a las demás, a la larga sale más rentable para la cuenta bancaria.

2. No tener encendidos ni en 'stand by' los aparatos electrónicos si no se utilizan. No hay ningún beneficio, ni para la economía ni para el medio ambiente, en tener un aparato electrónico encendido o en 'stand by' si no se le está sacando provecho. Es más, dejar cualquier electrodoméstico en "modo ahorro" supone hasta un 12% del consumo anual del aparato. Si televisores, equipos de sonido, pantallas de ordenador, etc. Se quedan encendidos, podría llegar a suponer un gasto de hasta 100 euros anuales.

3. Revisar periódicamente el mantenimiento de la caldera. Realizar un mantenimiento habitual de la caldera no solo sirve para evitar que ésta se estropee antes de tiempo, sino también para ahorrar energía y dinero. Contratar un seguro de la caldera que se encargue de este mantenimiento es básico. Cierto que supone un desembolso anual, pero a la larga el medio ambiente y el bolsillo lo agradecerán.

En el caso de que la caldera sea muy antigua es conveniente cambiarla por una más nueva con la etiqueta de calificación A. Muchas comunidades autónomas organizan campañas de renovación para garantizar la eficiencia energética y ofrecen ayudas económicas. Busca en la página web de tu CCAA información al respecto.

4. Utilizar electrodomésticos con la etiqueta energética A+++ y usarlos de forma moderada. La etiqueta energética A+++ indica que el electrodoméstico es un aparato de consumo mínimo o bajo consumo. Los dispositivos con esta catalogación tienen un precio de venta más caro, pero suponen un ahorro a largo plazo: al consumir menos energía, se gasta menos luz, lo que también repercute de forma positiva en la economía del hogar.

5. No abusar de temperatura de la calefacción ni del aire acondicionado. Es importante mantener una temperatura equilibrada tanto en invierno como en verano. La diferencia de grados entre la calle y nuestro hogar suele ser significativa, por eso es básico regular la caldera o el equipo de aire acondicionado para no gastar energía de más y mejorar la eficiencia de los aparatos.

Según lo establecido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, lo ideal es que en invierno la calefacción no esté por encima de los 21oC y en verano, el aire acondicionado no esté por debajo de los 26oC.

Todos estos consejos pueden aplicarse a cualquier vivienda. Los expertos de Tiko insisten en la importancia de contribuir al ahorro energético con estas pequeñas acciones del día a día. En palabras de Ana Villanueva, CEO de Tiko, la Proptech que hace posible que vendas tu piso fácilmente y en pocos días, "la evolución tecnológica está por fin llegando al sector inmobiliario. ¿Por qué dejar pasar la oportunidad de aprovecharla para ayudar al medio ambiente?"


  • Tags