Soy una persona viajera, que le encanta descubrir nuevas ciudades y culturas. Actualmente trabajo como...
Inmodiario

Los alquileres en España suelen ser considerados una cosa de locos. Son muchos los propietarios que no saben a qué nivel de duración poner su estancia en alquiler. En este artículo veremos las diferencias y la comparativa entre el alquiler turístico vacacional y el alquiler de larga temporada.

Comparativa Alquiler Turístico Vacacional

Los precios desorbitados a los que se han colocado algunos alquileres de algunas ciudades, hacen que los propietarios se froten las manos para la temporada de verano. Y es que, una persona con un piso en propiedad en Barcelona puede hacer su Agosto si pone ese piso en alquiler durante el verano. Esta es sin duda una de las ventajas de este tipo de alquiler: Las grandes ganancias en temporadas cortas.

La agencia Beerent, uno de los modelos de negocio de gestores vacacionales de mas éxito, comenta: "El alquiler turístico es una de las formas mas rentables de sacar beneficios a una vivienda con poco uso o para ganar un dinero extra con la vivienda, algo que con las viviendas de larga estancia están mas pensadas para una renta fija y que no pueden ocuparse de la gestión de un alquiler vacacional."

Según un estudio realizado por la plataforma de alquiler vacacional Homeaway, desvela que solo en los tres meses de verano (Junio, Julio y Agosto) un propietario puede llegar a ganar 36.021€. Es decir, unos 12.000€ al mes. Este estudio comparativo muestra también que en los 20 destinos más populares durante 2017, las ganancias que un propietario obtuvo al alquilar en estancias cortas oscilaron entre los a comentados 36.000 euros en Barcelona y los 5.241 euros en Alicante en el trimestre más solicitado del año.

Como se pueden observar, las diferencias y comparaciones son muy, muy significativas. No es lo mismo ser propietario de un piso en la playa de La Barceloneta que en la Playa de Alicante. Ni por ejemplo en San Sebastián, donde los dueños de viviendas turísticas también lograron beneficios el verano pasado: 7.213 euros de media al mes en junio, julio y agosto. Pero es en Ibiza, donde los pisos (después de Barcelona) mejor beneficios tienen. Por ejemplo en localidades ibicencas como San José de Sa Talaia tampoco llegan a los 11.979 euros por cada mes durante el verano.

La página web ha basado su estudio comparativo en una ocupación media del 75% en viviendas con fines turísticos ubicadas en distintos destinos cuya capacidad es de dos o más dormitorios. Como se puede observar, no estamos hablando de casas o villas vacacionales, sino más bien de pisos pequeños (muy comunes hoy en día).

En orden de rentabilidad, tenemos a Tarifa como el cuarto destino más rentable aportando unos 6.689 euros mensuales durante Junio, Julio y Agosto. Mientras, Marbella, con 4.851 euros, se coloca como quinto lugar más rentable para los pisos turísticos, en una lista en la que localidades valencianas como Gandía, Calpe o Denia en las que los alquileres rondan los 3.000 euros por mes.

Uno de los grandes inconvenientes del alquiler vacacional, y del que poca gente habla, es la gran dependencia que necesitan del propietario mismo. Es decir, al haber un flujo mayor de inquilinos entrando y saliendo por temporadas cortas, el propietario ha de gestionar estas entradas y salidas y tiene que estar mucho más pendiente de la limpieza y mantenimiento de su alojamiento. La única solución es dejar el piso en manos de profesionales que se dediquen a la gestión de alquileres vacacionales.

Comparativa Alquiler de larga estancia

¿Qué resulta más beneficioso? El alquiler turístico o el alquiler residencial? Pues la respuesta a esta pregunta es muy común: depende.

Si bien es cierto que el alquiler turístico solamente se equipara a la rentabilidad del residencial a partir del 60% de ocupación en ciudades como Madrid o Barcelona. Es decir, es necesario que el piso esté alquilado 18 noches al mes para que sea igual de rentable que el alquiler tradicional. En el caso de Barcelona, el porcentaje mínimo de ocupación se reduce al 50%. Es decir, entre 15 y 18 noches.Aunque también es cierto que en algunos distritos de Madrid como Carabanchel, Chamberí o Fuencarral-El Pardo, ni siquiera alquilando la vivienda 24 noches al mes, el alquiler turístico resulta más rentable que el alquiler tradicional.

Comparando con el alquiler vacacional, un alquiler residencial de larga duración tiene muchos menos gastos. Ya que los consumos y suministros son asumidos por el inquilino, mientras que tampoco suelen existir gastos de gestión del alquiler.

Otro inconveniente del alquiler turístico, que convierte en ventaja al residencial, es que para superar los ingresos que te da un alquiler residencial, deberías tener ocupada vacacionalmente tu casa todos los días. En el caso del alquiler turístico, la comparativa es evidente, los ingresos son el precio de cada noche por el número de noches. En cambio otra desventaja son los gastos, que los asume el propietario. Los consumos y suministros: la electricidad, el gas, el WIFI, el agua y la gestión de alquiler.

Es por eso, que recomendamos que para elegir bien si poner tu piso disponible para alquiler turístico o residencial, es muy necesario hacer bien las cuentas y calcular los ingresos y gastos que se derivan de ambas opciones, incluyendo como no, las obligaciones con Hacienda.

Sin duda, si tienes un alojamiento vacacional y estás pensando en ponerlo en alquiler... Estas cifras te habrán ayudado a decidirte.