Monday, 27 June 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Cinco consejos para integrar la naturaleza en la terraza de un bar o restaurante

Ya sea a pie de calle, en un parque, en las alturas o en un pequeño rincón recóndito de la ciudad, con la llegada del calor las terrazas se convierten en el perfecto aliado para disfrutar al aire libre de una buena bebida refrescante, un buen cocktail o un vermú, siempre acompañado de un pequeño tentempié y una buena compañía.

En España hay mucha cultura de “terraceo”, por lo que encontramos una gran variedad de llamativas opciones, con espacios exteriores muy cuidados y pensados para atraer la visita del mayor número de clientes. Pero el clima y la temperatura extrema que se alcanza en esta temporada del año, puede limitar la usabilidad de estos espacios. ¿Cómo podemos hacer frente a esto? El paisajismo nos puede ayudar a encontrar la respuesta, y es que la integración de la naturaleza y un correcto uso de la misma puede ayudarnos a potenciar la terraza de cualquier bar o restaurante.

Todo paisajismo que se haga en estos entornos ha de tener la capacidad de poseer mucha versatilidad, para que se puedan utilizar en diversidad de localizaciones o en diferentes condiciones o estaciones. Para ello, el paisajista Fernando Pozuelo ha destacado cinco aspectos a tener en cuenta a la hora de utilizar en paisajismo en terrazas para conseguir entornos más agradables:

1. La gestión del sol y la sombra. Lo que se busca es, en momentos estivales en los que hace una temperatura elevada, contar con determinadas zonas de la terraza que estén bajo la sombra, bien sea a través del uso de vegetación natural, que nos puede proporcionar sombra gracias a la copa de un árbol, o a través de parasoles o sombrillas u otros elementos de sombreamiento como pérgolas o toldos. Además de ello, también deberemos prestar especial atención al equilibrio con las zonas de sol. Esto se podrá gestionar también a través de la instalación de pérgolas bioclimáticas, que permiten cerrarlas o abrirlas completamente en función de las necesidades, para aquellos momentos en los que si apetece recibir los rayos en nuestra piel.

2. Uso de vegetación. Normalmente, en este tipo de espacios, se apuesta por una línea de una vegetación muy naturalizada, siguiendo la tendencia de New Perennial, de Piet Oudolf. Este tipo de vegetación es muy abundante y natural. Esta abundancia, en muchos casos, se puede ampliar a especies exóticas, como son las Palmáceas, Rabaneras, Musas, o Strelitzias (Ave del paraíso), que suelen ser plantas de hoja ancha. Estas decoraciones dependen del clima que predomine o de la vertiente mediterránea donde nos encontremos. La vegetación no solamente tiene que ser exótica de abajo a arriba, partiendo de macetas, sino que también pueden ser colgantes, a través de cascadas florales y a través de las estructuras de pérgolas, o de sombreamiento, ya que nos permiten instalar maceteros con diferentes especies colgantes.

3. Aumento del tiempo de disfrute. La terraza o restaurante será más aprovechable cuanto más utilización tenga de la franja horaria, siempre y cuando esto coincida con el modelo productivo o de negocio del restaurante. Se pueden incorporar sistemas de nebulización, o sistemas que permiten vaporizar agua en el ambiente, para poder así refrescar a los comensales. Si esto lo unimos a ciertas corrientes de aire se pueden conseguir mejoras térmicas de hasta 6 u 8 grados de temperatura. Del mismo modo, a la caída del día o a primera hora de la mañana, también se pueden poner lámparas de infrarrojos o estufas, que permiten calefactar la terraza y el restaurante e incluso permiten que se pueda estar cómodamente hasta altas horas de la madrugada.

4. Trabajar todos los sentidos. Comenzando por la parte más olfativa, podemos hacer uso de diferentes aromas, pero con sutileza, sin que sea una fragancia cargante. Para ello se pueden utilizar diferentes plantas con cierto aire aromático, como la hierbaluisa, la menta, ciertos cítricos como el limón, algunas coníferas o diferentes tipos de jazmines. El apartado auditivo en estos espacios también es esencial, por lo que debemos apostar por dotar a la terraza de un sistema de audio. Poner hilo musical puede contribuir a generar un ambiente relajante. En algunas ocasiones lo contrario, dotarla de música a mauyor volumen para generar un ambiente más dinámico.

5. Uso de la iluminación. Ahora se están utilizando mucho las catenarias, que son guirnaldas colgando desde los árboles o palmeras. Estas guirnaldas nos permiten conseguir un ambiente muy festivo, nos recuerdan al verano o a un entorno vacacional. Estas catenarias se pueden combinar con luz indirecta, desde abajo a arriba para los diferentes arbustos, una luz de cortesía en las mesas, que bien puede ser una vela o unas lámparas, o lámparas de pie.

Fernando Pozuelo comenta: “Acercar la naturaleza a estos espacios de ocio y recreo, como puede ser la terraza de un bar, donde nos rodeamos de familia o amigos, potencia la sensación de desconexión, lo que ayuda a alejarnos de las preocupaciones de nuestro día a día y a potenciar nuestro bienestar y felicidad”.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

SEPES adjudica dos suelos en Madrid para construir 297 viviendas protegidas

La actuación residencial Barrio San Isidro, urbanizada por SEPES, cuenta con...

Cemex desarrolla un hormigón que clona el color rojizo de Ródenas

El producto se ha utilizado en la urbanización de un parque...

MYND Hotels anuncia la apertura de un nuevo resort turístico en Fuerteventura

La gestora Canarian Hospitality gestionará un complejo que consta de 54...
Publicidad