Inmodiario

El verano es clave en la gestión de los alquileres en las grandes ciudades universitarias españolas. Especialmente entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre, mes en el que, según los datos aportados por Comprarcasa, representan un 18% del total de las operaciones de alquiler que realiza la compañía.

En opinión de Toni Expósito, director general de Compracasa, la principal red inmobiliaria en España y Portugal, con 150 oficinas repartidas por toda la península, "Recurrir a un profesional inmobiliario es una opción que aporta numerosas ventajas: más oferta y mejores inmuebles que los anunciados por particulares en internet, mejor precio, pisos en mejores condiciones, se ahorra mucho tiempo en la búsqueda, sobre todo si vives fuera o directamente no tienes tiempo".

Según el CEO de comprarcasa, los universitarios que estudian fuera de casa destinan de media el 32% de su presupuesto mensual al alquiler de su vivienda. Este porcentaje va además en aumento debido al creciente encarecimiento de los precios de alquiler, tanto si hablamos de un piso o tan solo de una habitación, siendo Madrid y Barcelona las ciudades más caras, aunque con más oferta.

A pesar de todo, el alquiler es una de las opciones más económicas y utilizadas por los universitarios a la hora de salir de casa, tanto si se compara con la adquisición de un piso para utilizar durante los años de carrera, como si se compara con vivir en una residencia universitaria o colegio mayor, en opinión de Expósito "Los contratos de alquiler suelen ser más temporales, por curso universitario, contienen más particularidades que los del arrendador habitual, por lo que las agencias facilitarán cerrarlos y evitar problemas por ambas partes."

Aunque la compañía recomienda contar con la ayuda de una agencia inmobiliaria local que te ayude a no cometer errores, Comprarcasa ha elaborado un Decálogo para alquilar piso o habitación si sales de tu ciudad para estudiar con el objetivo de simplificar la tarea de buscar el piso o habitación más adecuado para alquilar,

Antes de nada, estudia y conoce la ciudad de destino y la ubicación del campus para ser capaz de valorar objetivamente cuál es la mejor zona para alquilar.

No pagues ningún tipo de fianza antes de firmar. Es obligatoria, pero su depósito debe ser a la firma del contrato.

Según la Ley de Arrendamientos urbanos ambas partes pueden pactar la duración del contrato, pero para proteger al inquilino se establece siempre una prórroga obligatoria de hasta cinco años. En el caso del piso de estudiantes se puede pactar que la duración sea la del curso académico.

Es importante saber que la propiedad debe hacerse cargo de las cosas que se rompan siempre y cuando no haya sido por un mal uso por parte de los inquilinos.

Consulta con el casero si cuenta con un seguro del hogar que pueda ser de utilidad ante algunos imprevistos.

- No te fíes de las ofertas chollo, ni alquiles sin antes haber visto el piso. Las fotografías pueden no mostrar la realidad.

- Firma siempre un contrato que refleje todas las condiciones del alquiler y en el que aparezcan todos los coinquilinos del piso. Este asunto es clave para evitar conflictos y para que cada uno de ellos puedan beneficiarse de las deducciones fiscales existentes.

- Esta misma ley indica que los gastos para el mantenimiento del piso los debe pagar el arrendatario, mientras que aquellos que sean de los servicios susceptibles de individualización deben correr a cargo del arrendador (luz, gas…).

- En el caso de que existan varios inquilinos será necesario pactar quien será el titular de los recibos de los suministros. Este será el único responsable ante cualquier eventual impago.

- Realiza y firma un inventario anexo al contrato que refleje todo el continente de la vivienda, y documéntalo con imágenes. De esta forma se eliminan muchas discusiones a la finalización del periodo de alquiler relacionados con el equipamiento de la vivienda.

Se trata de unas medidas que, por obvias, en muchas ocasiones no se tienen en cuenta suponiendo complicaciones tanto al arrendador como al arrendatario. Además, en muchos de los casos, el desconocimiento de las normas y las leyes por parte de los estudiantes en lo que a la gestión del alquiler se refiere, provoca aparezcan problemas a lo largo de la relación contractual. Contratar a un profesional inmobiliario es la opción más segura para evitar cualquier discrepancia "Ellos conocen el mercado y te aportarán las opciones más adecuadas" concluye el experto de Comprarcasa,"

  • Tags