Inmodiario

Metrovacesa, la promotora inmobiliaria líder en España, en colaboración con el reputado estudio de arquitectos Arquitectura-G, han diseñado un nuevo formato de oficina de venta, dando un vuelco al concepto de oficina tradicional en una nueva apuesta por la innovación, el diseño y la sostenibilidad en todas las fases del proceso de venta. El objetivo que persigue esta iniciativa es la modernización del mercado de la vivienda, alejándose de los tradicionales puntos de venta utilizados hasta ahora y aportando valor añadido a la experiencia de compra para ayudar así a los clientes a tomar una de las decisiones más importantes de su vida.

Con el objetivo de escapar del ambiente más formal y clásico de una oficina tradicional, los puntos de venta de Metrovacesa giran en torno al concepto de vivienda. El espacio sigue el planteamiento de un lugar de reunión horizontal, sin jerarquías ni mostradores, de tú a tú. De esta manera, la escenografía utilizada y la naturaleza del espacio traslada al cliente a una atmósfera cercana a un espacio vivido, recreando los tres espacios de reunión clave en una vivienda: el comedor, el salón, la cocina e incluso el jardín. Gracias a este planteamiento, el cliente podrá escoger en qué espacio se siente más cómodo para celebrar la reunión.

Los nuevos puntos de venta, distribuidos en varios módulos y alturas, destacan por su diseño y decoración, todo ello bajo el sello "made in Spain" y con acabados y materiales de primera calidad. Además, el diseño por módulos ofrece un amplio abanico de posibilidades combinatorias para que cada oficina de venta pueda adaptarse a las diferentes necesidades de cada promoción como el terreno disponible o las características concretas del proyecto, entre otros. De este modo, lo que define el uso de cada estancia es el mobiliario y se juega con la colocación estratégica de las piezas móviles.

Por otro lado, las nuevas oficinas de venta de Metrovacesa resultarán fácilmente identificables con la nueva imagen de la compañía gracias al tono azul intenso usado desde el propio suelo que sirve de acceso hasta la construcción de la propia oficina.

La sostenibilidad ha sido otro de los puntos clave a la hora de definir esta nueva idea. Los módulos de los puntos de venta están diseñados para ser más ligeros y fácilmente transportables de modo que puedan ser reutilizados. Además, están montados en seco, de tal manera que los elementos que los forman se pueden desensamblar y reciclar adecuadamente.

Este nuevo modelo de oficina de venta ya está presente en Torremolinos (Málaga), donde la promotora está en pleno proceso de comercialización de Residencial Nereidas, e irá instalándose progresivamente en las diferentes promociones distribuidas por la geografía española.

Juan Nuñez, Director de Operaciones de Metrovacesa, ha señalado que "este nuevo concepto de oficinas de venta aúna nuestros principales objetivos. Por un lado, nos ayuda a reforzar el posicionamiento de la compañía como un referente en materia de innovación y diseño. Por otro lado, permite situar al cliente en el centro para responder de la mejor manera a sus necesidades, contribuyendo a que su experiencia de compra sea lo más satisfactoria posible".

Aitor Fuentes, de ARQUITECTURA-G, afirmó sobre el proyecto que "más que solucionar un punto de venta concreto, se plantea un sistema que se puede adaptar a las necesidades concretas de cada promoción. Mediante la repetición de un módulo tipo se generan espacios luminosos de gran versatilidad donde sentirse a gusto".