Wednesday, 17 August 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

La vivienda nueva, coto casi exclusivo de Madrid

La construcción de viviendas nuevas en España está dando lugar a que en la mayoría de las Comunidades Autónomas prácticamente no se construye casi nada –menos que en 2013–, que en lugares puntuales de la costa mediterránea se percibe un cierto repunte, y que solo en la Comunidad de Madrid la tendencia es claramente ascendente, y ya acapara el 30% de las aproximadamente 90.000 viviendas nuevas que hay hoy en marcha en España.

A mediados de 2014 ya se habían iniciado en Madrid las mismas viviendas que en todo 2013, con lo que serán unas 23.000 las que estarán en marcha cuando acabe el presente año al sumar las aproximadamente 11.000 iniciadas este año a las que siguen en marcha con licencia concedida entre los años 2012 y 2013.

Ubicadas en un 90% en la capital y en los 19 municipios donde reside el 82% de la población. De esta manera, la región en la que reside el 14% de la población española aglutina el 30% de las viviendas nuevas que se construyen. Viviendas con una superficie media de 101 metros cuadrados y un precio que promediaba los 213.000 euros en la corona metropolitana y se elevaba ligeramente por encima de los 300.000 euros en la capital.

Dejando de lado las actuaciones que se van a iniciar en los solares céntricos adquiridos a entidades públicas, la pista de la obra nueva en la capital hay que seguir buscándola en los nuevos barrios del norte de Madrid. Arroyo Fresno o Montecarmelo ofrecen la posibilidad de comprar pisos protegidos desde 175.000 euros o libres, de 120 metros, a partir de 350.000 euros.

Al margen de Madrid, el litoral mediterráneo, de manera desigual, es otra de las zonas con cierta actividad. Mientras que en las costas andaluzas y murcianas los desarrollos se siguen contando con los dedos de una mano, en Cataluña, la Comunidad Valenciana y las islas Baleares se percibe interés de la demanda, sobre todo por parte de extranjeros.

Interés que no ha pasado desapercibido por los promotores. Al sur de Barcelona, pisos en primera línea de playa parten de 170.000 euros y en Ibiza pisos grandes de nueva planta se pueden adquirir a partir de 270.000 euros.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS