Inmodiario

El volumen de inversión en locales en los principales ejes comerciales ha alcanzado los 700 millones de euros en los seis primeros meses del año, según el Informe de Mercado High Street, elaborado por la consultora internacional Savills Aguirre Newman, que detalla que en 2017 el mercado high street estuvo muy condicionado por la escasez de locales en venta en comparación con la elevada presión de la demanda de inversores, tanto institucionales como privados. Por ello, el volumen de inversión se situó en 500 millones de euros, una reducción del 36% frente a 2016, año en que alcanzó la cifra de 800 millones de euros.

En este primer semestre de 2018 destaca la operación de venta del portfolio Mistral (Inditex) y las operaciones de Preciados 9, Gran Vía 30 y Gran Vía 68 y el portfolio de Stradivarius.

El informe de Savills Aguirre Newman indica que las zonas prime de ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, Valencia y Sevilla siguen siendo las zonas más demandadas por parte de los inversores, tanto en locales en alquiler como también en activos vacíos o edificios con necesidad de gestión y con un fuerte componente comercial.

Los inversores institucionales han sido los protagonistas más activos, protagonizando los fondos de inversión el 76% del total de las operaciones, mientras que el 24% restante se reparte entre aseguradoras, inversores privados/family offices y Socimis.

Respecto a la tasa de rentabilidad, esta se ha mantenido en el entorno del 3,25% en el high street prime de Madrid y Barcelona, si bien se han producido operaciones por debajo, mientras que en el high street secundario, entre el 4,50% y el 4,75%. En otras ciudades de gran tamaño, como Málaga, Bilbao, San Sebastián, Granada, Sevilla y Valencia, la yield en locales prime es de aproximadamente el 4%.

Savills Aguirre Newman señala que el importante ritmo de crecimiento del e-commerce es uno de los principales motores de cambio en el comercio en tienda física, por lo que las marcas buscan la complementariedad entre ambos canales y su estrategia de expansión se está centrando en la búsqueda prioritaria de locales en zonas muy comerciales en los que generar experiencias de compra que potencien tanto la propia venta en tienda como la online. Se trata de impulsar el rendimiento de ambos canales mediante la correcta coordinación de los mismos, y el formato que parece encajar más con esta estrategia es el Flagship Store, en el que las marcas empiezan a incorporar las últimas tecnologías (probadores digitales, realidad aumentada, escaparates y paneles digitales, pago móvil…).

Las principales tendencias que apunta Savills Aguirre Newman en su informe se centran en la apertura de tiendas en locales de calle de operadores tradicionales de parques comerciales; el aumento de las mega stores en zonas high street; la apertura de locales en calle en los principales ejes comerciales por parte de pure players del e-commerce y la entrada al mercado de operadores tecnológicos como Samsung, Xiaomi o Huawei.

El informe también resalta que en Barcelona, el sector de alimentación y bebidas mantendrá un crecimiento con la proliferación de establecimientos dedicados a diferentes especialidades, actividad que se espera continúe a medio plazo. Operadores internacionales de restauración que ya han abierto en Madrid y/o Barcelona continuarán con la búsqueda de locales en otros mercados para continuar con su expansión.

La consultora internacional también subraya que la escasez de locales en rentabilidad continúa desplazando en este 2018 el interés inversor hacia operaciones de valor añadido, como la compra de locales vacíos o de inmuebles con posibilidad de cambio de uso, siempre en zonas muy comerciales.