martes, 28 mayo 2024

Peor imposible

El Gobierno ha asumido que el déficit público en España es insostenible. Si se mantiene este peligroso desequilibrio, la recuperación será con toda seguridad lenta y dolorosa. Así que el Presidente, que sabe tanto de economía como de francés, ha decidido que ha llegado el momento de luchar contra el déficit. Es muy importante evitar que en Europa empiecen a protestar contra este insolidario y perezoso compañero de viaje en que se está convirtiendo España. Ya se oye por ahí fuera que lo nuestro es escurrir el bulto, lo mismo da si se trata de Irak o del rigor presupuestario. Estos españoles, mira que le echan cara. Están poniendo en peligro la estabilidad macroeconómica de toda la eurozona. Va a haber que sacarles una tarjeta amarilla. ZP se ha dado cuenta y ha dicho basta. Su Gobierno ha puesto sobre la mesa este sábado la mayor subida de impuestos de la democracia.

Tres son los ajustes más relevantes que se han aprobado: Incremento del IVA, eliminación de la ya famosa deducción de los 400 euros en el IRPF y en tercer lugar incremento del tipo impositivo aplicable a las rentas del ahorro. Los dos primeros penalizan claramente el consumo y por tanto juegan en contra de la recuperación. El tercer ajuste penaliza el ahorro y por tanto intenta paliar la previsible retracción del consumo.

La subida del IVA con intención meramente recaudatoria, que es la que preside esta genialidad del Gobierno, supone un craso error y una nueva fuente de desequilibrio. No sería una medida tan inapropiada si la intención fuera otra. Una bajada de las cotizaciones sociales tendría un efecto muy positivo en la economía al eliminar uno de los mayores desincentivos a la contratación y a la creación de empleo. Una bajada del impuesto de Sociedades mantendría a España como un destino competitivo fiscalmente para las inversiones operativas internacionales. Estas dos medidas con efecto multiplicador en la economía, si deberían ser financiadas con subidas de IVA. Se penalizaría el consumo pero por otra parte se estimularía la creación de empleo y por tanto el consumo. En todo caso y como única concesión a la fracasada gestión económica del Gobierno, debo reconocer que espero que en el entorno actual el incremento del IVA no se traslade totalmente a los precios sino que los margenes empresariales sean capaces de comprimirse y asumir parte de este coste extra.

- Advertisement -

Respecto a la eliminación de la deducción de los 400 euros, criticar ahora esta medida me parece inapropiado. Desde esta columna dijimos en su día que esta deducción era un error y por tanto eliminarla me parece correcto. Entiendo que la oposición que padecemos, fuente inagotable de frustraciones para quienes esperamos un cambio, utilice demagógicamente esta medida para fustigar a Elena Salgado. Pero es una auténtica bobada porque esta deducción nunca se debió aprobar. Se vendía como un estímulo al consumo cuando en realidad era una acción más de populismo peronista descarnado. Ese dinero debía haberse empleado para eliminar desincentivos a la creación de empleo.

La subida del tipo impositivo que grava las rentas del ahorro supone el regreso del bandido Fendetestas, la bolsa o la vida me caso en Soria. A quien tenga unos ahorros, ZP les meterá la mano en el bolsillo. Es que nos hacen falta hombres y mujeres solidarios que ayuden con dinero y no solo con palabras a sus conciudadanos en situación apurada. ¿Y que hay de la clase política y de los funcionarios? Se echa en falta una congelación de los salarios de los empleados públicos. Eso sí sería una forma de ahorrar. Penalizar el ahorro, en una economía como la española cuyos sectores público y privado están endeudados hasta las cejas con el exterior, no puede sino ser producto de un par de clases de economía mal digeridas. Japón salío lenta y penosamente de la crisis que padeció en los noventa y eso que contaba con una enorme base de ahorro. En España el ahorro ya es muy bajo y no parece oportuno penalizarlo con impuestos.

Por ahora esto es, junto con el despilfarrador e ineficaz Fondo Estatal de inversión local, todo lo que ha hecho el Gobierno desde que empezó la crisis. A esto se reduce la acción de política económica de Rodríguez Zapatero. Peor imposible.

Juan Carlos Urbano
jcu5236@gmail.com

- Advertisement -

Comparte las Noticias en tus Redes Sociales

Síguenos

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

El alquiler con opción a compra para evitar el control de precios

El difícil acceso a la vivienda en España sigue generando cambios...

Seis factores determinantes del mercado inmobiliario español

● El mercado inmobiliario español ha sido históricamente más susceptible a...

Home Staging y Marketing Inmobiliario en el marco de Construtec

• El I Foro Nacional de Home Staging y Marketing Inmobiliario...

El fin de la inflación: una utopía creciente

Ipsos, una de las principales empresas de investigación de mercados del...

Madrid y Barcelona, prioritarias para inversores y marcas hoteleras

• Ambas ciudades han batido récords de RevPar, por segundo año...

La inflación en la eurozona hunde el mercado hipotecario español

Los datos de INE revelan que la firma de hipotecas sobre...

IA, sostenibilidad y Data, las tres palancas de la industria turística

La quinta edición de TIS – Tourism Innovation Summit, que se...

Andamios sin impuestos en las obras de rehabilitación

La búsqueda de fuentes de financiación alternativas, con fórmulas público-privadas, exenciones...