Inmodiario

La concejala de Patrimonio y Vivienda del Ayuntamiento de Valencia, María Oliver, ha presidido la primera reunión de la comisión municipal de la vivienda municipal, que realizará el seguimiento de la implementación del Plan de Vivienda 2017-2021. En la comisión participan varios servicios del Ayuntamiento, así como representantes de las empresas municipales AUMSA y Plan Cabanyal-Caramelar, y de la autonómica Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo.

"El objetivo principal de la comisión es mejorar la eficiencia en la gestión de los recursos en materia de vivienda e impulsar el desarrollo de vivienda social en la ciudad", ha explicado Oliver. Esta comisión está impulsada por el Plan de Vivienda del Ayuntamiento de Valencia, que pretende optimizar la labor administrativa en materia de vivienda.

La comisión está compuesta por personal técnico de nueve servicios municipales, así como personal técnico de empresas municipales y autonómicas. "El reto es terminar con la dispersión de los recursos habitacionales producto de la parcelación de la gestión en diferentes servicios del ayuntamiento o empresas públicas que generan trabas para una gestión eficiente de la política de vivienda del Ayuntamiento de Valencia", señalaba la concejala.

La comisión también tiene como objetivo realizar el seguimiento a los pilares de ejecución del Plan de Vivienda 2017-2021 y la implementación de las diferentes estrategias contenidas en él para paliar los problemas de acceso a la vivienda.

La primera de estas estrategias pasa por crear un registro único de demandantes común a las Concejalías de Bienestar social y Vivienda, así como la creación de un registro de recursos habitacionales, igualmente único y común para ambas Concejalías, que reagrupa las distintas viviendas y ayudas gestionadas por el Ayuntamiento.

"De esta forma, se ofrecerá una mejor atención a la demanda, adjudicación y gestión de los recursos habitacionales, que pueda mejorar la atención a la ciudadanía con necesidades habitacionales, los procesos de adjudicación de las viviendas municipales y ayudas, así como para la gestión de las viviendas municipales", ha señalado la concejala de Vivienda y Patrimonio.

La existencia de estos dos registros permitirá asociar a cada recurso habitacional (vivienda social, vivienda protegida, ayuda…), la lista de demandantes que, por sus características, son compatibles con el recurso (nivel de ingresos, número de personas en la unidad familiar, necesidad de acompañamiento social, diversidad funcional…). Un procedimiento de baremación, elaborado con la participación de los colectivos concernidos, buscará la máxima equidad en el proceso de adjudicación.

Otro de los puntos abordados en la reunión de la Comisión ha sido centralizar en la Concejalía de Vivienda el mantenimiento de las viviendas y de los contratos de arrendamientos, que se establecen para garantizar la sostenibilidad financiera de la vivienda pública. Bienestar Social gestionará los complementos al alquiler, que se ajustan a los ingresos de cada hogar, hará el seguimiento social y ofrecerá acompañamiento en los casos que lo precisen.

La Comisión también tiene entre sus objetivos el incremento de la oferta de vivienda asequible en la ciudad de Valencia. El plan de la Concejalía de Patrimonio y Vivienda pasa por la movilización de vivienda pública vacía y la dinamización de suelo público.

"Es necesario coordinar todos los recursos y servicios públicos en materia de vivienda que actúan en nuestra ciudad para hacer frente a la crisis que sufrimos. Debemos generar una actuación común para generar vivienda asequible ante la precariedad que vive la ciudadanía; las administraciones públicas no podemos mirar hacia otro lado", contextualizaba la concejala la estrategia.

Además, y con el fin de utilizar de manera más eficiente los recursos públicos municipales, se establece la combinación de la iniciativa de promoción pública directa con otras iniciativas, y en particular la creación de un nuevo programa de captación de viviendas que se encuentren desocupadas, con el fin de su cesión en régimen de alquiler asequible.