Thursday, 7 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Velarde vaticina ‘un oscuro y preocupante porvenir’ si no se producen cambios económicos radicales

Madrid. “O se producen cambios muy radicales en nuestras políticas económicas lo antes posible, o el porvenir de nuestra economía, con todas sus consecuencias, es cada día más oscuro. Como vivimos en una sociedad democrática, la responsabilidad de todos y cada uno de los españoles pasa a ser muy grande”. A esta catastrófica conclusión llega el profesor Juan Velarde en un artículo publicado en el último número de ‘Papeles FAES’, publicación de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, vinculada al Partido Popular.

Y lo hace tras hacer un resumen de citas y estadísticas, realizadas y publicadas en las últimas semanas.  Inicia Velarde el glosario con un análisis “incontrovertible” de José Luis Escrivá Belmonte, economista jefe del Grupo BBVA, y Miguel Cardoso Lecourtois, de BBVA Research, sobre si vamos bien o mal encaminados para dejar atrás la crisis, para señalar que “aunque la reforma del mercado laboral supone un avance relevante, la incertidumbre sobre su desarrollo e implementación sigue siendo elevada, por lo que es difícil valorar su potencial impacto sobre la tasa de paro y el crecimiento
de la economía”.

Pasa Velarde a continuación a comentar la necesaria transformación del sistema financiero español “acelerando, en lo posible, su transformación y redimensionamiento y asegurando la adopción de niveles de capitalización consistentes con las tendencias que marca la nueva regulación bancaria a nivel mundial”, y prosigue el profesor apuntando la necesidad de que las Administraciones Públicas sigan “garantizando que los objetivos de déficit fiscal son una prioridad”.

Medidas que, según Velarde, deben cumplimentarse con “mejoras adicionales en el funcionamiento del mercado laboral, la disminución de los obstáculos para las empresas, pero de manera más importante, el déficit que existe en el stock de capital humano y la capacidad de innovación”, ya que “dada la importancia de estos factores y la lentitud con la que tardan potenciales reformas en afectarles, es de vital importancia que se avance con suma urgencia en estos frentes”.

Son reformas necesarias para permitir un proceso ordenado de desapalancamiento de familias y empresas, al mismo tiempo que garantizarían la sostenibilidad de las finanzas públicas y mejorarían la regulación de los mercados de bienes y servicios, además de potenciar un sistema impositivo más eficiente.

¿Se detecta algo significativo de esas medidas se contempla al inicio de 2011?, se pregunta Velarde. Para intentar responder a esta cuestión, el profesor echa mano de una síntesis de un importante debate sobre coyuntura económica publicado en la revista de Bolsas y Mercados Españoles que viene a señalar que “cuidado con las confusiones. La economía española ha tocado fondo, pero amenaza con seguir en él si no se acometen, con decisión y sin demora, las medidas oportunas que alienten una verdadera recuperación. Afianzar la credibilidad de las finanzas públicas y fomentar la competitividad tienen que ser los objetivos fundamentales de unas reformas que deben encontrar en la transparencia su principal virtud”.

En esa misma reunión, Ángel Laborda, director del Gabinete de Coyuntura Económica de Funcas, explicaba que “una cosa es que se haya tocado fondo y otra que se haya iniciado una auténtica recuperación. Y el problema es que ahí seguimos, en el fondo, por lo que no creo que haya empezado una recuperación consistente”. Y en la misma líneas, Eloísa Ortega, directora de coyuntura del Banco de España, decía que “si se prolonga la situación de los últimos meses, el panoramase complicará aun más, porque se restringió la financiación para los agentes, a lo que hay que unir el impacto del ajuste fiscal que hay que hacer y que provoca que desaparezca el apoyo público”.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad