Monday, 27 June 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeConstrucción y ServiciosUrbanismoHacia un nuevo paradigma...

Hacia un nuevo paradigma urbano: redescubriendo lo local y lo regional 

En un estudio publicado en la revista científica Sustainability, Lorenzo Chelleri, profesor de UIC Barcelona; Michael Neuman, profesor de la Universidad de Westminster (Reino Unido), y Thorsten Schuetze, profesor de la Universidad de Sungkyunkwan (Corea), reivindican un nuevo paradigma del habitar menos dependiente de las grandes ciudades y en mayor contacto con la naturaleza.

“La COVID-19 nos ha enseñado que es posible suspender todo un sistema económico y sus juicios implícitos sobre el valor social y ambiental. Si hemos podido hacerlo por causa de la pandemia, podemos seguir haciéndolo por una amenaza existencial mucho mayor: la emergencia climática”, afirman los investigadores.

Los expertos abogan por un nuevo urbanismo pospandémico que integre factores de salud pública y apueste por un sistema de infraestructuras descentralizadas que disminuyan nuestra dependencia logística, económica y cultural de los grandes centros urbanos.

La globalización, el turismo, la virtualidad, el cambio climático y el crecimiento explosivo de las ciudades han generado una amplia gama de factores estresantes, contaminantes y toxinas que amenazan a la población mundial y que se han visto evidenciados, más si cabe, con la aparición de la pandemia de la COVID-19. Estos factores de estrés y sus efectos son, en gran parte, de origen urbano y, por lo tanto, el urbanismo pospandémico ha de considerar, necesariamente, las interacciones entre la actividad humana, el cambio climático y las pandemias y revertir los modos actuales de vida urbana y construcción de ciudades hacia un modelo más descentralizado y sostenible. Esta es la principal tesis que se recoge en el estudio “Post-Pandemic Urbanism: Criteria for a New Normal“, publicado recientemente en la revista científica Sustainability y llevado a cabo por Lorenzo Chelleri, profesor de UIC Barcelona; Michael Neuman, profesor de la Universidad de Westminster (Reino Unido), y Thorsten Schuetze, profesor de la Universidad de Sungkyunkwan (Corea).

Según alertan los investigadores en su estudio, ya antes de la aparición de la pandemia el sistema global mostraba síntomas y desequilibrios importantes, como el aumento exponencial de productos químicos sintéticos a los que nuestras fisiologías todavía no se han adaptado y que ya han generado una disminución de la longevidad en países como los Estados Unidos y el Reino Unido desde 2016. El estudio alerta también sobre los efectos imparables del cambio climático, que están causando migraciones humanas masivas que se prevé que alcancen a más de mil millones de refugiados climáticos para el año 2050. “La humanidad no ha sido capaz de transformar el sistema global de producción y consumo actual, altamente destructivo, en un sistema sostenible que facilite la restauración de nuestros ecosistemas globales”, explican los investigadores.

Hacia un nuevo paradigma urbano: redescubriendo lo local y lo regional

Los modos actuales de vida urbana y de construcción de ciudades de la humanidad no son sostenibles y cada vez lo son menos. Según señala el estudio, las rutinas consideradas normales en el pasado deben reevaluarse en el nuevo mundo pospandémico en función de criterios urgentes de sostenibilidad y resiliencia climática para avanzar hacia un nuevo paradigma, menos dependiente de los grandes centros urbanos y que favorezca un estilo de vida en mayor contacto con la naturaleza. Para ello, según señala el estudio, es necesario avanzar hacia una descentralización de las infraestructuras de manera que se puedan reconquistar territorios alejados de las grandes urbes. Esto implica un cambio en el pensamiento y la inversión de quienes se ocupan de esas infraestructuras, ya sean políticos, planificadores, ingenieros o empresas.

Las ciudades respondieron a la pandemia adaptando sus calles y espacios públicos para favorecer la distancia social y permitir el acceso al exterior durante los confinamientos. Muchas ciudades han repensado su espacio urbano para que sea aún más local y sostenible en base a modelos de desarrollo orientados al ciudadano o la llamada “ciudad de los 15 minutos”. “Esta experimentación ha permitido brindar servicios a poblaciones desatendidas e involucrar a más gente en formas de vida resilientes y sostenibles, acelerando el paso a economías urbanas circulares”, explican los investigadores.

“El nuevo paisaje urbano pospandémico debe intentar desencajar nuestras rutinas de ida y vuelta al centro de la ciudad para trabajar, y seguir acelerando y facilitando un cambio de estilo de vida y de movilidad. Poder trabajar de forma remota, aumentar la autosuficiencia energética, comprar, producir y vivir más localmente, redistribuyendo nuestras sociedades en territorios que hoy en día están despoblados, representa la hoja de ruta hacia la urbanidad regional pospandémica”, señalan. Los desafíos, explican, son simultáneamente de naturaleza sociocultural y económica y, por lo tanto, solo pueden abordarse de manera efectiva mediante procesos políticos y económicos, sin tener miedo a innovar.

“Los bloqueos provocados por la pandemia nos han enseñado que es posible suspender todo un sistema económico y sus juicios implícitos sobre el valor social y ambiental. El desafío ahora es aferrarse a las cosas que hemos aprendido y comprender que las nuevas formas de hacer las cosas no son solo posibles, sino fundamentales para abordar la crisis que nos hemos infligido a nosotros mismos y a nuestras condiciones de existencia. Si hemos podido hacerlo por la COVID-19, podemos seguir haciéndolo por una amenaza existencial mucho mayor. La emergencia climática nos obliga a modificar nuestras prácticas con imaginación, experimentación e investigación ilimitadas”, concluyen los investigadores.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

SEPES adjudica dos suelos en Madrid para construir 297 viviendas protegidas

La actuación residencial Barrio San Isidro, urbanizada por SEPES, cuenta con...

Cemex desarrolla un hormigón que clona el color rojizo de Ródenas

El producto se ha utilizado en la urbanización de un parque...

MYND Hotels anuncia la apertura de un nuevo resort turístico en Fuerteventura

La gestora Canarian Hospitality gestionará un complejo que consta de 54...
Publicidad