Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosEstrategia y ProyectosProtocolo para incorporar el...

Protocolo para incorporar el casco urbano de Ourense a la red de alta velocidad

Orense. El ministro de Fomento, José Blanco, el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, el presidente de Adif, Antonio González, y el presidente de Renfe, Teófilo Serrano, han firmado un protocolo de colaboración para la integración ferroviaria en el municipio.

Su objeto el de establecer el marco general, las pautas y la metodología que deben regular las relaciones recíprocas entre el Ministerio de Fomento, Adif, Renfe y el Ayuntamiento de Ourense para la integración urbana del ferrocarril en la ciudad y la adaptación de las instalaciones para la incorporación de Ourense a la red de alta velocidad. El diseño de estas actuaciones será compatible con el acceso ferroviario de la línea Ourense–Santiago.

La solución adoptada, presentada en febrero por el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, opta por el corredor que permite liberar los terrenos entre Seixalvo y la estación, mejorando la permeabilidad y acabando con la actual ruptura que la infraestructura ferroviaria provoca en el territorio.

Así, se plantea un trazado en variante con parámetros de alta velocidad ferroviaria que dará servicio a los tráficos de viajeros y de mercancías, que circularán por vías independientes, lo que potenciará el uso de la vía existente para las mercancías.

La alternativa seleccionada también incluye tres ramales de enlace con la línea Ourense-Monforte-Lugo, dos correspondientes a la vía doble de ancho internacional y un tercero para la vía única de ancho ibérico existente. La vía de ancho ibérico mantendrá también el acceso al apartadero de la empresa Coren y a la estación de Taboadela.

El estudio informativo incluye además una propuesta de racionalización de actividades y espacios que permitiría adelgazar en gran medida el espacio ocupado actualmente, de modo que se pueda utilizar el espacio sobrante a ambos lados de la futura playa de vías para integrar la estación en la ciudad de un modo efectivo.

Además, y aprovechando la diferencia de niveles actuales al norte y al sur de la estación, se conseguirá una estación perfectamente permeable, estableciendo nuevos viales sobre la misma, con coberturas parciales, sin tener que recurrir a costosas actuaciones de depresión de vías.

El protocolo incluye la unificación de las líneas ferroviarias de alta velocidad en ancho internacional y de tráfico convencional en ancho ibérico en una nueva variante de trazado independiente del corredor actual desde la zona de Seixalvo hasta la Estación de Ourense-Empalme. Se establece la ejecución del nuevo edificio de la estación de viajeros sobre la playa de vías, incluyendo las instalaciones auxiliares.

Asimismo, se contempla redactar conjuntamente las determinaciones a incluir en la modificación del PGOM, que abarque desde la Nueva Estación de Alta Velocidad de Ourense, la Estación de Ourense San Francisco y el corredor ferroviario a Seixalvo, de manera que se gestione el desarrollo urbanístico, la ejecución de las obras de infraestructura urbana y la urbanización de los suelos incluidos en el ámbito de actuación.

También se fija la reposición en Taboadela de las oficinas e instalaciones ferroviarias auxiliares de Adif, así como de las instalaciones asociadas al tráfico de mercancías, así como el cubrimiento de las vías entre el actual paso superior de la Avenida de Santiago y el nuevo edificio de la estación hacia el oeste en una superficie de 17.700 meros cuadrados, y entre el actual paso superior de la Avenida de Santiago hacia el este en una superficie de 5.700 metros cuadrados.

Por lo que se refiere a la financiación de las actuaciones, el protocolo establece que el Ministerio de Fomento incluirá en la licitación de la línea de alta velocidad Olmedo-Lubián-Ourense la unificación desde Seixalvo de las líneas ferroviarias de Adif de alta velocidad en ancho internacional y de tráfico convencional en ancho ibérico hasta la conexión con la línea procedente de Monforte de Lemos.

Adif y Renfe contribuirán a la financiación de la operación urbanístico-ferroviaria aportando los terrenos y los aprovechamientos urbanísticos de su titularidad que resulten patrimoniales una vez concluido el traslado de las instalaciones preexistentes así como el proceso de desafectación de los mismos.

 

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad