martes, 17 mayo 2022
- Publicidad -

El 14,3% de los españoles que se plantea comprar una vivienda lo haría como inversión

La adquisición de una casa como inversión se convierte en el motivo que más crece en los últimos seis meses y coincide con un nivel histórico de ahorro y una disparada inflación.

Sólo dos razones superan la compra por inversión: 1) quienes alegan que su situación económica ha mejorado y quieren una nueva casa -el 14,5%- y 2) quienes necesitan una casa más grande (16,8%).

Jorge Valero, Director de Aplicaciones y Data de AEDAS Homes: “El ahorro embalsado por las familias durante la pandemia de la COVID-19 y la creciente inflación sitúan a la vivienda como atractivo producto entre la demanda que busca un lugar para invertir su dinero”.

La rentabilidad de la vivienda (alquiler más variación de precios) alcanza el 10%, el rendimiento más alto de largo entre las inversiones alternativas según el Banco de España.

Coincidiendo con la incertidumbre económica y la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, el ahorro de las familias españolas roza el billón de euros y se sitúa en máximos históricos, según el Banco de España. Esta realidad, unida al actual contexto inflacionario, ha situado al sector inmobiliario, y en concreto a la vivienda, como un valor refugio y como una inversión de protección frente a la subida de los precios. Así lo constata AEDAS Homes, promotora de referencia en el mercado nacional, en su nuevo ‘Observatorio AEDAS Homes Diciembre 2021’.

Para la obtención de estos datos, la promotora ha realizado una encuesta online a una amplia muestra de casi 3.000 personas con edades de 25 a 65 años en todo el territorio nacional. Al igual que en el Observatorio de julio de 2021, AEDAS Homes aborda indicadores como el teletrabajo, la felicidad o la digitalización para conocer las preferencias residenciales de la potencial demanda a la hora de comprar una casa.

El estudio de AEDAS Homes revela que el deseo por cambiar de casa entre los ciudadanos se consolida en niveles muy altos: uno de cada cuatro entrevistados baraja mudarse de vivienda en los próximos dos años; y cerca de la mitad, en los próximos cinco años. Los motivos que animan a este cambio son muy variopintos: entre los principales, comienza a despuntar la compra por inversión, como cita el 14,3%; sólo por detrás de quienes alegan que su situación económica ha mejorado y quieren una nueva casa (14,5%) o de quienes dicen necesitar una casa más grande (16,8%).

De este modo, en los últimos seis meses la demanda de vivienda que busca un lugar para invertir su dinero es la que más ha crecido. Exactamente, 1,8 puntos, del 12,5% al 14,3%.

Jorge Valero, Director de Aplicaciones y Data de AEDAS Homes, extrae una “conclusión evidente” de este incremento de la demanda inversora de vivienda: “Desde que comenzó la pandemia de la COVID-19 en marzo de 2020, el ahorro embalsado de las familias ha crecido significativamente. Una situación que confluye ahora con un aumento de la inflación -cerró en el 8,4% en abril y en el 9,8% en marzo-. En definitiva, el escenario inflacionario estaría convirtiendo a la vivienda en un atractivo producto de inversión y, de nuevo, el sector inmobiliario se alza como un valor refugio entre la demanda que busca activos para invertir su dinero”.

“Las cifras del Banco de España ratifican a la vivienda como la inversión más interesante del momento. Según recoge el máximo organismo monetario español en su listado de inversiones alternativas, la rentabilidad de la vivienda -alquiler más variación de precios- alcanzó el 10% al cierre de 2021 (último dato disponible correspondiente al cuarto trimestre). A finales del pasado año, el rendimiento de la Bolsa IBEX-35 ascendía al 7,9% (en marzo de 2022, -1,6%), de los Bonos del Estado a 10 años al 0,5% (en marzo, 1,5%) y de los Depósitos al 0,3%.

- Publicidad -

Contenidos más recientes

- Publicidad -

Contenidos Relacionados

- Publicidad -