Thursday, 11 August 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

BNP Paribas Real Estate; "La promoción hotelera en España se muestra dinámica"

MADRID. Las principales cadenas hoteleras han adaptado sus planes de expansión a la actual coyuntura de crisis económica, lo que ha provocado que opten principalmente por contratos de arrendamiento y gestión, según el informe sobre el mercado europeo de hoteles de BNP Paribas Real Estate.

   El estudio destaca que, a pesar de la crisis, “la promoción hotelera en España se muestra dinámica”. En este sentido, destaca la inauguración del W Hotel Barcelona el próximo mes de octubre o del InterContinental La Torre Golf Resort en Murcia, que tuvo lugar a principios de año.

   Asimismo, Mandarin Oriental tiene previsto abrir a finales de verano un establecimiento también en la Ciudad Condal, con 98 habitaciones, mientras que en la Costa del Sol, el hotel Benhavis aportará otras 153 habitaciones al mercado español. El aparthotel Orion, de Pierre & Vacances, abrirá en junio de 2010 con 96 apartamentos en Barcelona (San Cugat del Vallés).

   El estudio señala además el crecimiento del segmento de bajo coste, teniendo en cuenta que se prevé que 50 nuevos hoteles de este tipo empiecen a operar en 2011.

   Por otro lado, BNP Paribas Real Estate señala que la crisis económica, con las consiguientes dificultades de acceso a la financiación y el desajuste en las expectativas de oferta y demanda, ha provocado una reducción a la mitad del volumen de inversión en hoteles en 2008, hasta unos 600 millones de euros. Los actores más activos el pasado ejercicio fueron inversores privados y cadenas hoteleras, seguidos de fondos inmobiliarios.

   El 56% de las operaciones de inversión fueron transacciones sobre activos individuales, y la mitad sobre inmuebles vacacionales, destacando la venta por parte de Sol Meliá y un grupo de socios del Hotel Sky de Barcelona por 103 millones de euros, la venta del Park Hyatt Casares en Málaga a un inversor ruso por 70 millones de euros y la venta del antiguo hotel Canarias de Madrid por por millones de euros.

   Por regiones, un 29% de las operaciones de inversión se realizaron en 2008 tanto en Andalucía como en Cataluña, seguidas de Madrid (18%) y Baleares (18%). España, con un 10%, ha ocupado el cuarto lugar como país receptor de inversiones hoteleras en Europa en 2008, por detrás de Reino Unido (35%), Francia (32%) Alemania (16%), y por delante de Italia (7%).

   “La caída del volumen de inversión contrasta con el incremento de los contratos de arrendamiento y de gestión, lo que refleja las nuevas condiciones de mercado: las cadenas hoteleras internacionales prefieren contratos de gestión que suponen menos riesgos al no tener que garantizar un contrato de arrendamiento a los propietarios”, recalcó el estudio.

   Según BNP Paribas Real Estate, 2008 fue un “ejercicio de cambio” para la industria turística española, que representa aproximadamente el 11% del PIB, teniendo en cuenta la reducción de los visitantes internacionales, que a su vez provocó un descenso de la tasa media de ocupación hasta el 63,7%.

   España acogió aproximadamente 26.000 congresos y reuniones de negocios en 2008, y Barcelona y Madrid figuraron en el ranking de las 20 principales ciudades en la celebración de este tipo de eventos.

   Las cadenas nacionales e internacionales representaron el 54% de la oferta hotelera en España, lo que supone un índice de penetración “muy elevado” en comparación con el 17% de la media europea, y “refleja la madurez” del mercado español en este aspecto. El 75% de las nuevas habitaciones pertenecían al segmento de cuatro estrellas y el 12% al de cinco estrellas.

   No obstante, el estudio destaca el aumento de los hoteles urbanos, que representaron el 63% de los nuevos establecimientos en 2008 a pesar de que los de costa siguen siendo predominantes. “A día de hoy existe todavía espacio para el desarrollo de nuevas marcas hoteleras en los segmentos de lujo y bajo coste”, recalcó BNP Paribas Real Estate.

   De esta manera, asegura que aunque los hoteles han registrado una caída de negocio en los últimos meses, las perspectivas a largo plazo para el sector siguen “siendo positivas”.

DESCENSO DE LA INVERSIÓN EN EUROPA

   Durante el pasado ejercicio, la inversión en los cinco principales mercados europeos se redujo aproximadamente hasta los 11.000 millones de euros, un 38,8% menos con respecto a los 18.000 millones de 2007. Reino Unido generó el mayor volumen de transacciones, seguido de Francia y Alemania, mientras que España e Italia sufrieron “drásticas caídas” (-50%) en el volumen de operación de inversión.

   Por otro lado, el estudio recuerda que las empresas están reduciendo los gastos de viaje, por lo que este año podría también resentirse el volumen de viajeros de negocios. La tasa de ocupación, cuya media europea se sitúa en en el 50%, retrocedió en los cinco principales mercados turísticos del continente, con Francia en el 68,2% (-1,3%), Alemania con el 63% (-1,5%), Italia con el 58,3% (-7,2%), España con el 63,7% (-6%) y Reino Unido con el 71,5% (-2,8%).

   No obstante, BNP Paribas Real Estate señala que el sector europeo podría beneficiarse de un “cierto aumento” en la entrada de turistas gracias a la ampliación del acceso a los viajes en los mercados emergentes de Brasil, Rusia, India y China.

 

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS

Sociedad de Tasación ha publicado una nueva edición del Mapa del Tiempo Urbanístico

La actividad inmobiliaria acelerada tenderá a suavizarse durante la segunda mitad...

Àticos, los activos blindados del sector inmobiliario

Madrid es una de las ciudades donde estas propiedades son más...