Thursday, 18 August 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosLaboral EmpleoDeclaraciones del Presidente de...

Declaraciones del Presidente de la Confederación de las Cajas de Ahorros en el Congreso de los Diputados

 

   MADRID.   El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, consideró hoy en el Congreso de los Diputados que las medidas adoptadas hasta ahora “no están a la altura de la crisis”, que va a tener “consecuencias dramáticas” sobre España.

 

   En su discurso ante la Comisión de Economía y Hacienda, Quintás advirtió de que es necesario prepararse para los escenarios hostiles, ya que la crisis puede durar “claramente más de tres años”, y si se falla en la adopción de medidas para reactivar la economía, “arrastraría” a España “al fondo”.

 

   El presidente de la patronal de las cajas sostuvo que es necesario mejorar la evolución económica, porque la crisis que atraviesa el país tiene “una envergadura desconocida”, y añadió que lo fundamental en este escenario es combatir la contracción económica.

 

   “Todos sabemos que la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) de un país se mueve en sentido contrario a la morosidad, y ésta está devorando a las instituciones financieras”, aseveró Quintás, tras recordar que ninguna de las crisis bancarias registradas después de la Segunda Guerra Mundial es “comparable” con la que vivimos ahora.

 

   En este sentido, incidió en la necesidad de que sigan articulándose estímulos y reformas estructurales para reactivar la economía, aunque eludió especificar qué hay que hacer en este sentido, porque “el Gobierno es el que tiene que liderar el país en estos momentos”.

 

   El presidente de la patronal de las cajas consideró que el Gobierno español actuó “muy pronto” y tuvo una reacción “inteligente” al adoptar medidas para garantizar liquidez al sistema financiero con el sistema de avales a las emisiones bancarias y el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF).

 

   Quintás consideró que al impedir el colapso del sistema financiero, el Gobierno de Rodríguez Zapatero cosechó un “éxito pleno” con estas medidas, con las que además, “está cobrando muy bien”, ya que no son un aporte de dinero gratis, sino una dotación de liquidez a precios de mercado.

 

   Según los datos que maneja el presidente de la CECA, el Tesoro Público ha obtenido un beneficio de 673 millones de euros hasta ahora con estas medidas. “Hay muchas empresas que matarían por esta cuenta de resultados”, destacó Quintás.

 

   A su parecer, los avales y el FAAF han permitido a las entidades financieras mantener el flujo del crédito financiero. Quintás concretó que las cajas de ahorros han experimentado un crecimiento “espectacular” del crédito a empresas no inmobiliarias del 21% en el cuarto trimestre en una economía en contracción.

 

FUSIONES DE CAJAS

 

Quintás, señaló hoy que este año “culminarán” dos fusiones de cajas de ahorro y, aunque dejó la puerta abierta a que se inicien más a lo largo de los próximos meses, eludió mencionar el proceso emprendido por Unicaja y Caja Castilla-La Mancha, pese a la insistencia del PP.

 

   “Los procesos de fusión son muy lentos, por eso digo que sólo dos culminaran, pero que se van a iniciar… Ah, eso es otra pregunta, que hoy estoy muy cansado”, bromeó Quintás en declaraciones a los periodistas tras intervenir ante la Comisión de Economía y Hacienda de la Cámara Baja.

 

   Hace un mes, el presidente de la CECA reveló que hay varios proyectos de fusión de cajas “en distintos niveles de concreción” en estos momentos, aunque alguno de ellos “sería políticamente incorrecto”, porque hay alguna comunidad autónoma que se opone, mientras que otros continúan adelante.

 

PNV ACUSA AL GOBIERNO DE FRENAR LA FUSION DE CAJAS VASCAS.

 

   Durante la comparecencia, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aprovechó las palabras de Quintás sobre la reestructuración del sistema financiero y los ajustes para arremeter contra el proceso de fusión entre Caja Castilla-La Mancha (CCM) y Unicaja, que a su juicio supone el “peor ejemplo” de la forma de abordarlo, con implicación del Fondo de Garantía de Depósitos permitido por una clara “intencionalidad política”.

 

   Tampoco se manifestó sobre fusiones de cajas el portavoz del PNV, Pedro Azpiazu, quien acusó al Gobierno socialista de haber impedido la fusión de las cajas de Vizcaya (BBK) y Guipúzcoa (Kutxa), un proceso ante el que espera que se muestre “más propicios” con la posible entrada del PSE en el Ejecutivo vasco.

 

FONDO DE GARANTIA DE DEPOSITOS

 

Quintás, pidió hoy en el Parlamento que el Estado apoye la solvencia de las entidades financieras antes de que sea necesario recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), y sostuvo que, de esta forma, se contribuiría a reactivar la concesión de crédito.

 

   “Me preocupa lo mucho que se habla en España del Fondo de Garantía de Depósitos y de lo poco que se habla de lo que hay que hacer para que esta economía funcione mejor”, dijo el responsable de la patronal de las cajas de ahorros ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados.

 

   Quintás sostuvo que es posible aumentar la eficacia crediticia del sistema financiero español y que de esta forma “podría haber más crédito en España” sin necesidad de que las entidades asuman un riesgo excesivo en la concesión de préstamos en función de su nivel de capital, deteriorado por la morosidad.

 

   “En España faltan médicos preventivos y sobran enterradores, porque el FGD es donde se sepulta las entidades malas, y lo que nos debe preocupar es cómo mantener un sistema financiero que al final de la crisis no se encuentre destrozado”, dijo el presidente de la patronal de cajas.

 

   “No me importa lo que se hace con los cadáveres sino cómo nos aseguramos de que los vivos no enfermen y mueran”, aseveró Quintás, a favor de que las entidades objeto de medidas públicas para fortalecer su solvencia “ya sean solventes”, pero cuenten con una “solvencia baja” que les haga rechazar dar créditos a determinados proyectos viables.

 

   Quintás precisó que el aumento de la solvencia de las entidades financieras se puede conseguir por diversos caminos y no sólo a través de la inyecciones de dinero público, y apuntó a lo que se hizo en Suecia y Finlandia cuando se detectó la existencia de bancos con solvencia baja.

 

   “Una cosa que se podría hacer en España es avalar deuda con valor de capital. En estos momentos no solo está cerrado el mercado de deuda sino también el de ‘equity’ para lo que no tenemos ningún aval del Estado”, sostuvo Quintás. Se trataría de extender el aval público a activos representativos del capital, tanto de ‘Tier 1’ como de ‘Tier 2’ indicó.

 

   Al término de su comparecencia, Quintás explicó a los periodistas que las participaciones preferentes (Tier 1) o subordinadas (Tier 2) que integran el capital de las entidades financieras encuentran más dificultades para colocarse en el mercado que la deuda pública ordinaria.

 

   “El Estado avala la deuda pública, pero esto no es capital, por lo que una entidad que quiera reforzar su solvencia, que ahora es lo conveniente, no le sirve eso”, dijo. “Creo que sería una solución para muchísimas entidades”, agregó. “No es que tengas problemas para funcionar, es que estás en la linea” (de concesión de crédito respecto a los niveles de capital) y, si se te va la morosidad, te intervienen”, explicó.

 

   El presidente de la CECA adelantó que la patronal está ultimando “un instrumento” que permita habilitar medidas para las cajas de ahorros en este sentido, y que próximamente se lo presentarán al  vicepresidente segundo y ministro de economía, Pedro Solbes.

 

RECAPITALIZACIONES PUBLICAS.

 

   Sobre las inyecciones de capital público en entidades financieras, Quintás se mostró a favor de que se condicionen a objetivos fijados y controlados, y que sean explícitamente temporales, todo dentro del respeto a las medidas admisibles de la UE.

 

   No obstante, Quintás calificó de “absurdas” las inyecciones multimillonarias de dinero público llevadas a cabo en bancos de Estados Unidos, en los que el Estado no cuenta con presencia en los consejos de administración de dichas entidades y sigue dejando la gestión a “malos gestores”.

 

   Así, insistió ante los diputados de la Comisión de Economía y Hacienda en la necesidad de que las inyecciones de dinero público se condicionen directamente y de forma “férrea” a la consecución de determinados objetivos “fijados y controlados”, sujetos a una transparencia total.

 

   Además, recalcó que diversos gobiernos europeos han intervenido bancos con inyecciones de dinero público “poniendo parches a su solvencia”, pero advirtió de que en realidad, han aprovechado para reestructurarlos de cara a hacer frente al escenario que se abra después de la crisis financiera y económica.

 

GRANDES BANCOS QUE CONTROLAN DECISIONES DE LA UE.

 

   Según Quintás, quebraron las principales entidades financieras de Europa acuciadas por problemas de los que carecía el sistema financiero español, como la existencia de activos ‘tóxicos’ en sus balances. Estos grandes bancos europeos, “han controlado muchas de las decisiones de la UE”, y que “cuando se hayan salvado, esa ventana se va a cerrar, y no dejarán actuar a más países”.

 

   Por esta razón, dijo que una actuación en este sentido debe hacerse “ahora o nunca” y que el escenario en el que tendrán que desenvolverse las entidades será distinto en el futuro, por lo que es necesaria una reestructuración. “Nosotros somos los más eficientes de Europa, pero puede ser que si no nos reestructuramos la reina de la fiesta se convierta en cenicienta”, aseveró.

 

 

 

 

 

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -
Publicidad

CONTENIDOS RELACIONADOS