Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

7 de cada 10 trabajadores considera optimo realizar un 40% de su jornada laboral a distancia

Al establecer el formato de trabajo híbrido, las empresas han visto la necesidad de crear una cultura del engagement con los empleados.

“La productividad y la eficiencia de los empleados se incrementará si se fomentan las actividades de participación de los empleados”, asegura Rudolf Rannegger, director general adjunto de MCI Spain & Portugal.

La pandemia obligó a muchas empresas a adoptar un modelo de teletrabajo debido a las restricciones de movilidad. Ahora, los españoles se han acostumbrado tanto que 7 de cada 10 trabajadores considera optimo realizar un 40% de su jornada laboral a distancia, según el estudio Resetting Normal: Redefiniendo la nueva era del trabajo, publicado por Adecco. Un 48% de los participantes en el estudio cree que su empresa acabará implementando este sistema, y el 77% de los participantes afirman que el modelo de trabajo ideal después de la pandemia es aquel que combina el trabajo a distancia con el trabajo presencial. Aun así, el 23% restante tiene reparos a la hora de volver a la oficina.

A raíz del trabajo a distancia las empresas han notado una desconexión entre los empleados y la empresa. Pese a que una gran cantidad de trabajadores continúan con el formato del teletrabajo, desde principios de septiembre, muchos han empezado a regresar puntualmente a las oficinas.

Ahora que se empieza a establecer el formato de trabajo híbrido, las empresas han visto la necesidad de crear una cultura del engagement con los empleados “Para todos, la vuelta a la oficina, sobre todo si es repentina a tiempo completo, supone un nuevo cambio de rutina, una reorganización de la vida cotidiana y la readaptación a un nuevo entorno. Por eso, las empresas necesitan crear engagement con tres tipos de empleados distintos: los que quieren volver a tiempo completo a trabajar presencialmente, los que no desean volver a la oficina y los que prefieren la flexibilidad que les puede ofrecer el trabajo híbrido” explica Rudolf Rannegger, director general adjunto de MCI Spain & Portugal.

La importancia de implementar la cultura del engagement

Desde el inicio de la pandemia, la falta de un ambiente agradable, donde los trabajadores puedan hablar, reír y mostrarse apoyo, ha provocado, mayoritariamente, que la socialización y motivación de las plantillas disminuya notablemente. Por este mismo motivo las empresas necesitan invertir en la salud mental y emocional de sus trabajadores. Para conseguirlo, deben mantener una colaboración estrecha entre compañeros, intentando evitar la sensación de aislamiento y mantener un buen nivel de productividad.

La cultura del engagement es imprescindible para conseguir una plantilla comprometida, motivada y que se esfuerce por dar lo mejor de sí, sobre todo ahora que los trabajadores se están adaptando al trabajo híbrido. “La participación de los empleados de Recursos Humanos en estas acciones garantiza que la fuerza laboral de una empresa esté

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad