Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

Los lunes al sol: Fiscalidad y viviendas en régimen de alquiler.

Lunes 2 de febrero de 2009

Una de las reivindicaciones clásicas y sempiternas de los promotores españoles ha sido la mejora de la fiscalidad de las operaciones relacionadas con la vivienda y el suelo. No solo desde ASPRIMA o ACPE sino desde el sector bancario, invitado forzoso actual, se empieza a oír dicha reivindicación como un salmo repetitivo de la liturgia de viernes santo entonado por los monjes de Santo Domingo de Silos.

Ahora promotores y banca unidos “a la limón” piden mejoras de la fiscalidad de la vivienda para intentar reanimar al mercado que se encuentra en estos momentos en estado de shock. Y es que, aunque se apliquen descuentos monumentales no se vende ni una vivienda, ni clientes solventes con liquidez, ni inversores quieren saber nada que esté relacionado con el mercado residencial. Ante esta cruda realidad, promotores y banca hacen frente común para luchar por una mejora de la fiscalidad de la vivienda y manos a la obra en UTE van a presionar al Ejecutivo para que conseguir mejoras que reanimen el mercado.
El primer frente abierto de esta lucha es la supresión del gravamen del impuesto sobre el patrimonio regulada mediante la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, por la que se suprime el gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio, se generaliza el sistema de devolución mensual en el Impuesto sobre el Valor Añadido, y se introducen otras modificaciones en la normativa tributaria. (BOE de 25 de diciembre de 2008). En la Disposición Adicional Primera, el Gobierno se compromete a presentar en un plazo de 3 meses un plan de medidas para incentivar la promoción de viviendas para destinarlas al arrendamiento con opción de compra.

Otro de los frentes, quizás el más importante, es la pretensión de rebaja del 16% al 7% del IVA que se aplica al alquiler de vivienda con opción de compra, equiparándolo a la compra de viviendas nuevas. Muy relacionado con lo anterior, otra de las pretensiones es mejorar el trato fiscal del inquilino, pudiéndose desgravar todos los importes satisfechos en concepto de alquiler, aspecto que Hacienda no esta dispuesta a regular por el momento.

Por último, y con motivo de la publicación del proyecto de Ley que regulará las SOCIMI (REIT o Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) por parte del sector inmobiliario, recordemos banca y promotores, se pide mejorar el marco fiscal. Si bien con el texto actual en la mano este tipo de sociedades se les permite aflorar y beneficiarse fiscalmente de parte de la inversión inmobiliaria, no pueden llegar a tener el efecto dinamizador deseado, puesto que ahora no se contempla la obligación de invertir en viviendas en alquiler, sino que más bien potencian la inversión en otro tipo de activos inmobiliarios. A esto hay que añadir que dichas sociedades no pueden tener un endeudamiento mayor al 60% del valor contable de sus propiedades con lo que se puede enfriar dicha medida. A mi juicio, sería más conveniente desde luego, rebajar el tipo impositivo del impuesto de sociedades y diferir el pago de impuestos sobre las plusvalías generadas con la incorporación de los activos.

En conclusión, si en España no se vende una vivienda, habrá que mejorar el régimen fiscal para que promotores y banca se decidan a poner sus activos en arrendamiento, de lo contrario el Gobierno adoptaría medidas que son “como agua para chocolate”.

Miguel Ángel García Rosado
Abogado experto Derecho Inmobiliario.

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad