Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosAnfac prevé una caída...

Anfac prevé una caída de las ventas de coches del 10% en 2009 y dice que la situación es “desesperada”

MADRID, 1 Dic.    La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) pronostica que las ventas de turismos y todoterrenos registrarán un descenso el próximo año del 10%, avanzó hoy a Europa Press la directora económica de la organización, Aránzazu Mur.

   Según Mur, el próximo ejercicio tendrá previsiblemente un primer semestre “malísimo”, mientras que en la segunda mitad del año debería empezar a mejorar algo la situación del mercado, si bien, a su juicio, todo está condicionado a la evolución de la coyuntura económica.

   La responsable económica de Anfac calificó de “desesperada” la situación del mercado, al tiempo que advirtió de que el comportamiento de las matriculaciones de automóviles en diciembre “no será mejor que en noviembre”.

   Así, espera que el año concluya con un mal dato en diciembre, pues a los factores genéricos como la caída de la confianza del consumidor, la menor renta disponible de las familias o las restricciones al crédito, se suma la subida “artificial” registrada en diciembre de 2007 como consecuencia de los cambios introducidos en el impuesto de matriculación.

   Aunque la patronal de fabricantes da por descontado que la caída del mercado automovilístico en 2008 será superior al 25% pronosticado por Anfac, no ha considerado “apropiado” revisar nuevamente la previsión cuando sólo falta un mes para el cierre del ejercicio.

   Ante el desplome de ventas que sufre el mercado, Aránzazu Mur consideró “fundamental” implementar “lo más rápido posible” las medidas aprobadas por el Gobierno para el sector del automóvil, que alcanzan un importe de 800 millones de euros.

   Por último, pronosticó que el Plan VIVE, al que calificó de “muy bien diseñado” en su segunda versión, no tendrá efectos inmediatos sobre las ventas, y pronosticó que “no tendrá el efecto que debería” hasta que no se resuelva el problema de la restricción del crédito.

 

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad