Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosComo todos los años...

Como todos los años llega el otoño

Este otoño será diferente; las hojas caerán igual , pero además de hojas caerán árboles.

Es cierto, caen árboles, árboles como Fadesa, como    Astroc y esta semana como Tremon.

Cuando caen estos árboles nadie piensa en las raíces, nadie piensa en la savia que los nutria, es decir personas, que unas arriesgando su dinero y otras trabajando en los proyectos ponían todo su interés para hacer que esas Compañías fueran cada vez mas grandes y porque no decirlo cada vez mas rentables. Eso hacia tener cada vez mas puestos de trabajo y naturalmente mas riqueza.

Decía Keyness que la riqueza trae trabajo y este a su vez trae riqueza.

Mi pregunta es; que pasara el próximo otoño cuando no existan los árboles que este año están muriendo. Es que nadie piensa que no se podrán recoger las hojas, es que nadie piensa en que esto será un desierto, donde el sol lo mate todo.

No quisiera crear alarmismo, pero mi pregunta es; cuantos árboles tienen que caer para que el Gobierno Español cree medidas de rescate para las empresas, como las creo para la banca.

Porque una empresa inmobiliaria no puede acudir a una subasta de dinero igual que una entidad financiera. Porque no tiene ficha bancaria, porque no tiene red de oficinas…, porque.

Estoy seguro que n nuestras empresas inmobiliarias si que dirían sus nombres al pasar por la ventanilla para recoger su dinero, avalado por el Estado (que es lo mismo que decir que es avalado por todos).

Es que ser accionista de una empresa inmobiliaria es diferente de ser accionista de una entidad financiera.

Quizá sea que hay accionistas de primera y accionistas de segunda.

Es que ser cliente de una empresa inmobiliaria y tener comprado un piso (ó una entrega a cuenta del mismo), es diferente de tener ese mismo dinero en una cuenta corriente de una entidad financiera.

En fin, no quiero decir que será el ultimo otoño pero de verdad siento pena por los árboles que se caen y pena también por los que todavía quedan en pie.

 

 

Carlos Portela

Economista.

IESE. Universidad de Navarra.

cportelaes@gmail.com

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad