Wednesday, 6 July 2022
Publicidad

Actualidad y Noticias del Mercado Inmobiliario

HomeEconomía y NegociosSol Meliá registró un...

Sol Meliá registró un beneficio neto de 80 millones de euros hasta septiembre, un 41,7% menos

MADRID, 11 Nov. Sol Meliá obtuvo un beneficio neto de 80 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone una caída del 41,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy el grupo hotelero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

   Los ingresos alcanzaron los 991,7 millones de euros, lo que representa un descenso del 3%, respecto a los 1.022,1 millones de euros que facturó entre enero y septiembre de 2007. La cadena hotelera situó su beneficio neto de explotación (Ebit) en 147,6 millones de euros, un 23,4% menos que en los mismos meses del año anterior.

   El resultado de explotación antes de alquileres y amortizaciones (Ebitdar) fue de 280 millones de euros, un 13,2% inferior al del año anterior, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 220,8 millones de euros, un 18,6% menos.

   La hotelera de la familia Escarrer consideró que sus resultados hasta septiembre se explican fundamentalmente por “la floja temporada de verano en España”, especialmente en las Islas Baleares, donde el RevPar –ingreso por habitación disponible– disminuyó un 9,3%.

   A esto hay que añadir la caída “considerable” de las reservas de los mercados emisores británico y español ante la disminución del consumo, el declive económico y el efecto de los tipos de cambio –tanto del dólar como de la libra–, así como la depreciación de la libra esterlina en un 14%.

   El covicepresidente y consejero delegado de Sol Meliá, Sebastián Escarrer, recordó que “en el último informe financiero el grupo ya pronosticó que diversos factores impactarían en el negocio, a los que hay que añadir algunas dificultades relacionadas con las quiebras de los principales operadores turísticos en Reino Unido y los problemas en el sector de las aerolíneas”.

   Asimismo, Sol Meliá destacó que la ausencia de plusvalías por venta de activos ante las restricciones para obtener financiación, frente a los 23,1 millones de euros obtenidos en el mismo periodo de 2007, también afectaron a los principales mercados emisores de la cadena.

   La cadena hotelera puntualizó que descontando las plusvalías por rotación de activos y los tipos de cambio, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) y el beneficio neto atribuible disminuyeron un 9,3% y 20,7%, respectivamente.

   “Excluyendo el efecto del tipo de cambio, el RevPar de la marca ‘Premium’ aumentó durante los nueve primeros meses un 4,6% gracias a los hoteles del Caribe; los establecimientos de la marca ‘Meliá’ incrementaron su RevPar un 2,0% ante la buena evolución del mercado en Latinoamérica y en las ciudades europeas, mientras que los ingresos totales hoteleros aumentaron un 2,6%”, destacó Sol Meliá.

DESCENSOS EN TODAS LAS MARCAS

   Por marcas, Sol registró un recorte del 5,1% del RevPar debido al descenso del 6,1% del nivel de ocupación. Las marcas ‘Premium’ registraron una caída del RevPar del 4,4% pero la compañía pronosticó un “buen” nivel de reservas en Cancún y República Dominicana, así como significativos niveles de reservas de última hora.

   En cuanto a la marca ‘Meliá’, el RevPar descendió un 1,3%, cifra que se acentúa en los hoteles urbanos hasta un 3% debido a la general desaceleración económica. La marca ‘Tryp’ registró una caída del 2,3% a causa del descenso de un 4,4% en la ocupación.

   Concretamente en España, ‘Tryp’ cayó un 3,2%, debido sobre todo al comportamiento de los establecimientos en Baleares (-7,3%), Barcelona (-5,5%) y Madrid (-3,7%), pero las cifras negativas fueron en parte compensadas por el buen comportamiento de los hoteles de esta marca en Alemania y Francia.

PERSPECTIVAS PARA 2009

  A la vista de estos datos, la compañía hotelera prevé que en 2009 se verá afectada por la ralentización del consumo en el mercado de viajes y por la consolidación de los principales grupos de distribución.

  No obstante, considera que estos efectos serán “parcialmente compensados” por la depreciación del euro y por unos comparables más fáciles a lo largo de la segunda mitad del año.

  Precisamente para suavizar este impacto, Sol Meliá recordó que ha implementado una serie de medidas, como “la flexibilidad de las ventas, la focalización clara en la retribución a los distribuidores basada en alianzas estratégicas con socios, la eficencia de los costes y la reducción del ‘cápex'”.

  Teniendo en cuenta el actual entorno económico, la cadena mantiene “una postura conservadora” con respecto a lo que puede suceder durante los próximos 13 a 14 meses. En el mediano a largo plazo, Sol Meliá previsiblemente se beneficiará de su positiva situación financiera.

   Sol Meliá informó de que durante el primer trimestre del año firmó acuerdos para la futura incorporación de tres hoteles ‘Melia Madeira’ (Portugal), en régimen de franquicia, ‘Tryp Berlin Mitte’ (Alemania) y ‘Gran Melia Creta’ (Grecia), también en gestión. Con los convenios firmados, incorporará en los próximos años 4.389 habitaciones, de las cuales 3.567, el 81%, se explotarán bajo régimen de gestión y franquicia y un 19% en alquiler.

CAEN LOS VIAJES DE NEGOCIOS.

   Sol Meliá señaló que el cuatro trimestre del año se está viendo afectado “negativamente por la disminución de los viajes de negocios”, de forma que durante el mes de septiembre el ingreso por habitación disponible disminuyó un 5,8% en el segmento urbano del mercado europeo, tendencia que espera que continúe en las ciudades durante el último cuatrimestre del año.

   En cuanto al mercado en Latinoamérica, la cadena prevé que, a pesar del buen nivel de reservas alcanzado en la República Dominicana, “la ralentización progresiva de la demanda de los mercados emisores estadounidenses y mexicano, junto con las reservas de última hora podría afectar a la rentabilidad de la gestión en la región”.

  

- Publicidad -

CONTENIDOS DE PORTADA

- Publicidad -

CONTENIDOS RELACIONADOS

Publicidad